Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

The rain did not deter black Americans determined to register to vote in Selma, Ala., Feb. 17, 1965.
AP Photo
Ciudadanía

8 momentos en las votaciones que cambiaron la historia de Estados Unidos

¿Por qué es importante para los Global Citizens?
El derecho al voto es crucial para mantener una democracia justa y debe garantizarse para todos los ciudadanos. Naciones Unidas insta a los países a salvaguardar este derecho con el propósito de crear instituciones inclusivas, eficaces y responsables en todos los niveles. Únete a Global Citizen y toma acciones aquí


Estados Unidos aún tiene mucho que recorrer para asegurar que los derechos al voto se lleven a cabo de manera universal. Sin embargo, aun así vale la pena conocer las formas en las cuales los activistas han luchado para ampliar y proteger el derecho al voto contra pronósticos arrolladores en los últimos dos siglos.

A continuación presentamos una mirada a algunos de los sucesos formidables en la historia estadounidense que condujeron a contar con derechos al voto más equitativos en todo el país. 

1. El primer paso hacia una representación equitativa 
African-Americans-Voting-Rights-Registering-To-Vote-002.jpgAfrican Americans register to vote as South Carolina Democrats in Charleston, S.C., July 17, 1948
Image: AP Photo

Ratificada en 1870,  la Decimoquinta Enmienda decretó que la negación al voto basándose en la raza era inconstitucional. Éste fue uno de los primeros pasos para alcanzar la equidad racial en la representación. 

Antes de 1870, los hombres y las mujeres afrodescendientes eran legal y explícitamente considerados inferiores en relación a los blancos. Cuando la esclavitud aún era legal, contaban como tres quintos de una persona, un concepto que tenía la intención de distorsionar la representación, la votación y el impuesto en todo el país.

La Decimoquinta Enmienda condujo a beneficios inmediatos en la representación política de las comunidades de afrodescendientes; sin embargo, un retroceso vicioso conformó las bases para las leyes Jim Crow que privaron del voto a los votantes afrodescendientes a finales del siglo XX. 

2. Una victoria para las Sufragistas

Suffragettes-Womens-Voting-Rights-United-States.jpgTrixie Friganza, an actress and suffragist, is pictured with other women's suffrage leaders in New York.
Image: George Grantham Bain Collection/Library of Congress

2020 marca el centenario de la Decimonovena Enmienda, que decretó inconstitucional la negación del derecho al voto basándose en el género. Esta decisión llegó después de décadas de campaña por el derecho de las mujeres al voto realizada por sufragistas veteranas como Lucy Stone, Ida B. Wells y Alice Paul.

En teoría, la Decimonovena Enmienda parecía otorgar a todas las mujeres el derecho al voto. Pero en realidad, las mujeres de color continuaron enfrentando discriminación en las urnas. En particular, las mujeres negras que vivían en estados con segregación racial conforme a las leyes Jim Crow fueron excluidas de la Decimonovena Enmienda. Mientras tanto, las mujeres nativas de Norteamérica no eran consideradas ciudadanas estadounidenses y no pudieron votar hasta 1924. En algunos estados, hasta muchos años después.

Historias relacionadas 27 de Agosto de 2020 Los 3 requisitos básicos para votar en Estados Unidos
3. Los derechos al voto de los nativos de Norteamérica en Arizona y Nuevo México

Native-Americans-Voting-Rights-Arizona.jpgFour young Hopi women are photographed circa 1906. The Hopi are a Native American tribe who primarily live in northeastern Arizona
Image: Edward S. Curtis Collection/Library of Congress

Aunque se les otorgó la ciudadanía a los nativos de Norteamérica en 1924, los privilegios de ciudadano, como votar, eran regidos por los estados. Esto permitió a ciertos estados incluyendo Arizona y Nuevo México, privar del voto a los nativos norteamericanos hasta mediados del siglo XX. 

En 1948, la Suprema Corte de Arizona finalmente otorgó el derecho al voto a los nativos de Norteamérica. En su discurso donde anunciaba la decisión, el juez Levi Udall afirmó: “Siempre ha sido una de las grandes responsabilidades de las cortes supremas proteger los derechos civiles de los estadounidenses sin importar la raza o la nacionalidad, contra la usurpación”. Nuevo México siguió la demanda el mismo año gracias al activista Miguel Trujillo que presionó por el caso ante la corte. 

Sin embargo, hasta el presente, los nativos norteamericanos que viven en reservaciones enfrentan obstáculos para votar. Muchos deben viajar largas distancias para llegar al centro de votación más cercano y otros deben hacerle frente a ciertas restricciones para comprobar la legitimidad de sus direcciones.

4. “Nadie es demasiado pobre para no votar”

Antes de la Vigésima cuarta Enmienda, algunos estados aplicaron un impuesto al voto en las elecciones federales. Si bien cada votante debía pagar, la política por lo regular era increíblemente discriminatoria contra los votantes negros, hispanos y nativos norteamericanos, al igual que otros ciudadanos que vivían en la pobreza. Esto cambió en  1964 cuando la Vigésima cuarta Enmienda consideró al impuesto sobre el voto inconstitucional y votar pasó de ser un lujo a un derecho para todas las mujeres y los hombres mayores de 21 años..

“Ahora no puede haber nadie demasiado pobre para no votar”, afirmó el expresidente de Estados Unidos Lyndon B. Johnson. “Ya no existe un impuesto sobre sus derechos. Ahora el único enemigo al voto al que debemos hacerle frente es la indiferencia. Un gran número de ciudadanos tratan a la ligera lo que otras personas en otras latitudes defenderían con la vida”.   

5. Ley de los derechos al voto de 1965
LBJ-Voting-Rights-Act-United-States.jpgU.S. President Lyndon B. Johnson signs the Voting Rights Act of 1965 in a ceremony in the President's Room near the Senate chambers in Washington, D.C., Aug. 6, 1965
Image: AP Photo

A pesar de las decisiones históricas que ampliaron los derechos al voto para las minorías y las mujeres, algunos estados continuaron suprimiendo los votos de los estadounidenses afrodescendientes y otros grupos marginalizados a través de impuestos sobre el voto, pruebas de analfabetismo y violencia directa.

La Ley de los derechos al voto de 1965 fue una victoria importante de los derechos civiles que volvió ilegales estas restricciones a nivel estado. El impacto fue inmediato. Para 1966, un cuarto de millón de nuevos votantes negros se había registrado, y para 1967, solo cuatro de 13 estados sureños tenían menos de la mitad de estadounidenses negros registrados para votar.

Actualmente, la ley existe para proteger el derecho al voto de la gente de color y los hablantes de lenguas que no sean inglés. Sin embargo, una parte clave de ésta fue afectada por la Suprema Corte en 2013, la cual permite a los estados cambiar sus leyes electorales sin aprobación federal previa. Desde entonces, más de 25 estados han promulgado restricciones para votar, incluyendo leyes de identificación para los nuevos votantes, restricciones de registro y purgas de votantes. 

6. “La edad suficiente para pelear, la edad suficiente para votar”

“La edad suficiente para pelear, la edad suficiente para votar” se convirtió en el eslogan común del movimiento a los derechos al voto de la juventud, que resultó en la Vigésima Sexta Enmienda. Los activistas argumentaron que si tener 18 años de edad era suficiente para ser reclutado para pelear en la guerra, debería permitírsele a los jóvenes votar. En 1971, los legisladores estuvieron de acuerdo y aprobaron la enmienda que bajó la edad legal para votar de 21 a 18 años en todo el país. De esta manera, para algunos de ustedes votantes jóvenes, ésta es la razón por la cual podrán participar en las elecciones presidenciales de 2020.

Dato divertido: la Vigésima Sexta Enmienda fue la más rápida en ser ratificada en toda la historia por el Congreso, siendo aprobada en tan solo 100 días.

7. “Su Voto es Su Voz”
Latino-Hispanic-VotersSouthwest Voter Registration Education Project-Election-2020.jpgAntonio Gonzalez, president of the Southwest Voter Registration Education Project, works in his office in Los Angeles' Boyle Heights district, July 15, 2004
Image: Nick Ut/AP

Willie Velásquez y un grupo de compañeros activistas políticos mexicano-estadounidenses fundaron el Proyecto de Educación y Registro de Votantes del Suroeste (SVREP por sus siglas en inglés) en 1974, que pasó a ser la primera organización apartidista de participación de votantes latina más grande de Estados Unidos. 

Bajo el lema “Su voto es su voz”, la organización ha ayudado a incrementar el voto latino de 2.1 millones en sus inicios a 15.5 millones en la actualidad. También ha luchado por  los derechos al voto de los nativos norteamericanos, los afrodescendientes y otros grupos marginados. 

8. Ley para los Estadounidenses con Discapacidades 
ADA-Americans-Disabilities-Voting-Rights-Election-2020.jpgDeborah Muldrow, who could not enter the polling place due to a physical disability, receives assistance from poll manager Adrain Roman, left, as she votes curbside for the South Carolina Democratic primary in Sumter, S.C., Feb. 27, 2016.
Image: Gerald Herbert/AP

2020 marca el Trigésimo Aniversario de la Ley para los Estadounidenses con Discapacidades (ADA por sus siglas en inglés), la cual se asegura de que las zonas de votación eliminen las barreras para las personas con discapacidades. Las normas incluyen requerimientos para estacionamiento, rampas y elevadores, al igual que la selección de centros de votación y registro para votantes. 

En Estados Unidos, 61 millones de adultos viven con una discapacidad, lo que los convierte en el grupo minoritario más grande del país. Pero a pesar de la ADA, las barreras continúan siendo comunes para las personas con discapacidades. En las elecciones de 2016, dos tercios de 137 espacios para ejercer el voto inspeccionados ese año tenían por lo menos un impedimento para la gente con discapacidades.


Cada uno de estos logros constituye un momento decisivo en la historia de los derechos al voto de Estados Unidos. Sin embargo, las barreras para votar no han desaparecido para los ciudadanos estadounidenses, en especial para las poblaciones que enfrentan discriminación, incluyendo los estadounidenses afrodescendientes, los nativos y la gente con discapacidades.

La Voting Rights Advancement Act de 2017 es uno de los esfuerzos más recientes para eliminar estas barreras y garantizar derechos al voto equitativos para todos. La propuesta de ley ya ha sido aprobada en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, pero se trabó en el Senado. 

En respuesta a la muerte del congresista John Lewis en julio, sus aliados actualmente están redirigiendo la atención a la ley como una manera de honrar al fallecido activista de derechos civiles. En las palabras de Lewis: “Lo he dicho antes y lo diré otra vez. El voto es preciado. Es casi sagrado. Es la herramienta más poderosa y libre de violencia que tenemos en una democracia”.


Nota del editor: Este artículo fue publicado originalmente el 6 de octubre de 2016 y ha sido actualizado.

Traducción: Adam Critchley