Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Dave Contreras/Unsplash
Niñas y Mujeres

Las mujeres son realmente más fuertes que los hombres.

Es oficial. La ciencia ha hablado y la conclusión es clara: las mujeres son más propensas a sobrevivir a las hambrunas y epidemias, según un estudio de la Universidad de Duke en Carolina del Norte. La investigación describe a las mujeres como “defensoras de la esperanza de vida”.

El estudio concluye que, "incluso cuando la mortalidad era muy alta, las mujeres vivían en promedio más tiempo que los hombres".

Las conclusiones son el resultado de los registros hospitalarios de los últimos 250 años, incluidas las crisis humanitarias graves. La investigación incluyó siete grupos específicos de personas que experimentaban penurias, hambrunas y enfermedades, y que tenían una esperanza de vida resultante de menos de 20 años. Casi siempre había un sexo que parecía más adecuado para sobrevivir.

¿Quiénes sobrevivían en las plantaciones esclavas en Trinidad y los Estados Unidos a principios de 1800? Mujeres.

¿Quiénes sobrevivían a las hambrunas en Suecia, Irlanda y Ucrania en los siglos XVIII, XIX y XX? Mujeres.

¿Y a los brotes de sarampión en Islandia entre 1846 y 1882? Adivinaste.

¿Por qué? La respuesta es complicada, y se debe a una gran variedad de factores biológicos y sociales. Pero los datos están significativamente influenciados por las tasas de mortalidad infantil: el informe sugiere que "las niñas pudieron sobrevivir a condiciones adversas mejor que los bebés".

Tomemos el estallido de la hambruna de 1993 en Ucrania, como ejemplo. Las niñas, en promedio, vivían hasta la edad de 10.85 años, mientras que los niños vivían solo 7.3.

Ya es bien sabido que las mujeres viven más tiempo que los hombres. De hecho, si se analiza la lista actualizada por el Grupo de Investigación Gerontológica que rastrea a todos los supercentenarios vivos (o sea mayores de 110 años) muestra que solo uno de cada 40 son varones.

En todo el planeta, la esperanza de vida promedio para las mujeres es de 72 años y ocho meses, y solo 68 años y cuatro meses para los hombres. En el Reino Unido, la brecha es marginalmente menor: las mujeres viven en promedio 82.9, y los hombres a 79.2. Pero por primera vez en una década, la brecha ya no se cierra.

"Encontrar la ventaja femenina tan marcada y constante entre todas las poblaciones fue sorprendente", dijo la investigadora Virginia Zarulli del Instituto de Salud Pública de la Universidad del Sur de Dinamarca. "Aún más sorprendente fue encontrar que la mayor parte de la diferencia sexual en la esperanza de vida durante estas crisis estaba determinada por las sorprendentes diferencias en la supervivencia entre los bebés. Ese es el resultado más interesante ".

Embed from Getty Images

Zarulli dice que la biología juega un papel importante, con diferentes cromosomas y hormonas que proporcionan diferentes tipos de defensas. El estrógeno protege de la enfermedad, mientras que la testosterona puede aumentar el riesgo de enfermedades fatales y aumentar la probabilidad de un comportamiento imprudente que puede conducir a una muerte violenta, según publicó The Guardian. Cromosómicamente, las mujeres tienen una doble X, mientras que los hombres tienen una X y una Y, una diferencia que agrega una zona de amortiguación crucial.

"En palabras simples, es fácil ver que si por casualidad una mala mutación tiene lugar en el cromosoma X, las mujeres tienen otra X que puede compensarla parcial o totalmente, mientras que los hombres no tienen esta posibilidad", explica Zarulli.

Global Citizen realiza campañas para alcanzar los Objetivos Globales de Desarrollo Sostenible, incluida la meta Nº 5 para la igualdad de género. Puedes unirte a nosotros y actuar aquí.