Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

A young boy sits on the edge of a collapsed bridge in Nhamatanda, about 100km west of Beira, Mozambique, March 21, 2019.
Themba Hadebe/AP
Medio Ambiente

La ONU insta a los países a intensificar esfuerzos en medio de una 'emergencia climática'

Por Megan Rowling

Traducción Erica Sánchez

BARCELONA, 17 de junio (Fundación Thomson Reuters) - El cambio climático es un "problema existencial" para la humanidad, y es urgente intensificar los esfuerzos para mantener el calentamiento a los límites acordados a nivel mundial, dijo el lunes el jefe de clima de la ONU, instando a los gobiernos a avanzar las conversaciones en Bonn.

Las negociaciones climáticas de mediados de año tienen la tarea de resolver los problemas pendientes al establecer las reglas sobre el acuerdo climático de París 2015, antes de una conferencia anual que se realizará en Chile en diciembre.

Patricia Espinosa, jefa de la secretaría de cambio climático de la ONU, dijo que las promesas existentes de los países para reducir las emisiones causadas por el calentamiento del planeta calentarán el planeta en 3 grados centígrados (5,4 grados Fahrenheit) desde tiempos preindustriales.

"Eso simplemente no es posible", dijo, y agregó que enfermaría aún más a las personas y daría lugar a batallas por recursos como el agua y la tierra, con residentes costeros que podrían perder sus hogares debido al aumento de los mares.

"Estamos literalmente en una emergencia climática, y escuchamos cada vez más que esta es la lucha de nuestras vidas", dijo.

El Acuerdo de París, ahora ratificado por 185 países, estableció el objetivo de limitar el aumento de las temperaturas globales promedio a "muy por debajo" de 2 grados centígrados y luchar por 1.5 grados centígrados. Las temperaturas ya han aumentado en aproximadamente 1 grado Celsius.


"Es hora de que todas las personas abran los ojos para ver cuán urgentes son las cosas", dijo Espinosa a los periodistas el primer día de las conversaciones. "Necesitamos llegar a la meta de 1.5 grados".

Esto proporcionaría beneficios a través de una menor contaminación del aire, gran parte de la cual se debe a la quema de combustibles fósiles para el transporte, la energía y la industria, una mejor salud para los niños, agua más limpia y empleos verdes, enfatizó.

Los activistas dijeron que los países en desarrollo que están sufriendo algunos de los peores impactos del clima salvaje, desde temperaturas extremas en la India hasta la devastación de ciclones en Mozambique, necesitan más fondos para tratar de hacerle frente a la situación.

Harjeet Singh, quien lidera el cambio climático para la organización benéfica ActionAid, dijo que "se trata de la vida y la muerte" para las comunidades empobrecidas que enfrentan un clima salvaje con muy poca protección.

Simon Stiell, ministro de resiliencia climática de Granada, dijo a los medios en una conferencia telefónica que los pequeños estados insulares en desarrollo están experimentando desde inundaciones, marejadas y sequías hasta la erosión costera y la pérdida de los arrecifes de coral.

"Todos estos fenómenos son una amenaza directa y real para la vida y los medios de vida de nuestra gente", dijo, e instó a más estados europeos a seguir a Gran Bretaña para establecer un objetivo de emisiones netas a cero para mediados de siglo.

MERCADO DE CARBONO

Stiell y Daryl Vaz, un ministro jamaiquino que dirige los esfuerzos para enfrentar el cambio climático, también pidieron a los gobiernos ricos que aumenten las contribuciones al Fondo Verde para el Clima, que ayuda a las naciones isleñas del Caribe a implementar proyectos para adaptarse a un mundo más cálido.

La jefe del clima de la ONU, Espinosa, dijo que las diferentes fuentes de financiamiento para la acción climática en todo el mundo están "dispersas por todas partes" y que deben reunirse en un sistema unificado. En Bonn, en las conversaciones del 17 y 27 de junio, los funcionarios del gobierno deberían concentrarse en idear un mecanismo "sólido" para los mercados de carbono, que las empresas están esperando, agregó.

Esta es un área clave que se pospuso cuando el "reglamento" para el Acuerdo de París se elaboró ​​en diciembre pasado.

El pacto de París permite a los países transferir reducciones de emisiones entre ellos utilizando créditos de carbono, pero aún tienen que acordar cómo hacerlo para garantizar que las reducciones no se cuenten dos veces en el lugar en que se producen y compran.

Espinosa dijo que las protestas y las huelgas escolares de los jóvenes por la falta de acción de los gobiernos frente al cambio climático, un movimiento que ha cobrado fuerza desde el año pasado, deberían servir de recordatorio a los negociadores de la ONU sobre por qué su trabajo es importante.

"Ellos, los jóvenes, tienen demandas creíbles y sólidas que están movilizando el liderazgo político", dijo.


Más información en http://news.trust.org/climate