Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Medio Ambiente

Esta botella de agua se disuelve si entra en contacto con el océano

Por qué es importante para los Global Citizens
Las empresas están compitiendo para encontrar alternativas sostenibles al plástico para reducir los niveles de contaminación global, el número 12 de los Objetivos Globales de las Naciones Unidas. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

Cerca de la mitad de mil millones de botellas plásticas de agua se compran y consumen cada año, y menos del 7% se reciclan como botellas de agua nuevas.

Esto significa que cientos de miles de millones de botellas de agua se desvían como desechos hacia los flujos de agua anualmente, y un porcentaje de este total finalmente ingresa a los océanos del mundo, donde representa una amenaza existencial para la vida marina.

Ahora, una nueva empresa llamada Cove quiere que este escenario sea mucho menos perjudicial para el medio ambiente. Cove ha patentado una botella de agua compostable que se disuelve si alguna vez entra en contacto con un cuerpo de agua o llega a un vertedero.

“Realmente no tenemos tiempo. Probablemente tenemos menos de 30 años, o tendremos un océano lleno de más plástico que peces. Si bien los esfuerzos de limpieza son realmente importantes, también necesitamos detener la cantidad de plástico que entra en nuestro entorno, especialmente el plástico de un solo uso", dijo Alex Totterman, fundador de Cove, a Fast Company.

La botella de agua Cove está hecha de un biopolímero llamado PHA que proviene de una bacteria fermentadora. Una vez que se ha conformado como producto final, el material de PHA actúa como una botella de agua de plástico normal, pero una vez que interactúa con las bacterias naturales ubicadas en ambientes silvestres, comienza a descomponerse.

“El PHA es el único polímero que es totalmente biodegradable en todas las condiciones", dijo. "Por lo tanto, es como eludir la necesidad del sistema de reciclaje que tenemos".

Totterman dijo a Fast Company que ideó esta alternativa porque la gente ha crecido confiando en la conveniencia de las botellas de plástico. Aunque muchos consumidores han optado por botellas reutilizables, la cantidad de botellas de agua de un solo uso vendidas aumenta cada año, lo que sugiere que la conveniencia a menudo prevalece sobre las consideraciones de sostenibilidad.

La botella de Cove puede satisfacer el hábito en el camino de recoger rápidamente algo para beber en una tienda, al tiempo que elimina el riesgo ambiental de la contaminación plástica. El sistema de reciclaje global ha sido objeto de un intenso escrutinio en los últimos años por su incapacidad para manejar el volumen de residuos que se producen cada año. En lugar de mejorar estos sistemas, el producto de Cove podría ayudar a muchos países a ir más allá de lo que se percibe como un modelo roto.

bottle-image.jpgCove

Las primeras botellas de agua de Cove llegarán al mercado de Los Ángeles el 28 de febrero y la compañía planea expandirse en los próximos meses y años. También planea abastecerse de agua de manera sostenible y ética.

Otras alternativas plásticas han surgido en los últimos años.

Por ejemplo, una marca de cerveza reemplazó los anillos de plástico de seis paquetes con pegamento reciclable, también se creó una alternativa de envoltura de plástico con conchas y plantas, y los científicos inventaron una bolsa de comestibles que los animales pueden comer.

Actualmente, una de las principales marcas de bienes de consumo está en marcha para encontrar alternativas sostenibles al plástico.

Por ejemplo, compañías como Procter & Gamble, Nestlé, Unilever y PepsiCo Inc. anunciaron recientemente que pilotearán un programa de contenedores reutilizables para varios productos que se recolectarán y reutilizarán regularmente.

Otras empresas se están deshaciendo del plástico por completo. Las compañías hoteleras, aerolíneas, restaurantes, tiendas de artículos para el hogar, supermercados y marcas de ropa han anunciado planes para eliminar los plásticos de un solo uso.

Mientras tanto, más de 60 países han restringido la producción de plástico de alguna manera, y lugares como la Unión Europea buscan eliminar completamente los microplásticos.

Por su parte, Cove no está tratando de acaparar el mercado y ocultar sus innovaciones. En cambio, Totterman dijo que espera que las compañías busquen asociaciones.

"Estamos construyendo con la plena intención de ver la transición de estas grandes empresas para trabajar con nosotros o con la PHA", dice Totterman. "Y tenemos que trabajar con ellas. No somos el enemigo".

"Estamos tratando de equipar a las personas con las herramientas para superar este problema", agregó.