Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Photo by Steve Johnson on Unsplash
Finanzas e Innovación

Encuentran una manera brillante de convertir residuos plásticos en combustible

Por qué es importante para los Global Citizens
La contaminación plástica está dañando los ecosistemas en todo el mundo y el problema solo empeora cada año. El Objetivo Global número 12 de las Naciones Unidas insta a los países a crear sistemas sostenibles de producción y consumo. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.


Un equipo de químicos en la Universidad de Purdue encontró una manera increíble de convertir un tipo común de residuos plásticos, polipropileno, en gasolina y combustible similar al diesel, según publicó Motherboard.

Los investigadores calentaron el agua entre 716 y 932 grados Fahrenheit, alcanzando una fase conocida como agua supercrítica, y agregaron plástico de polipropileno. En pocas horas, según el nivel de calor, el plástico se convirtió en aceite, según la investigación publicada en la revista ACS Sustainable Chemistry Engineering.

El polipropileno es un tipo de plástico altamente durable y resistente al calor que se usa a menudo para hacer tapas y recipientes para alimentos.

Si este método se vuelve viable a gran escala, podría proporcionar a las empresas una forma fácil de reducir la contaminación plástica, uno de los Objetivos Globales de las Naciones Unidas. De hecho, los investigadores afirman que hasta el 90% del polipropileno del mundo se podría convertir en combustible cada año a través de este proceso.

La desventaja evidente es que crea un combustible fósil que probablemente se venderá para su uso. Como resultado, las emisiones de gases de efecto invernadero podrían agregarse a la atmósfera cuando el producto derivado del petróleo se queme para obtener energía, lo que intensifica el cambio climático.

Los investigadores señalan que el producto cumplirá con una demanda temporal del mercado y podría incentivar a las empresas a hacer un mejor trabajo en la recolección de sus productos para su eliminación. Después de todo, la contaminación plástica se ha convertido en una crisis ambiental urgente y el polipropileno representa aproximadamente una cuarta parte de los residuos plásticos que se encuentran en los vertederos del mundo, según señala Motherboard.


"La eliminación de desechos plásticos, ya sea reciclados o desechados, no significa el final de la historia", dijo Linda Wang, autora principal del informe y química de Purdue. “Los plásticos se degradan lentamente y liberan microplásticos y productos químicos tóxicos en la tierra y el agua. "Esto es una catástrofe porque una vez que estos contaminantes están en los océanos, son imposibles de recuperar por completo".

En los últimos años, los científicos han ideado formas únicas de descomponer y reutilizar el plástico.

Por ejemplo, un equipo de investigadores creó una enzima que descompone gradualmente el plástico. Otro equipo encontró una oruga que come plástico, y otro un hongo que come plástico.

Algunas empresas están reutilizando los desechos plásticos encontrados en el océano en nuevas líneas de productos, y los empresarios están creando de todo, desde botes hasta carreteras hechas a partir de desechos plásticos.

Estos esfuerzos son parte de un movimiento más amplio para reducir el desperdicio de plástico en todo el mundo. Desde 1950, se han creado más de 9.200 millones de toneladas de plástico, de las cuales 6.300 millones de toneladas se han desechado, y es poco probable que se reciclen.

Todos estos residuos plásticos eventualmente contaminan la atmósfera, filtrando toxinas en los suelos y vías fluviales, infiltrando las fuentes de agua, los alimentos e incluso el aire que respiramos.

Los océanos del mundo han sido especialmente dañados por el plástico.

Cada año, aproximadamente 8,8 millones de toneladas de plástico ingresan a los océanos del mundo, lo cual es como tirar un camión de basura lleno de plástico al océano cada minuto, lo que representa un riesgo mortal para la vida marina.

La solución a largo plazo para esta crisis será una alternativa al plástico completamente nueva y biodegradable.