Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Young demonstrators join the International Youth Climate Strike event at the Capitol in Washington, Friday, March 15, 2019.
J. Scott Applewhite/AP
Medio Ambiente

Esta huelga climática global apunta a impulsar un cambio transformador

Por qué es importante para los Global Citizens
Las Naciones Unidas instan a los países a seguir políticas de acción climática para lograr los objetivos del acuerdo climático de París. Los movimientos jóvenes de protesta responsabilizan a los líderes y crean el espíritu necesario para la acción. Puedes unirte a nosotros para tomar acciones relacionadas aquí.


Los jóvenes del mundo han creado una nueva urgencia en la lucha global contra el cambio climático.

A través de movimientos como los de Fridays For Future(Viernes para el Futuro) y Extinction Rebellion, millones de jóvenes se han comenzado a reunir en en plazas públicas y calles concurridas, cámaras del Senado y salas de reuniones, para pedirle a los líderes del gobierno que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y promulguen políticas ambientales significativas.


Ahora planean una gran huelga climática el 20 de septiembre. La marcha "Strike With Us" tiene como objetivo sacar a la mayor cantidad de personas a las calles para subrayar el hecho de que el cambio climático afecta a todos y exige una solución global.

"Nosotros, como sociedad global, estamos en una encrucijada", escribieron los organizadores en el sitio web de la huelga. “Tenemos que tomar una decisión. ¿Vamos a elegir dinero o poder o vamos a elegir el futuro? La huelga del 20 de septiembre es una invitación a todos a elegirnos. Elige a los niños, elige a la humanidad, elige el futuro".


El día intergeneracional de la huelga tendrá lugar en ciudades y pueblos de todo el mundo, pero girará en torno a la marcha en la ciudad de Nueva York, donde los organizadores esperan inspirar a los líderes mundiales que se reúnen para la cumbre climática de la ONU el 23 de septiembre.

La activista climática Greta Thunberg hablará en la huelga de Nueva York como parte de un esfuerzo más amplio para impulsar la acción climática.

La cumbre climática es parte de la semana anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas, durante la cual los estados miembros pronuncian discursos y negocian sobre temas globales. La cumbre climática pretende ser una plataforma para que los países actualicen los compromisos climáticos asumidos en virtud del acuerdo climático de París, que busca evitar que las temperaturas globales aumenten más de 1.5 grados celsius por encima de los niveles preindustriales, y establecer una agenda audaz para la política ambiental hasta 2030.

"El 20 de septiembre no es un objetivo, es un catalizador para la acción futura", escribió el capítulo Fridays For Future NYC en un comunicado de prensa. "Es un catalizador para la participación de la humanidad en la protección de la Tierra. Es un catalizador para darse cuenta de la interseccionalidad que tiene la crisis climática con cualquier otro problema. Es un catalizador para la culminación de cientos de activistas climáticos que no dejarán de luchar hasta que termine la emergencia climática".

El poder del activismo juvenil ha quedado muy claro en los últimos meses. En respuesta a los crecientes movimientos de protesta, cientos de gobiernos han declarado emergencias climáticas, las empresas se han comprometido con el acuerdo climático de París y la conciencia sobre el cambio climático se ha disparado.

Para los jóvenes, el cambio climático no es un problema teórico para ser debatido en los programas de entrevistas y en las secciones de opinión. En cambio, es una crisis que aumenta rápidamente y amenaza con destruir su futuro.

Las personas de todo el mundo están lidiando con las consecuencias del cambio climático.

"En Lerma, la lluvia de 2015 inundó mi ciudad, nuevas fábricas contaminaron el aire y los edificios se hundían en los humedales", dijo Xiye Bastida, activista de justicia climática de México, en un comunicado de prensa. “La inestabilidad económica y la contaminación del aire fueron las causas que sacaron a mi familia de mi hogar”.

"Esta crisis es nuestro presente, pero no podemos dejar que sea nuestro futuro", dijo. "Es por eso que los jóvenes de todo el mundo se están uniendo contra el poder corporativo, contra el racismo climático y contra el deterioro de la Madre Tierra".