Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Medio Ambiente

Esta bolsa no daña a los animales: los alimenta

Avani

La gente en todo el mundo usa y desecha más de un billón de bolsas plásticas cada año. Un porcentaje significativo de estas bolsas terminan desechadas, especialmente los océanos, donde convergen en enormes remolinos que alteran y dañan la vida marina. Muchos países ya han reconocido que los costos ambientales de las bolsas de plástico son demasiado altos y han impuesto prohibiciones o multas.

China, por ejemplo, prohibió las bolsas cuyo espesor fuera menor que 0.025 milímetros en 2008 y el uso anual de las bolsas de plástico se redujo en 40 mil millones. Irlanda, entretanto, impuso una tarifa de 15 centavos a los minoristas por cada bolsa de plástico y su usó cayó un 94 por ciento.

Pero estas prohibiciones son la excepción. Las bolsas de plástico aún están presentes en todo el mundo y la cantidad de desechos aumenta.

Sigue leyendo: Activistas del medio ambiente en todo el mundo pueden estar en peligro

Ahora, gracias a una empresa de Filipinas llamada Avani, podríamos tener pronto una solución adecuada para el medio ambiente.

El equipo de Avani se dio cuenta de que las bolsas más biodegradables en el mercado eran engañosas — se descomponen en pequeñas piezas que son perjudiciales para los animales y contaminan el agua.

Mientras los científicos de Avani trabajaban para crear una alternativa segura y realmente sostenible, se toparon con la yuca, un tubérculo que se produce en el país. En una mezcla con aceite vegetal, Avani pudo desarrollar bolsas que son realmente biodegradables — se disuelven rápidamente en agua tibia — y también son seguras para los animales que las ingieran.

Por lo tanto, si una bolsa llega al agua, un pez o una tortuga podría comerla y nutrirse. Y no solo eso: el equipo sugiere que a los animales les encanta el sabor.

Estas son “Bolsas ecológicas” y Avani desea crear una gama de productos para competir y suplantar el plástico, a través de la creación de envases de comida para llevar, tazas y platos desechables, entre otros productos.

“Con el ajetreo del estilo de vida actual, la gente tiende a olvidar muchas cosas,” declaró Kevin Kumala, cofundador de Avani a Fast Coexist.

“'Reemplazar' se convierte en una respuesta más conveniente, especialmente si ahora estamos en capacidad de reemplazar las bolsas de plástico derivado del petróleo con recursos renovables que no cuestan mucho más en términos de valor económico."

Avani no es la única empresa que intenta crear un mundo sin plástico. Por ejemplo, la empresa Ecovative usa esporas de hongos para crear empaques resistentes, pero biodegradables, para envíos y almacenamiento. En última instancia, la empresa desea eliminar el plástico e incluso el papel de la cadena de suministro mundial.

Además, en todo el mundo están surgiendo supermercados y restaurantes que no generan desechos difundiendo el mensaje de reducir, reutilizar y reciclar y alentando a las personas a incorporar estos principios a sus propias vidas.

El plástico es tan omnipresente, barato y conveniente que resulta difícil olvidar que no solo es completamente innecesario, sino que también es desastroso para el medio ambiente.  

“¿Qué son dos centavos más cuando se puede ayudar a reducir el desecho de plástico que se produce actualmente en nuestro planeta?” dijo Kumala a Fact Coexist.