Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

A United Nations report has revealed home is the most dangerous place for women. Every hour, six women are killed by someone they know.
Gabriel Benois Unsplash
Niñas y Mujeres

El hogar es el lugar más peligroso para las mujeres, según un informe de la ONU

¿Por qué deben preocuparse los Global Citizens?
Las mujeres y las niñas siguen siendo retenidas y tratadas como ciudadanas de segunda clase debido a los prejuicios de género discriminatorios que se han mantenido durante mucho tiempo. Global Citizen realiza campañas para alcanzar un mundo libre de violencia de género y discriminación.Actúa aquí para ayudar a mujeres y niñas.


Más de la mitad de todas las mujeres víctimas de femicidios en el mundo en 2017 fueron asesinadas por un miembro de su propia familia.

Los datos que arroja la investigación publicada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) reveló que de los 87,000 casos de asesinatos de mujeres en todo el mundo el año pasado, alrededor del 58% murió a manos de su pareja o un familiar cercano. Esto, a su vez, hace del hogar el lugar más peligroso para una mujer.

El Informe sobre femicidios en 2018, publicado en coincidencia con el Día Internacional de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, explicó que el 82% de todas las víctimas de homicidios muertas a manos de su pareja, eran mujeres. Para los hombres, la cifra correspondiente se sitúa en el 18%. Sin embargo, los hombres todavía representan 8 de cada 10 homicidios en general, la mayoría de los cuales son cometidos por extraños.

"Si bien la gran mayoría de las víctimas de homicidios son hombres, las mujeres siguen pagando el precio más alto como resultado de la desigualdad de género, la discriminación y los estereotipos negativos", dijo el director ejecutivo de UNODC, Yury Fedotov. "El homicidio basado en el género es un acto letal basado en discriminación y abuso por género".


El informe sitúa a los asesinatos de dote y honor como una causa importante detrás de la tasa de mortalidad.

"Muchas de las víctimas también son asesinadas por padres, hermanos, madres, hermanas y otros miembros de la familia debido a su papel y condición de mujeres", reveló el informe. "La muerte de las mujeres a manos de sus parejas íntimas no suele deberse a actos aleatorios o espontáneos, sino a la culminación de una violencia anterior relacionada con el género. Los celos y el temor al abandono son algunos de los motivos".

En los últimos cinco años, las naciones de todo el mundo han adoptado diversas políticas e implementado unidades específicas de género en un intento por abordar la violencia por parte de la pareja. A pesar de esto, el informe reveló que el porcentaje de asesinatos de mujeres y niñas en todo el mundo no ha disminuido. De hecho, el porcentaje ha aumentado un 11% desde 2012.

El continente africano y las Américas registraron el mayor porcentaje de casos de homicidios de mujeres causados ​​por miembros de la familia, con 3.1 y 1.6 víctimas por cada 100,000 mujeres, respectivamente. Oceanía siguió a una tasa de 1.3, con Asia con 0.9 y Europa con 0.7.

Para prevenir futuros homicidios, el nuevo estudio ha pedido que instituciones y organizaciones internacionales adopten una legislación de género más estricta y una mayor cooperación general entre la policía, los servicios de salud, la población masculina y el sistema de justicia penal.

"Para prevenir y combatir el asesinato de mujeres y niñas relacionado con el género, los hombres deben participar en los esfuerzos para combatir la violencia en la pareja y cambiar las normas culturales que se alejan de la masculinidad violenta y los estereotipos de género", señala el informe.