Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Global Citizen PreguntaCombate la pobreza

Todos queremos que el COVID-19 termine. ¿Qué podemos hacer para que suceda?


¿Por qué es importante para los Global Citizens?
El Objetivo Global 3 de Naciones Unidas para la salud y el bienestar tiene como meta la cobertura médica universal para todos, incluyendo el acceso equitativo a las vacunas, tests y tratamientos contre el COVID-19 para todos. La equidad en la salud es la única manera a través de la cual podemos acabar con la pandemia para siempre, así que hablamos con un experto en salud pública de la Organización Mundial de la Salud para saber cómo podemos ser equitativos y acabar con el COVID-19. Únete a nuestro movimiento y conoce más acerca del Plan de recuperación para el mundo aquí.

Es la pregunta que todos nos hacemos: ¿Cómo acabar con la pandemia del COVID-19? O, a pesar de la disponibilidad de las vacunas, ¿existe siquiera la posibilidad?

A nivel global, los casos comienzan a reducirse. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que las infecciones disminuyeron 16% la semana pasada, a 2.7 millones; mientras que los fallecimientos se redujeron 10%, a 81,000. Pero aún hay un largo camino por recorrer hasta que podamos todos continuar con la vida, y muchos creen que el mundo nunca será el mismo de nuevo.

Hay algunas preguntas clave que se necesitan responder.

Por ejemplo: ¿Qué necesita hacer el mundo para acabar con la pandemia de manera efectiva? ¿Podrían varias mutaciones del virus, como la variante británica detectada actualmente en 94 países, interponerse en nuestro camino? Y, ¿qué tanto la distribución discriminatoria de las vacunas y lo que se conoce como el nacionalismo de las vacunas ralentizará todo el proceso?

Historias relacionadas 23 de Febrero de 2021 ¿Cómo podemos acabar definitivamente con el COVID-19?

Para arrojar luz sobre estas preguntas y otros temas, Global Citizen conversó con el Dr. Bruce Aylward, el asesor principal en cambio organizativo del Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, el Directos General de la OMS.

La OMS, junto con la Comisión Europea y el Primer Ministro de Italia, Mario Draghi, apoya la campaña de un año de Global Citizen para encarrilar de nuevo al mundo: el Plan de recuperación del mundo. Puedes enterarte acerca de la campaña y cómo puedes unirte a nosotros para tomar medidas y acabar con el COVID-19 definitivamente, terminar con la crisis del hambre, reanudar el aprendizaje en todo el mundo, proteger el planeta y fomentar la equidad para todos, aquí

Con décadas de experiencia en el manejo de crisis de salud pública, Aylward previamente estuvo a cargo de la misión de la OMS en China para saber más acerca del COVID-19, además de dirigir la respuesta de la OMS ante el brote de Ébola en África occidental. Es de más decir que conoce su trabajo.

A continuación presentamos lo que comentó.

bruce_who.jpg__500x400_q85_crop_subsampling-2_upscale.jpgDr. Bruce Aylward Credit: World Health Organization



¿Es siquiera posible erradicar totalmente el coronavirus?

Es demasiado temprano para saber en este momento, pero es posible como mínimo que el virus siga circulando en regiones de la población global durante los próximos años.

¿Si el mundo desea trabajar para lograr que el COVID-19 tome el rumbo de la viruela, ¿qué necesitan hacer los países?

Vacunas efectivas y seguras cambiarían las reglas del juego, pero en el futuro previsible debemos seguir usando cubrebocas, distanciándonos físicamente y evitando las multitudes.

Estar vacunado no significa que podamos echar por la ventana las precauciones y ponernos en riesgo a nosotros y a otros, en particular porque todavía no es claro hasta qué grado pueden proteger las vacunas no solo contra la enfermedad, sino también contra la infección y la transmisión.

Producir dosis suficientes de vacunas depende de la cooperación internacional: si el mundo se une a través de inversiones en la investigación, la capacidad de producción, adquisiciones, transferencias de tecnología, para compartir propiedad intelectual y a su vez invertir en la distribución, puede agilizar las cosas como nunca antes.

Historias relacionadas 1 de Octubre de 2020 Este corto animado imagina un mundo en el que la recuperación del COVID-19 es ecológica e inclusiva

Las vacunas afectivas y seguras no pueden solas resolver la pandemia. Los diagnósticos rápidos y las terapias que salvan vidas son también esenciales para erradicar la pandemia y acelerar la recuperación global. Estas herramientas que salvan vidas solo serán efectivas si están disponibles para las personas más vulnerables de manera equitativa y simultánea en todos los países, y si existen los servicios y sistemas de salud sólidos para proveerlas.

También son necesarios con urgencia los compromisos políticos y financieros importantes por parte de los gobiernos. Sin ellos, COVAX [un fondo que tiene el propósito de comprar 2 mil millones de dosis de vacunas para finales de 2021 para los países de bajos ingresos] no podrá suministrar las vacunas que se necesitan para erradicar esta pandemia, a nivel global.

Si el mundo tiene que aprender a vivir con el virus a cierto nivel, ¿cómo sería la “nueva normalidad”?

Es imposible en realidad especular sobre esto, sencillamente no sabes en este momento. Se trata de un virus nuevo y estamos aprendiendo todo el tiempo. Existe una posibilidad de que necesitemos vacunas con regularidad, pero es demasiado temprano para decirlo.

¿Qué tanto las mutaciones del virus menoscaban nuestras oportunidades de regresar a algo semejante a la normalidad?

La OMS trabaja con científicos y está en contacto cercano con funcionarios de la salud en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica y en el resto del mundo, para entender cómo estos cambios afectan el comportamiento del virus, incluyendo si éste podría causar una enfermedad más severa o tener un impacto en las vacunas o en las pruebas de diagnóstico. 

Entre más permitamos que el virus se propague, más oportunidades tiene éste de cambiar. Los virus cambian conforme circulan y estos cambios conducen a cambios en las características del virus. Aún es clave detener la propagación desde su fuente: seguir con la higiene de manos, la distancia física, los cubrebocas y todas las demás medidas para reducir la transmisión. Entre más personas estén vacunadas, más se reducirá la circulación del virus y el potencial para que se den mutaciones nuevas y variantes disminuirá.

Historias relacionadas 23 de Febrero de 2021 ‘Un Plan de Recuperación para el Mundo’: Una campaña para ponerle fin al COVID-19 definitivamente

Las variaciones nuevas evidencian la necesidad de una mejor secuencia y vigilancia genómica en todo el mundo, la necesidad de compartir información para reforzar la colaboración entre los socios de salud pública y mejorar las plataformas de información nacionales con el fin de documentar datos clínicos y epidemiológicos y las capacidades de secuencia en el mundo.

Si bien en este momento la OMS no recomienda la implementación de restricciones generalizadas en los viajes, entendemos que algunos países introducen dichas restricciones como una medida de precaución de tiempo limitado y al considerar su situación doméstica. La OMS recomienda tomar una estrategia basada en el riesgo para reducir la exportación, importación y transmisión progresiva del SARS-CoV-2 asociadas con los viajes, evitando al mismo tiempo la interferencia innecesaria con el tráfico internacional. Los viajes esenciales siempre deben facilitarse y ser la prioridad.

¿Por qué la distribución equitativa de las vacunas es uno de los componentes cruciales para acabar con la pandemia?

El COVID-19 no puede superarse de país en país. La epidemiología muestra que ningún país estará a salvo de las consecuencias de la pandemia hasta que todos los países estén protegidos. El hecho que un sinnúmero de países hayan tenido brotes de sarampión e incluso perdido su estatus de erradicación de dicha enfermedad en años recientes, a pesar de tener índices de vacunación muy altos, muestra que la cobertura nacional no es suficiente, debe lograrse en todas las comunidades y en cada familia.

Un estudio realizado por el MOBS Lab de [la Universidad de] Northeastern, en colaboración con la Fundación Bill y Melinda Gates, recientemente estimó que si las primeras 2 mil millones de dosis de una vacuna 80% efectiva son distribuidas de manera equitativa en el mundo, 6 de cada 10 muertes podrían prevenirse. Pero si 50 países monopolizaran los suministros de la vacuna contra el COVID-19, solo se evitarían aproximadamente la mitad de las muertes.

¿Qué es la nacionalización de la vacuna y cómo se interpone en el camino de esta meta?

La nacionalización de la vacuna se basa en la idea de que las vacunas son un recurso nacional en lugar de global. Como resultado, los países compiten entre sí para vacunar a sus poblaciones primero.

Reconocemos que los países son responsables de sus poblaciones y que están trabajando en su beneficio. Sin embargo, en un entorno de suministro limitado, como será 2021, un enfoque global, que pueda distribuir las vacunas de una manera justa y equitativa es el mejor. 

Historias relacionadas 19 de Febrero de 2021 Más de mil millones de dólares de financiamiento de ‘Global Goal Unite’ protegen actualmente a millones de personas de los ...

COVAX es el único mecanismo global para lograrlo y la OMS apoya totalmente a esta infraestructura y es un coconvocante del mismo. Los acuerdos bilaterales por parte de las naciones más ricas están en algunos casos haciendo que la distribución justa y equitativa de las vacunas sea un reto. Sabemos que proteger solo a los países de ingresos altos no acabará con la pandemia. Debemos garantizar que las vacunas contra el COVID-19 sean asequibles y accesibles para todos los países. 

Solo permitiendo el acceso equitativo a las vacunas, tests y tratamientos podremos acabar con la pandemia y sus impactos devastadores en cada uno de nosotros.

¿Cuánta inversión más se necesita para acabar con el COVID-19?

Para lograr su meta ambiciosa, COVAX busca reunir por lo menos $7.7 mil millones de dólares en 2021: $1.3 mil millones de dólares para investigación y desarrollo, por lo menos $4.6 mil millones de dólares para adquisición de vacunas y $1.8 millones para el apoyo de la distribución a nivel nacional en los países de bajos ingresos.

Digamos que con el tiempo logramos 70% de cobertura de vacunación a nivel global, acabando con la pandemia de manera eficaz. En la trayectoria actual del mundo, ¿cuánto nos tomará llegar ahí?

En realidad es demasiado temprano especular sobre esto ya que el virus es nuevo y estamos aprendiendo sobre él todos los días.

Claramente depende de un número de factores incluyendo la aprobación, el marco regulatorio y el éxito de los candidatos, además de los incrementos en el volumen de la producción y, para COVAX, compartir las dosis y los compromisos de los donadores.


Puedes enterarte más aquí sobre cómo la campaña del Plan de recuperación del mundo de Global Citizen trabaja para luchar contra la COVID-19, convocando a los gobiernos y líderes mundiales, artistas y animadores, filántropos, el sector privado, entre otros; a ayudar a  combatir la pandemia en todas partes del mundo. Puedes unirte a la campaña y comenzar a tomar medidas con nosotros ahora mismo, aquí.