Esta mamá perdió a su hijo debido a la influenza. Ahora quiere evitar que otros enfrenten la misma situación.

Autor: Jacky Habib

Marta Iwanek for Global Citizen


¿Por qué es importante para los Global Citizens?
El Objetivo Global 3 de Naciones Unidas tiene como propósito garantizar que todos en cualquier parte del mundo tengan acceso a la buena salud y al bienestar. La influenza, que acaba con la vida de 290,000 a 650,000 personashttps://lh6.googleusercontent.com/B1xE0aScp5zK7tyyR2HUxAmd0MGtHSrFi1UHKkDw6n2BqZRkamU9WbIxb5XNXDBAMxMlVbWESo6CUKf75Ka-4673KpxRmEewjDA2MYFO90-TL1Jy6v8ff3LNVQmb_iUGD8Jbpr9hal año, puede prevenirse a través de la vacunación, que es una herramienta importante para salvaguardar la salud pública. Únete a Global Citizen y toma acción sobre este problema, entre otras cosas, aquíhttps://lh3.googleusercontent.com/tYrYRWlw5YVSNv8zYwm9U9VvLsvyP9kbUAELnlzcPtiuyNUVrn-1cE_YSW7tlflvhdQO71mh54yaRuQapcpzPJQeq93eoxVZm4BMrt_TuGzITV2fA4khTzEoO2g3iaAqdGDyaLEr.

Cuando Jill Promoli acostó a su hijo Jude, de dos años de edad, para que tomara una siesta junto a su hermano gemelo Thomas, Jude reía y cantaba mientras se quedaba dormido.

Sin embargo, cuando Promoli fue a despertarlo horas más tarde, no respondió. 

Promoli lo levantó y comenzó a aplicar la reanimación cardiovascular. Después de llamar desesperada al 911, corrió a la entrada de su casa para esperar a los médicos que llevaron a Jude al hospital. 

Una hora más tarde, los doctores anunciaron que Jude había muerto. 

Así como así, su hijo listo, gracioso y travieso se había ido. 

Días más tarde, el fin de semana del Día de las Madres, Promoli recibió los resultados de una autopsia inicial, que no pudo determinar la causa de la muerte de Jude. Tanto los doctores como los forenses estaban desconcertados. Durante algún tiempo, la familia pensó que nunca sabría lo que le había pasado a Jude. 

“Nadie podía encontrar algo malo en él, excepto que ya no estaba con nosotros”, afirmó Promoli. 

JillPremoli_VaccineActivist_MartaIwanekforGlobalCitizen_004.jpgUna foto de Jude McGee, quien murió de influenza tras no haber desarrollado anticuerpos de la vacuna contra la influenza que recibió seis meses antes. Tenía dos años.
Image: Marta Iwanek for Global Citizen

Meses más tarde, otras autopsias revelaron que murió del virus de la influenza B, que causa paro cardiaco. La influenza, comúnmente conocida como gripe, es una infección viral con múltiples cepas que ataca al sistema respiratorio. Aunque provoca síntomas similares a los de un resfriado común: fiebre, cansancio, tos, congestionamiento nasal o moqueo y dolor de garganta, puede ser mortal, en particular para los niños y adultos mayores.

Pronto, las piezas sueltas comenzaron a tener sentido. Jude, quien tenía fiebre baja el día que murió, al parecer se contagió de su hermana más grande, Isla, quien en aquel entonces tenía 5 años y estaba enferma de lo que sus padres pensaban que era una gripe. 

Posteriormente supieron que era un “bicho horrendo” que andaba circulando en la clase de Isla, el cual ya había mandado a varios de sus compañeros de clase al hospital. Promoli, quien ignoraba completamente todo, estaba devastada.

“No sabía que la influenza se manifestaría de la manera como se manifestó en Jude, y que ésta podía cerrar tus órganos y tu sistema”,le dijo Promoli a Global Citizen desde su casa en Mississauga, Ontario. 

Aunque Jude había sido vacunado contra la influenza, no pudo desarrollar la inmunidad contra ésta. 

“Era un niño perfectamente saludable… solo tuvimos muy mala suerte”, explicó Promoli. 

JillPremoli_VaccineActivist_MartaIwanekforGlobalCitizen_007.jpgJill Promoli fotografiada con sus hijos, Thomas, de 6 años, e Isla, de 10, en Mississauga, Canadá, el 11 de diciembre de 2020.
Image: Marta Iwanek for Global Citizen

Promoli comenzó a aprender con ahínco sobre la influenza. Habló con expertos, forenses, doctores, enfermeras y cualquier otra persona que pensara que podría ayudarla a entender mejor la enfermedad.  

Conforme invertía más tiempo en hacer investigaciones en línea, Promoli notó que la mayoría de la información era en general técnica y no estaba escrita para que la entendiera el público en general.

Con el deseo de hacer un cambio al respecto, después de algunos meses de la pérdida trágica de la familia en 2016, Promoli y su esposo Craig lanzaron For Jude, For Everyone, una iniciativa para educar a las personas sobre la prevención de la influenza.

Historias relacionadas 30 de Noviembre de 2020 Después de contagiarse con una enfermedad infecciosa, esta madre se convirtió en una defensora de las vacunas

Durante los últimos cuatro años, la historia de Jude ha captado la atención del público y de algunas figuras de alto perfil, incluyendo al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien en varias ocasiones ha recibido su vacuna anual contra la influenza y aprovechado la ocasión para potenciar el mensaje de los Promolis. 

En Canadá, la influenza manda a más de 12,000 personas al hospital al año, y es la causa de 3,500 muertes, casi el doble del número de fallecimientos por accidentes automovilísticos en el país.

Promoli desea que la gente sepa de la enfermedad y entienda que todos jugamos un papel al salvaguardar la salud pública.

JillPremoli_VaccineActivist_MartaIwanekforGlobalCitizen_Full.jpgJill Promoli posa para una foto a lado de la ventana en su casa en Mississauga, Canadá. el 11 de diciembre de 2020.
Image: Marta Iwanek for Global Citizen

“Todos somos parte de esta cadena”, explicó. "Jude no se contagió hasta mayo. ¿Cuántas personas tuvieron influenza antes de que la enfermedad llegara a nuestro hogar en mayo? Y, ¿qué hubiera pasado si una de esas personas hubiera tomado medidas extras como quedarse en casa o vacunarse?”.   

Para algunos, esas medidas extras marcan la diferencia entre la vida o la muerte. 

“Lo que parece una pequeña acción podría ser la razón por la cual alguien anda aún por aquí el próximo año”, afirmó Promoli. “No sabemos a quién le estamos salvando la vida, pero vale la pena intentar”.

Historias relacionadas 17 de Noviembre de 2020 Conoce a la mujer que brinda atención médica a niños migrantes cerca de la frontera entre México y Estados Unidos

En la actualidad, Promoli aboga por días de licencia pagos por enfermedad adicionales en su provincia en Ontario. Afirma que ayudarían a prevenir la propagación de la influenza. Anteriormente, conforme a la Employment Standards Act, los habitantes tenían 10 días personales de licencia por emergencia, dos de los cuales eran días pagados por el empleador para que los trabajadores los usaran en caso de una enfermedad familiar o personal o de asuntos urgentes. Conforme a la Bill 47, que se convirtió en ley en 2018, ahora tienen un total de ocho días sin paga, que incluye un máximo de tres días por enfermedad sin paga.

Según Promoli, este cambio de ley laboral impacta más a las personas con trabajos precarios y de bajos ingresos. 

JillPremoli_VaccineActivist_MartaIwanekforGlobalCitizen_009.jpgJill Promoli asiste a una junta acerca de cómo fomentar la confianza en las vacunas desde su casa en Mississauga, Canadá, el 11 de diciembre de 2020.
Image: Marta Iwanek for Global Citizen

“Cuando ... [se toman] un día por enfermedad significa no poder pagar alimentos o perder el trabajo, la gente no va a tomarse el día”, explicó.

Al final, significa que la gente podría ir a trabajar con una infección, arriesgando la vida de otros.

Estas regulaciones y las conversaciones en torno a ellas, son importantes al conformar la manera en la cual entendemos y respondemos ante las enfermedades, afirmó Promoli. Durante la pandemia del coronavirus, notó públicamente que las semejanzas entre el COVID-19 y la influenza son nocivas, añadió.  

“Desde el inicio, la gente decía, ‘es como la influenza, no es tan grave’”, afirmó. “Y por el otro lado, la gente que quería que otros supieran qué tan serio [el coronavirus] era, decían, ‘No solo se trata de una influenza’”. 

Historias relacionadas 19 de Noviembre de 2020 Por qué el acceso al agua potable es primordial en la lucha contra las enfermedades tropicales desatendidas

Según la Organización Mundial de la Salud, la influenza mata entre 290,000 y 650,000 personas al año. 

“Decir que no se trata solo de una influenza atenúa la enfermedad. No debería haber nada “justamente como esto”, afirmó Promoli.

Conforme la pandemia sobrecarga los sistemas de salud a nivel global, Promoli afirmó que es más importante que nunca vacunarse contra la influenza para prevenir la propagación de la enfermedad y liberar las camas de los hospitales para aquellos que las necesitan. 

Quiere que la memoria de Jude viva y recordarle a la gente lo que está en juego.

“Es imposible describir esta pérdida”, dice Promoli sobre su hijo fallecido. “Cada día me levanto y deseo que nada de esto nos hubiera pasado. Lo extrañamos tanto”.  

JillPremoli_VaccineActivist_MartaIwanekforGlobalCitizen_002.jpgJill Promoli y su marido Craig McGee fotografiadas con sus hijos, Thomas e Isla, en su casa en Mississauga, Canadá, el 11 de diciembre de 2020.
Image: Marta Iwanek for Global Citizen

Si 2020 nos ha enseñado algo acerca de la salud global, es la importancia de las vacunas. World's Best Shot es una serie de perfiles dedicada a compartir las historias de activistas a favor de las vacunas en el mundo.

Traducción: Adam Critchley.