Conoce a la epidemióloga de Instagram que responde preguntas sobre el COVID-19 para todos

Autor:
Jacky Habib

Amanda Lopez for Global Citizen

¿Por qué es importante para los Global Citizens?
El Objetivo 3 de Naciones Unidas busca garantizar que todas las personas del mundo tengan acceso a la buena salud y el bienestar. Para que la gente tome decisiones informadas sobre la salud, debe tener acceso a la información factual basada en la ciencia. Únete a Global Citizen y toma medidas para ayudar a acabar con la pandemia aquí.

En febrero de 2020, conforme el virus del COVID-19 comenzaba a volverse noticia en los medios principales, el teléfono de Jessica Malaty Rivera no dejaba de sonar, a medida que amigos y familiares contactaban a la epidemióloga de enfermedades infecciosas con preguntas. 

“Mis amigos que conocían mi trayectoria en enfermedades nuevas me enviaban todo tipo de preguntas como: ¿Qué significa SARS-CoV-2? ¿Qué es una pandemia? ¿Qué significa inmunidad colectiva? Siguieron preguntándome todas estas dudas y entonces pensé: “Podría hacer un par de historias [en Instagram] para mis amigos, para no tener que estar escribiendo respuestas todo el día”, afirma a Global Citizen.

Rivera, quien tenía cerca de 1,000 seguidores en aquel entonces y cuya cuenta de Instagram incluía principalmente fotos de sus niños y de vacaciones familiares, comenzó a postear contenido sobre el virus, traduciendo información científica compleja en información accesible sin términos especializados. 

Empezó respondiendo las preguntas más comunes que le hacían. Pronto, Rivera comenzó a aceptar preguntas del público en general a través de AMAs (los segmentos “pregúntame cualquier cosa”) los fines de semana en su cuenta de Instagram. 

Conforme el contenido se volvía más interactivo, reunía más seguidores. Rivera empezó a recibir miles de preguntas y seleccionaba aproximadamente 50 para filmar respuestas estilo selfie, las cuales tuvieron una buena aceptación entre sus seguidores.

“Finalmente resultó en este público cautivo hambriento de ciencia de un modo insaciable que nunca hubiera imaginado que existiera en este medio”, afirma.

WBS_JessicaMalatyRivera_AmandaLopezforGlobalCitizen_008-FF.jpgCuando se desató la pandemia, Jessica Malaty Rivera utilizó Instagram para educar a sus amigos.
Image: Amanda Lopez for Global Citizen

Entre marzo y diciembre de 2020, Rivera amasó 170,000 seguidores. Su público, que actualmente supera los 336,000 seguidores en Instagram, sigue creciendo. 

Utiliza la plataforma para educar a su público acerca del coronavirus, las vacunas y la información de salud relacionada con la pandemia, al compartir información precisa sobre el COVID-19 y las vacunas, que es esencial para construir la confianza en la vacunación y enfrentar la “infodemic” de la información errónea en línea. 

Pero, Rivera afirma, acabar con los mitos es un trabajo sin fin. “Nunca dormiría si todo lo que hiciera fuera desbancar [mitos]”.

En su lugar, Rivera se enfoca en compartir información accesible, factual.

“Puedes hacer más daño que bien algunas veces cuando te enfocas en acabar con un mito porque no se trata solo de eso, se trata de empoderar la tendencia con buena información y diciendo que esas cosas no deberían quedarse en las mentes y el contenido de los medios sociales”, afirma. “En su lugar, estará primero la buena información”.

Según Rivera, la amplia gama de indecisiones ante las vacunas incluye a las comunidades negras y de color que tienen traumas debido a la experimentación médica y al racismo por parte de las instituciones médicas. A su vez, piensa que es la responsabilidad de la comunidad médica de construir la confianza de la gente en las vacunas al comprobar su seguridad.

WBS_JessicaMalatyRivera_AmandaLopezforGlobalCitizen_009.jpgJessica Malaty Rivera utiliza Instagram para educar sus más de 336 mil seguidores acerca del coronavirus, las vacunas e información de salud acerca de la pandemia.
Image: Amanda Lopez for Global Citizen

Los mensajes de Rivera en los medios sociales alternan entre el inglés, árabe y español, y una de sus pasiones es defender la diversidad, equidad e inclusión en la ciencia. 

“La ciencia y la academia es un mundo bastante dominado por el hombre blanco. No ves demasiadas personas que se parezcan a mí. Existimos y esto está creciendo”, afirmó.

Si bien las mujeres de color han estado al frente de los esfuerzos de la lucha contra la pandemia, como Kizzmekia Corbett, cuya investigación ayudó a hacer posible las vacunas del COVID-19, Rivera afirma que aún prevalecen algunos retos.

“Existe mucha explicación paternalista por parte de los hombres a las mujeres y abuso psicológico a través de la mala información, mucho impedimento [para las mujeres de color] para desempeñar los mismos papeles en el liderazgo y representar la ciencia. Siento que es sumamente importante levantar [nuestras] voces”, afirma.

A pesar de la magnitud de su trabajo al compartir información precisa sobre la salud durante la pandemia, Rivera hace su trabajo en las redes sociales durante lo que define como “su tiempo libre escaso”, después de terminar su trabajo cotidiano.

Rivera es investigadora en el Boston Children’s Hospital y también forma parte del equipo de prevención de infección de Netflix, que ayuda al gigante de producción a crear protocolos en los escenarios de filmación para la seguridad y pruebas contra el COVID-19. También es una colaboradora experta para CNN y NBC. 

Durante más de un año, Rivera ha desempeñado un papel clave en el rastreo de información sobre el COVID-19 en Estados Unidos como la comunicadora de ciencia principal para The COVID Tracking Project. 

JessicaMalatyRivera-Diptych3-White.jpgJessica Malaty Rivera es su casa en California en julio de 2021. A la derecha, las materias de trabajo de Rivera y su plataforma de medios sociales. Rivera ha acumulado más de 336 mil seguidores, quienes aprenden acerca del coronavirus.
Image: Amanda Lopez for Global Citizen

Cuando vio que periodistas de The Atlantic no tenían suficiente información para un artículo sobre pruebas del COVID-19, les envió un mensaje, dispuesta a apoyar su trabajo a medida que lanzaban The COVID Tracking Project.

“En una hora, estaba en cada canal Slack y les dije que toda mi carrera me había preparado para exactamente esto”, afirmó.  

Rivera, quien ha pasado los últimos 15 años trabajando en la investigación de enfermedades infecciosas, políticas de salud públicas y defendiendo las vacunas, estaba lista para trabajar de inmediato ayudando con la explicación de términos e información científicos para el público en general. 

The COVID Tracking Project publicaba semanalmente y dos veces por semana análisis de pruebas del COVID-19 e información relacionada. La información y el análisis del proyecto han llegado a miles de millones de personas, han sido citadas en miles de periódicos sobre medicina, en cada sala de prensa en Estados Unidos y por el CDC, al igual que por el equipo de transición del presidente Joe Biden, que utilizó los datos para informar sobre sus planes contra el COVID-19. 

“Ese trabajo es por mucho el trabajo más importante que he hecho y haré en toda mi carrera… En una época cuando siento que el COVID ha causado tantas pérdidas y la gente se siente traicionada, éste ha sido el momento más gratificante de mi carrera. También ha sido muy duro para mí”, afirma Rivera. 

“Lloré casi cada noche durante seis meses seguidos solo por mirar los datos porque veía las cifras mientras que veía a amigos subirse a aviones y viajar; y pensaba: ‘¿Estamos viviendo en mundos diferentes?’” agrega. “Era muy angustioso. Tuve unos días realmente oscuros”.

Actualmente, Rivera, quien está vacunada y puede finalmente ver la luz al final del túnel, enfoca su energía en alentar a otros a vacunarse también, diciendo es “una de las cosas más altruistas que puedes hacer” para proteger a aquellas personas que son más vulnerables o que no pueden vacunarse. 

Con su creencia en que la raíz de la salud pública es la comunidad, Rivera ayuda a su comunidad en línea para proteger también a sus comunidades sin conexión. 

WBS_JessicaMalatyRivera_AmandaLopezforGlobalCitizen_011.jpgJessica Malaty Rivera en su casa en California en julio de 2021.
Image: Amanda Lopez for Global Citizen



Si el año pasado nos enseñó algo sobre salud pública, es la importancia de las vacunas. La World's Best Shot es una serie de perfiles dedicada a compartir historias de los defensores de las vacunas en todo el mundo.

Declaración: Esta serie fue posible con fondos de la Fundación Bill y Melinda Gates. Cada artículo se llevó a cabo con total independencia editorial.