Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Young girls line up at a feeding centre in Mogadishu, Somalia, on March 9, 2017. A severe drought is threatening famine in Somalia, where the UN estimates 5.5 million people at risk.
Tobin Jones/UN Photo
Alimentos y Hambre

ONU: El hambre en el mundo ha aumentado debido al cambio climático

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
El cambio climático está causando un gran daño al medio ambiente. Las sequías e inundaciones que dañan los cultivos alimentarios son solo algunas de las señales de advertencia. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.


El hambre global ha aumentado nuevamente, y la razón podría ser diferente a la que estás pensando.

El clima extremo es responsable de aniquilar las fuentes de alimentos de las que dependen las personas malnutridas, advirtió un reciente informe de Naciones Unidas.

Los investigadores lo habían predicho.


Una de cada nueve personas en todo el mundo está desnutrida, según una investigación publicada en el informe anual de la ONU sobre el "Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo". Esto es un total de 821 millones de personas desnutridas en 2017, frente a 815 millones en 2016, según informó la BBC. El aumento, que se produjo en los últimos tres años, alcanzó cifras de pobreza mundial nunca antes vistas en una década. El objetivo de la ONU de ponerle fin al hambre para 2030 ahora enfrenta un verdadero desafío.

"Lo que es alarmante de este análisis es que la variabilidad climática y los extremos climáticos ahora están contribuyendo al aumento del hambre", dijo a The Guardian Cindy Holleman, economista y editora del informe. "No solo los niveles de hambre de emergencia, sino el hambre crónico".


Las sequías y las inundaciones causadas por el cambio climático fueron señaladas como los factores clave que impulsaron la malnutrición en 2017. Los conflictos y las recesiones económicas también juegan un papel importante, según indica The Guardian.

A este ritmo, el efecto del cambio climático en el medio ambiente seguirá necesariamente en una dirección preocupante. El fenómeno causado por el aumento de los gases de efecto invernadero daña directamente a los principales cultivos como el arroz, el trigo y el maíz, y se supone que empeora a medida que las temperaturas se vuelven más elevadas.

No solo los períodos de calor extremo han sido más frecuentes en los últimos cinco años, sino que las temporadas de lluvias fluctuantes y la distribución desigual de las lluvias tampoco ayudan, señaló The Guardian.

Las poblaciones desnutridas, en general, reflejan cuáles las regiones que experimentan extremos climáticos, según el informe. América del Sur y África son los continentes que llevan la mayor carga de hambre. Asia está haciendo progresos para luchar contra la desnutrición.


La desnutrición se manifiesta de diferentes maneras. El informe cita cifras más altas de obesidad y prevalencia de anemia como signos. Muchas madres también dejan de amamantar, por lo que el retraso en el crecimiento del niño es otro síntoma de desnutrición.


¿Qué se puede hacer para luchar contra el hambre en el mundo en la era del cambio climático? El informe de la ONU sugiere avanzar hacia una agricultura que considere las necesidades nutricionales. Además, la organización dijo que hay una necesidad de sistemas alimentarios que ayuden a producir alimentos de calidad segura.


El informe hace hincapié en las políticas que integran la adaptación al cambio climático y ayudan a que la situación sea menos grave, hoy más necesarias que nunca. Destaca que la reducción del riesgo de desastres naturales también debe ser priorizada.