Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Nelson Mandela and Winnie Mandela give black power salutes in the Soweto township of Johannesburg, South Africa, shortly after his release from 27 years in prison on Feb. 13, 1990.
Udo Weitz/AP
Niñas y Mujeres

4 formas en las que Nelson Mandela luchó por los Derechos de las Mujeres

Nelson Mandela estudió en la Facultad de Derecho, protestó en las calles de Johannesburgo, escribió cartas desde la prisión y negoció la paz en los Palacios Presidenciales. Su objetivo estuvo siempre centrado en poner fin al escandaloso sistema del apartheid en Sudáfrica.

Con el tiempo logró desmantelar a la tenaz estructura institucional y legal que canalizó la mayoría de la riqueza, la tierra y las oportunidades del país a una pequeña minoría de afrikáners blancos, la misma que privaba de derechos a la gran mayoría de africanos indígenas.

Pero Mandela sabía que esta victoria no emancipaba por completo al pueblo de Sudáfrica. También tenía claro que todas las formas de opresión están vinculadas y se refuerzan mutuamente, por lo que no se limitó solo a derrocar al apartheid: dedicó el resto de su vida a terminar con la opresión donde sea que haya existido.

Por eso Mandela también trabajó para terminar con la opresión global de las mujeres a través de la aplicación de políticas, como Presidente, y su defensa constante como un ícono de los derechos humanos.

"Mientras las mujeres estén atadas a la pobreza y mientras sean despreciadas, los derechos humanos no tendrán sentido", dijo en un famoso discurso en el Día Mundial de la Mujer en 1996.

"Mientras las formas anticuadas de pensamiento eviten que las mujeres hagan una contribución significativa a la sociedad, el progreso será lento", agregó.

Por eso, en honor al centenario del nacimiento de Mandela, estas son 4 formas en las que luchó por los derechos de las mujeres:

1 / Reconociendo a las mujeres
En muchos de los principales movimientos por los derechos civiles a lo largo de la historia, las contribuciones de las mujeres han sido olvidadas o pasadas por alto. El movimiento de los derechos civiles de los Estados Unidos de la década de 1960, por ejemplo, a menudo fue liderado por mujeres a nivel local, pero sus esfuerzos pasan al olvido por la enérgica mística de figuras como Martin Luther King Jr., Malcolm X entre otros. A medida que avanzan los derechos de las mujeres en Arabia Saudita, casi todo el crédito se lo lleva el Príncipe Heredero Mohammed Bin Salman, mientras que las mujeres activistas reciben poco reconocimiento por su valiente trabajo.

Durante su vida, Nelson Mandela estuvo decidido a dar crédito a quien lo merecía.

Después de convertirse en Presidente en 1994, estableció el Día de la Mujer el 9 de agosto para destacar a las mujeres que lucharon para terminar con el apartheid.

"Hace cuarenta años, una legión de mujeres valientes y decididas se atrevió a darle batalla a los poderosos del apartheid", dijo en el discurso del Día de la Mujer. "Honramos a estas veteranas".

En ese movimiento se encuentran mujeres como Albertina Sisulu, una enfermera que fue una de las líderesde la Liga de Mujeres del Congreso Nacional Africano y quien pasó años en prisión por todas las actividades, teorización y protestas que organizó. Durante los años del apartheid, ella se resistió y ayudó a desarrollar un plan de estudios alternativo para los estudiantes. En 1994, logró dejar de ser opositora para comenzar a servir en el Parlamento.

Helen Joseph fue también una activista blanca que se convirtió en una de las principales oponentes del apartheid durante más de cuatro décadas antes de que fuera desmantelado.

Lilian Masediba Matabane Ngoyi fue una costurera que ascendió a las filas del Congreso Nacional Africano, convirtiéndose en la primera mujer miembro del comité ejecutivo del grupo, con una labor fundamental en el avance de los derechos de las mujeres sudafricanas. En 1956, dirigió una marcha de mujeres en Pretoria para desafiar las leyes discriminatorias contra las mujeres del gobierno del apartheid.

"Las mujeres fueron valientes, persistentes, entusiastas, infatigables y su lucha estableció un estándar para la protesta antigubernamental que nunca fue igualada", escribió Mandela en su biografía.

2 / Las Mujeres al Poder
En 1990, las mujeres representaban el 10% de los puestos legislativos en el mundo, según la ONU, y en Sudáfrica, las mujeres ocupaban apenas el 2,7% de los puestos.

Cuando Mandela llegó al poder en 1994 junto con el avance de derechos civiles, el número de mujeres en el gobierno aumentó rápidamente en un 27%, gracias en parte a su trabajo de promoción y su empoderamiento de las mujeres en el Congreso Nacional Africano.

Frene Ginwala también se elevó a la posición más alta en el parlamento convirtiéndose en vocera. Estas elecciones ayudaron a marcar el comienzo de una mayor igualdad de género en todo el país y una mayor aplicación de las leyes.



3 / Promoción de los derechos de las mujeres en todo el mundo
En 1979, la ONU ratificó la Convención de las Naciones Unidas para poner fin a todas las formas de discriminación contra la mujer, pero no fue hasta que Mandela asumió el cargo en 1995 que el tratado tomó estado de derecho en Sudáfrica.

Entre otras cosas, el documento pionero "afirma los derechos reproductivos de las mujeres y apunta a la cultura y la tradición como fuerzas influyentes que dan forma a los roles de género y las relaciones familiares. Afirma los derechos de las mujeres a adquirir, cambiar o conservar su nacionalidad y la nacionalidad de sus hijos. Los Estados partes también acuerdan adoptar medidas apropiadas contra todas las formas de trata de mujeres y explotación de la mujer ".

4 / Leyes para todas

Mandela entendió que la solidaridad no es suficiente para lograr la igualdad de género. Es por eso que una vez en el poder luchó de inmediato por leyes que podrían proteger y abrir oportunidades para las mujeres.

Mandela también amplió el acceso de las mujeres a los servicios sociales mediante la instauración de la atención prenatal y postnatal gratuita para madres en el sistema de salud pública, así como la atención médica gratuita a niños hasta los seis años de edad.

Quizás lo más importante es que consagró los derechos de las mujeres en la constitución del país en 1996, según CNN, y criminalizó la discriminación contra las mujeres.

Este líder de los derechos civiles también denunció con frecuencia la agresión sexual, según Jezebel, de una forma similar a la que hoy lo hace el movimiento #MeToo ya extendido por todo el mundo.