Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

An infant is vaccinated in a transit camp for people fleeing the civil war in Libya, at the Ras Jedir border post between Tunisia and Libya.
Marta Ramoneda/UNICEF
Salud

2017 fue el año en el que más niños fueron vacunados en la historia

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
Cada año, se calcula que 3 millones de personas mueren a causa de enfermedades prevenibles por la vacunación como el sarampión, la poliomielitis y la influenza, muchas de las cuales son niños menores de 5 años. Las vacunas son esenciales para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Puedes ayudar y tomar medidas aquí.


Un número récord de más de 120 millones de niños recibieron al menos una dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP) en 2017, según un informe publicado el lunes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF publicaron el informe que detalla las estadísticas mundiales de inmunización.

Los datos mostraron que 9 de cada 10 bebés recibieron al menos una dosis de la vacuna DTP, y otros 4,6 millones de niños fueron vacunados con las tres dosis recomendadas de la vacuna DTP, en comparación con los números de 2010.

El informe detalla algunas victorias importantes de vacunación en todo el mundo. Los datos indicaron que 167 países ahora incluyen una segunda dosis de vacuna contra el sarampión como vacunación de rutina, 162 países usan vacunas contra la rubéola y 80 países iniciaron la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).

La cobertura mundial contra la rubéola aumentó a 52%, frente a solo 35% en 2010, según los nuevos datos.

Estas cifras muestran que las vacunas alcanzan a más niños que nunca antes.

Aún así, casi 20 millones de bebés no fueron completamente inmunizados en 2017, según el informe. Esto significa que no recibieron las tres dosis de la vacuna DTP.

Casi 8 millones de estos bebés viven en entornos frágiles. Otros carecen de las vacunas adecuadas debido a la marginación general a la que se enfrentan y la desigualdad.

El informe de la OMS y UNICEF hace un llamamiento a todos los países para que aumenten los fondos destinados a los programas de inmunización en todo el mundo.

"Para que todos los niños reciban las vacunas necesarias, el mundo necesitará vacunar a unos 20 millones de niños adicionales cada año con tres dosis de la vacuna difteria-tétanos-tos ferina (DTP3), 45 millones con una segunda dosis de vacuna contra el sarampión; y 76 millones de niños con 3 dosis de vacuna antineumocócica conjugada ", dice el informe.

Los esfuerzos de vacunación son vitales en la lucha para garantizar la salud mundial.

Cada año, se estima que 3 millones de personas mueren a causa de enfermedades prevenibles por la vacunación como el sarampión, la poliomielitis y la influenza, muchas de las cuales son niños menores de 5 años.

Los esfuerzos de vacunación han reducido significativamente el número de muertes asociadas con estas enfermedades, pero la cobertura mundial se ha estancado en un 86%, según la OMS.

Los programas de inmunización no solo son esenciales para garantizar la salud de los niños, sino que son esenciales para garantizar la salud mundial.

"Si las tasas de vacunación caen, es relativamente fácil para las enfermedades infecciosas restablecerse, especialmente las altamente contagiosas como el sarampión y la difteria", dijo a The Independent Sarah Loving, directora del proyecto de conocimiento de vacunas de Oxford Vaccine Group.

El movimiento anti-vacunas perpetúa ideas que van en contra de la evidencia científica, lo que asusta a los padres y los alienta a no vacunar a sus hijos. Los niños no vacunados se enferman y son el punto de partida perfecto para una epidemia.

En lo que respecta a los programas de vacunación se han realizado importantes avances pero para garantizar una buena salud y bienestar a nivel mundial, los esfuerzos para llegar a los niños en todas partes siguen siendo esenciales.