Cuando analizas la historia de la crisis climática, no puedes evitar sacudir la cabeza. No es un problema nuevo: el mundo ha tenido demasiadas oportunidades para prevenir los infiernos de bolas de fuego y nubes de cenizas que actualmente estamos presenciando en Turquía, Grecia, China y Estados Unidos.

Desde los primeros científicos en advertir al entonces presidente de Estados Unidos, Lyndon Johnson, sobre el incremento en las temperaturas en 1965, hasta el tratado internacional deficiente inaugural de 1997 donde los gobiernos por primera vez se comprometían a reducir los gases de invernadero, las oportunidades para actuar antes han malcriado a los líderes. Con mucha frecuencia, momentos como éstos han sido indebidamente desperdiciado.

Así que, ¿qué diferenciará a la COP26? La cumbre climática coorganizada en Glasgow por los gobiernos británico e italiano en noviembre se considera una de las últimas oportunidades de la humanidad para frenar el calentamiento global. Pero, ¿por qué es diferente a las cumbres anteriores? Y, ¿por qué todos siguen diciendo que es tan importante?

La cumbre ha sido aclamada como el evento climático más importante desde el Acuerdo de París en la COP21 en 2015, el tratado histórico firmado por 196 países que acordó limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2 grados centígrados comparado a los niveles preindustriales, aunque preferible por debajo de los 1.5 grados.

El momento no podría ser más crucial. A continuación presentamos lo que necesitas saber sobre la COP26 y por qué la cumbre es un momento que el mundo sencillamente no puede darse el lujo de perder.

3 hechos clave sobre la COP26

  • Podrían asistir hasta más de 200 líderes mundiales y 36,000 delegados aproximadamente.
  • El objetivo clave de la COP26 es mantener al alcance un limite de incremento de temperatura de 1.5 grados centígrados; de lo contrario, las consecuencias ecológicas serían catastróficas
  • Solo quedan nueve años para frenar las consecuencias peores de la crisis climática antes de que la destrucción se vuelva irreversible  

¿Qué es la COP26?

Es una cumbre climática anual convocada por la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC por sus siglas en inglés), un organismo del clima de Naciones Unidas. 

COP significa de las partes; es decir, una reunión de países, y 2021 será la 26ª vez que acontezca. De ahí: COP26.

Los países en las regiones globales rotatorias se turnan para organizar la cumbre. En esta ocasión, el Reino Unido e Italia se asociaron para ganar la candidatura. Lo que significa que de manera oficial sean conocidos como los Presidentes de la COP y que tomen responsabilidades para fungir como anfitriones del evento. En esta ocasión, se celebrará en Glasgow, Escocia, después de haber sido retrasada, de noviembre de 2020, a causa de la pandemia del COVID-19.

La COP26 durará 12 días, a partir del 31 de octubre al 12 de noviembre. Algunas de las conversaciones clave serán en torno a los objetivos de las cero emisiones netas de carbono, las políticas para ayudar a las comunidades vulnerables a adaptarse a las consecuencias de la crisis climática y cómo costear todo esto.

¿Por qué es tan importante la oportunidad de la COP26?

El 9 de agosto, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) publicó un informe histórico, una “señal de advertencia para la humanidad”, el cual confirmó que sin reducciones drásticas en las emisiones de carbono esta década, los incrementos de temperatura por encima de los 1.5 grados serán inevitables e irreversibles. Actualmente, el planeta está 1.1 grados más caliente de lo que estaba entre 1850 y 1900.

Fue una clara advertencia de lo que podría pasar si la COP26 no logra alcanzar los compromisos serios que se requieren para la acción radical. La COP26 también es de importancia específica como la quinta cumbre desde el Acuerdo de París, que según el tratado, significa que los países deben acudir con su Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDCs por sus siglas en inglés) actualizada.

Lo anterior básicamente se refiere a los compromisos que un país hace para reducir sus emisiones de carbono. Cada cinco años, los firmantes del Acuerdo de París deben presentar planes actualizados con el nivel más alto de ambición posible. La COP26 se trata de ese objetivo próximo. Para comprender mejor por qué las NDCs son tan  importantes, dirígete aquí.

La pandemia del COVID-19 también le otorgó al mundo una oportunidad única y peculiar. Las medidas de confinamiento para contener el virus resultaron en la recesión global más grande desde la Segunda Guerra Mundial, y algunos países se preparan para luchar con niveles históricos de gasto público que buscan encarrilar sus economías. Ese gasto puede reconocer la crisis climática a través de la inversión verde o puede ser utilizado para regresar a lo habitual.

¿Sacarán ventaja de esta oportunidad los líderes en la COP26? Solo el tiempo lo dirá.

¿Qué desean los activistas que suceda en la COP26?

Muchas activistas exhortan a lo mismo: que los países se comprometan verdaderamente al movimiento ambiental global conocido como un Green New Deal.

Lo anterior puede significar diferentes matices para los diversos países, pero hay algunos temas comunes: una transformación social completa que descarbonice la economía con un enfoque en los trabajos verdes y la justicia climática global.

Si cada país rico cumpliera con esto, el panorama internacional sería completamente diferente. Pero con muchos gobiernos adoptando el lenguaje de lo radical, como hablar de una Revolución Industrial Verde, es importante verificar las políticas. No todas las revoluciones verdes se crean de la misma manera.

Mientras tanto, la Climate Coalition —el grupo de gente más grande de Gran Bretaña dedicado a la acción contra el cambio climático, al cual pertenece Global Citizen— ha presentado un plan de acción de peticiones para el gobierno del Reino Unido antes de la COP26 que se enfoca en la mitigación, adaptación y la atención de pérdidas irreversibles.

Lo que significa exhortar a un liderazgo que cierre la brecha en 1.5 grados centígrados, atender el daño ya causado, incrementar el financiamiento climático para ayudar a los países más pobres a adaptarse, apoyar una transición justa a la energía verde, entre otras cosas.

“La COP26 es un acontecimiento crítico en la historia”, afirmó Marie Rumsby, la directora de país en el Reino Unido de Global Citizen. “Podría tratarse de un momento decisivo. Pero sin compromisos radicales para reducir las emisiones y garantizar la justicia climática —más ambiciosos de los que hemos visto antes— el mundo no lo logrará. Se está acabando el tiempo para evitar las consecuencias más catastróficas de la crisis climática”.

¿Cómo están mostrando liderazgo los países?

En esta coyuntura quizás es útil dividir la respuesta en qué están haciendo los países actualmente y qué países están diciendo que van a hacer algo.

Por ejemplo, el Reino Unido. En teoría, los anfitriones de la COP26 tienen objetivos climáticos de primer orden mundial: Fue el primer país en el mundo que fijo un objetivo jurídicamente obligatorio para lograr las cero emisiones netas de carbono para 2050; y en diciembre incrementó su ambición en cuanto a las reducciones al comprometerse a cortar 68% de sus emisiones en contraste con los niveles de 1990.

Pero las acciones hablan mejor que las palabras. Como coanfitriones de la COP26, los líderes que representan al Reino Unido con frecuencia han expuesto cómo desean liderar al mundo en las ambiciones climáticas. Y, sin embargo, al mismo tiempo, el Reino Unido ha aprobado un nuevo yacimiento de petróleo en el Mar del Norte, está considerando abrir su primera nueva mina de carbón en 30 años, y ha recortado miles de millones de su presupuesto de ayuda, reduciendo los proyectos climáticos y abandonando a comunidades que estarán en la primer línea de las consecuencias del incremento de las temperaturas.

Al otro lado del Atlántico, el panorama es una mezcla. Estados Unidos con certeza gana la medalla al “mejoramiento notable”: de salirse del Acuerdo de París bajo su expresidente a un proyecto de leyes de $3.5 billones de dólares para infraestructura propuesto por Joe Biden que incluye diversas medidas verdes. Pero los compromisos hechos en el senado han significado que muchos de los aspectos ambientales hayan sido según se dice diluidos. 

China e India estaban entre las docenas de países que desaprovecharon el plazo ampliado de Naciones Unidas para presentar sus planes climáticos actualizados acerca de la reducción de emisiones, antes de la evaluación conforme al Acuerdo de París para la COP26. China es el emisor de carbono más grande del mundo —más que Estados Unidos y la Unión Europea juntos— y aunque el país se comprometió a alcanzar las cero emisiones netas de carbono para 2060, y está a la vanguardia en las tecnologías de energía limpia, está aún construyendo nuevas plantas de carbón.

En otros lados de Europa, Alemania tendrá una elección general importante en septiembre, antes de la COP26, en la cual Angela Merkel dimitirá después de 16 años como canciller. El partido verde del país en principio llevaba la delantera en las elecciones, lo que indicaba que el clima podría ser un tema electoral importante, pero su puntuación desde entonces se ha tambaleado.

Pero aun cuando se trata de dar seguimiento a las viejas promesas, para no mencionar hacer nuevas, la falta de liderazgo es clara. Los líderes mundiales se comprometieron en 2009 a movilizar $100 mil millones de dólares al año para que los países de bajos ingresos incentivarán el crecimiento económico limpio y para ayudar a las comunidades vulnerables a adaptarse a la crisis climática. Pero los Global Citizens aún siguen demandando que los países paguen.

¿Qué puedes hacer para ayudar?

¡Actúa! 

Ve a nuestras sedes de acción climática aquí para ver cómo puedes hacer una diferencia, ya sea firmando peticiones que exhorten a los líderes mundiales, las empresas y los filántropos a hacer mejor las cosas en cuanto a la crisis climática; enviando correos a los ministros del G20 para que protejan los ecosistemas naturales como los bosques; o enviando mensajes a países como el Reino Unido, Alemania y Holanda para que ayuden a los agricultores a adaptarse al incremento de temperatura.


Puedes unirte a la campaña de Global Citizen Live para vencer la pobreza y defender el planeta al tomar acción aquí, y vuélvete parte de un movimiento impulsado por ciudadanos en todo el mundo quienes están actuando junto con gobiernos, empresas y filántropos para crear un cambio.

GCL-2021-Admat-Cards-July13-SP-Without-Dubai_IG_Post.png

Global Citizen Explains

Defiende el planeta

¿Qué es la COP26? Y, ¿por qué la cumbre es un momento clave para el liderazgo en la crisis climática?

Por James Hitchings-Hales