Esta semana, la Asamblea General de la ONU reúne a los 193 países miembros para abordar los problemas más acuciantes del mundo, con el cambio climático a la cabeza de la lista. Mientras los líderes mundiales luchan por tomar medidas decisivas para reducir nuestras emisiones globales de gases de efecto invernadero, no podemos evitar preguntarnos cómo serán los próximos años en la Tierra.

Opción A: Un paisaje desértico, en el que los cultivos languidecen bajo un calor agobiante y especies enteras de animales mueren una a una hasta que la biodiversidad se vuelve inexistente.

Opción B: El mundo en toda su rica y exuberante gloria, con árboles repartidos por todos los países y lluvias constantes que mantienen nuestros sistemas alimentarios para que todo el mundo tenga suficiente para comer.

¿Qué futuro elegiremos? Esta es la pregunta que plantea el artista estadounidense Will Kurtz, quien colabora con Global Citizen para lanzar una obra de arte en la plaza Time Square de Nueva York esta semana, antes de la celebración de Global Citizen Live, nuestro evento de transmisión global de 24 horas, único en su género, el sábado 25 de septiembre.

En el centro de la jungla de hormigón de Nueva York, los Global Citizens tropezarán con otro tipo de bosque, construido con los objetos que pueblan nuestras vidas. El periódico, el cartón y las bolsas de plástico se convierten en cuatro tipos diferentes de árboles en la visión de Kurtz sobre el futuro del mundo vivo.

Kurtz dijo a Global Citizen que trabajar con materiales hechos por el hombre le parecía una parte natural de su proceso para esta instalación.

"Fui arquitecto paisajista durante 25 años antes de pasarme a la escultura, así que conozco los árboles", explicó Kurtz. "Y me gusta mucho el medio ambiente, así que cada vez que puedo reciclar algo, es muy importante para mí. Los periódicos, hay muchos residuos. Si puedo coger algunos de esos residuos y convertirlos en arte, me encanta hacerlo".

reforest-hero.jpgArtist Will Kurtz created several different representations of tree varieties from recycled materials for the 'What Future Will We Choose?' installation art piece.

Los espectadores que se acerquen a la obra de arte público observarán primero varios tocones de árboles (la parte del tronco unida a la raíz cuando es cortado), tallados en cartón para que se asemejen a la textura única de la corteza. En la superficie de estos tocones hay datos alarmantes, como que una cuarta parte de la población mundial depende de los bosques para su subsistencia, y que muchos ecosistemas y especies valiosas se perderán si la temperatura global aumenta 2,9 grados centígrados.

Los tocones no sólo explican las amenazas del cambio climático, también sirven como recordatorio visual del impacto de los humanos en el medio ambiente: sólo en Estados Unidos ya hemos perdido el 75% de los bosques vírgenes del país, y estamos a punto de perder más si no actuamos.

GCL-reforestation-installation-2.jpgFor the pop-up art installation, Kurtz crafted several tree stumps from wooden frames and scraps of cardboard. Global Citizen/Ebis Hernandez

Perder los bosques de nuestro planeta tiene enormes consecuencias. Los esfuerzos de deforestación no sólo limitan la cantidad de dióxido de carbono secuestrado de la atmósfera por los árboles, sino que también han contribuido a la sexta extinción masiva de especies vegetales y animales del planeta. Por si estos datos sobre el cambio climático no fueran suficientes, también tenemos que preocuparnos por la creciente amenaza de la inseguridad alimentaria y las catástrofes naturales, que se cobran más vidas cada año.

Pero en medio de la oleada de ansiedad climática que surge cada vez que se nos presentan las realidades del calentamiento global, Kurtz nos recuerda una de nuestras mayores herramientas en la lucha para defender el planeta: la esperanza.

Dentro de un recinto de tocones de árboles premonitorios, varios árboles permanecen intactos, elaborados con marcos de acero y envueltos en bolsas de plástico y papel periódico. De estas ramas improvisadas cuelgan manojos de hojas de papel, teñidas de púrpura, rosa y verde, que recuerdan a magnolios, abedules blancos, árboles de hoja perenne y robles vivos.

"[La crisis climática] es algo enorme, así que a veces llego a un punto en el que me digo: ¿por qué estoy haciendo arte? Y creo que mucha gente se siente así", compartió Kurtz. "Pero todavía hay esperanza. Conseguí este proyecto y descubrí que puede ayudar a plantar mil millones de árboles, tal vez un billón de árboles, y estoy muy contenta de formar parte de ello".

GCL-reforestation-installation-4.jpgKurtz and his team crafted trees from recycled materials, including newspaper, plastic bags, and cardboard. Global Citizen/Ebis Hernandez

Cuando se publican informes climáticos aparentemente interminables, es natural adormecerse ante la amenaza del cambio climático. Cuando nuestros gobiernos y empresas se preocupan más por greenwashing que por reducir sus emisiones de carbono, es lógico que nos sintamos desesperados.

La belleza del arte es que puede implicarnos en temas importantes presentándolos de una manera nueva, despertando nuestras emociones para que queramos actuar. Pero para que sea eficaz, tenemos que hacer algo de verdad.

GCL-reforestation-installation-1.jpgVisitors to the 'What Future Will We Choose' installation are encouraged to interact with the art piece, take selfies, and scan the QR code to take action on climate change. Global Citizen/Ebis Hernandez

Como uno de los países más ricos del mundo, Estados Unidos tiene la capacidad de reforestar su cobertura arbórea perdida y apoyar las iniciativas de plantación de árboles en todo el mundo. Por eso Global Citizen está incluyendo un código QR en la parte superior de los tocones de los árboles para dirigir a los visitantes a nuestro sitio web, donde pueden exigir que el gobierno de Biden se comprometa a proteger 1.000 millones de árboles a nivel mundial y a plantar 1.000 millones de árboles a nivel nacional para 2030.

En los preparativos del Global Citizen Live del sábado 25 de septiembre, pedimos a la gente de todo el mundo que forme parte de la lucha para defender nuestro planeta.

Aunque la amenaza real e inminente del cambio climático puede hacer que parezca que nuestro futuro está predeterminado, no lo está. La instalación ¿Qué futuro elegiremos? de Kurtz nos muestra que podemos reconocer lo que hemos hecho al mundo que nos rodea, pero también tomar medidas para evitar que se produzcan más pérdidas. Sólo tenemos que empezar.

"Primero vas a ver todos estos tocones, que son muy descarnados, y luego vas a ver estos árboles que son vibrantes y vivos y hermosos", adelantó Kurtz. "Existe este contraste del aterrador cambio climático contra el que no puedes hacer nada, pero espera: tal vez puedas hacer algo. Plantar estos árboles, eso es algo. Quiero que la gente sepa que hay algo".

¿Qué futuro elegiremos? se presentará en Times Square, en Broadway, entre las calles 46 y 47, el miércoles 22 y el jueves 23 de septiembre.


Puedes unirte a la campaña Global Citizen Live para defender el planeta y derrotar a la pobreza tomando acción aquí, y formar parte de un movimiento impulsado por ciudadanos de todo el mundo que están actuando junto con los gobiernos, las empresas y los filántropos para lograr el cambio.

GCL_2021_GLOBAL_ADMAT_BY_CITIES_SEP_21_USE_THIS_ONE.png

Global Citizen Life

Defiende el planeta

¿Qué futuro elegiremos? Instalación artística en Nueva York para apoyar los esfuerzos de reforestación mundial

Por Jaxx Artz