Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

People take part in the Annual Cape Town Pride Parade, celebrating Cape Town LGBTQI+ communities, on March 2, 2019, in Cape Town, South Africa.
Rodger Bosch/AFP/Getty
ImpactCiudadanía

Las Naciones Unidas reafirman su apoyo a la comunidad LGBTI

Las leyes punitivas junto con la violencia y la discriminación evitan que las personas LGBTI participen plenamente en la sociedad y puedan vivir integrados. A menudo, aquellos que perpetúan la violencia y la discriminación hacia miembros de la comunidad LGBTI no deben enfrentarse a ningún tipo de repercusión o pena por sus acciones, y esta cultura de la impunidad tiende a crear ciclos viciosos de abuso.

En 2016, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconoció la necesidad urgente de mejorar las medidas para proteger a la comunidad LGBTI contra la violencia y la discriminación, y adoptó la resolución 32/2. Esta resolución ordenó el nombramiento de un experto independiente que trabaje contra la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género (SOGI). Al experto se le asigna la gran responsabilidad de garantizar la protección de los derechos de las personas LGBTI en todas partes.

Las tareas de este experto independiente incluyen evaluar la implementación de los instrumentos internacionales de derechos humanos; sensibilizar e identificar las causas profundas de la violencia y la discriminación sobre la base de SOGI; entablar un diálogo con los estados y otras partes interesadas relevantes; trabajar con los estados para fomentar la implementación de medidas que contribuyan a la protección de las personas LGBTI contra la violencia y la discriminación; abordar formas de violencia y discriminación; y apoyar los esfuerzos nacionales para combatir la violencia y la discriminación sobre la base de SOGI.


El nombramiento del experto independiente en 2016 representó un importante paso para garantizar la protección de la comunidad LGBTI contra la violencia y la discriminación. Sin embargo, el puesto era por tres años y existía el riesgo de que el cargo no se vuelva a nombrar en 2019 para un nuevo período.

Más de 23,000 Global Citizens tomaron medidas pidiendo a la ONU que reevalúe el puesto, y esas llamadas fueron respondidas. El 26 de septiembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas votó para volver a nombrar al experto independiente, asegurando que los servicios críticos, los sistemas de apoyo y la investigación continuarán.

Este voto decisivo es una victoria para la comunidad LGBTI y los derechos humanos en todas partes. Asegurará el desmantelamiento continuo de estructuras e instituciones que perpetúan la violencia y la discriminación hacia la comunidad LGBTI, y garantizará que continúen los esfuerzos para lograr la protección universal de los derechos de la comunidad.