Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Niñas y Mujeres

Al enfrentar una crisis de métodos anticonceptivos, las mujeres venezolanas pagan cientos de miles de dólares en preservativos

Una escasez de métodos anticonceptivos en la económicamente devastada Venezuela está convirtiendo el sexo seguro en un lujo y forzando a las mujeres a hacer lo que sea para evitar quedar embarazadas, incluso si ello significa probar métodos bastante dudosos y costosos.

Un sitio web aconseja a las mujeres a comer papaya dos veces al días, a consumir un par de higos o aumentar la cantidad de vitamina C que ingieren con el fin de prevenir embarazos no deseados. Otro incentiva a las mujeres a probar el “método de conteo” para hacer seguimiento de los ciclos de fertilidad y evitar tener relaciones sexuales durante la ovulación.

Mientras tanto, un mercado emergente en las redes sociales ha permitido a mujeres venezolanas adquirir píldoras anticonceptivas y otros dispositivos anticonceptivos a precios exorbitantes.

Sigue leyendo: Estas 11 mujeres fueron torturadas sexualmente por funcionarios mexicanos. Ahora están contraatacando.

Venezuela está en medio de una profunda crisis económica que ha desencadenado una escasez de alimentos, combustible y medicamentos, sumada al descontento social en todo el país. Esa inestabilidad ha exacerbado la crisis de métodos anticonceptivos elevando los costos y limitando el suministro de preservativos y otras herramientas.   

Hace dos años, Venezuela ya tenía la tasa de embarazo adolescente más alta de Sudamérica, según datos recopilados por el Banco Mundial.

La ausencia de métodos anticonceptivos confiables empeora el problema, de acuerdo con médicos venezolanos, quienes informan de un incremento en embarazos no planificados y enfermedades de transmisión sexual en todo el país, según el Washington Post.

“En mi consultorio privado, de cada diez pacientes, cinco o seis sufren de una enfermedad de transmisión sexual,” dijo un médico a The Washington Post. “Hace dos años eran tan solo dos o tres.”

La crisis de métodos anticonceptivos es un cambio drástico en Venezuela, donde los preservativos y los dispositivos intrauterinos estuvieron disponibles de forma gratuita por mucho tiempo en hospitales y programas públicos. Un paquete de preservativos ahora puede costar hasta $200, informó Vice el año pasado.

Sigue leyendo: El feminicidio en México se ha más que duplicado desde 2007, según un informe

Global Citizen realiza campañas para permitir que todas las niñas y las mujeres decidan qué hacer con su cuerpo, su vida y su futuro. Puedes actuar haciendo clic aquí.

Mujeres y niñas buscan preservativos en otros países y les piden a viajeros que llenen su equipaje de preservativos antes de regresar, según The Washington Post.

 “La última vez los obtuve de mi cuñada, quien los trajo de Colombia,” dijo Alejandra Morán, publicista en Caracas, a The Washington Post. “Y viajaré a España en diciembre, y adquiriré suficientes para mí y para mis amigos.”

Sin embargo, la mayoría de las mujeres no tienen acceso a métodos anticonceptivos importados en un país en el que un paquete de preservativos puede costar el salario de una semana.

“La gente está desesperada,” dijo el representante de la industria farmacéutica del país a Vice. “Están aceptando cualquier cosa que puedan conseguir.”