Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Photo by Kris Mikael Krister on Unsplash
Medio Ambiente

Las tortugas marinas están en riesgo debido al plástico

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
Desde hace mucho tiempo se sabe que los desechos plásticos dañan a las criaturas marinas, pero esta nueva investigación muestra el impacto específico del plástico en las tortugas y puede estimular los esfuerzos de conservación. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

Tan pronto como una tortuga marina ingiere un pedazo de plástico, su probabilidad de morir aumenta en un 20%, según una nueva investigación publicada en la revista Scientific Reports.

Cada pieza adicional de plástico ingerido aumenta la probabilidad de muerte, tanto que después de que ingiere la decimocuarta pieza de plástico, una tortuga tiene un 52% de probabilidades de morir.

Es un hallazgo alarmante porque hay trillones de piezas de plástico en los océanos del mundo. Alrededor de 13 millones de toneladas de plástico nuevo se suma a esa cifra anualmente, y las tortugas marinas hoy ingieren el doble de plástico que hace 25 años.

"Lo que descubrimos fue que cuando la tortuga se come el primer pedazo de plástico, tiene alrededor de un 20% de posibilidades de morir debido a ese único trozo de plástico y a medida que come más plástico, la posibilidad de que muera aumenta", dijo Chris Wilcox, investigador principal en la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth, a ABC News Australia.

“Encontramos cientos de piezas de plástico en algunas tortugas, desde películas delgadas hasta cuerdas o hilo de pescar. Muchos son objetos que vemos y utilizamos a diario”, agregó.

Los investigadores examinaron alrededor de 1.000 tortugas que habían aparecido en las costas australianas. Describieron cómo algunas tortugas mayores tenían muchas envolturas y bolsas de plástico en el estómago, e incluso un bebé que había ingerido stickers.

El equipo dijo que anteriormente se había especulado sobre la conexión entre la ingesta de plástico y las tasas de mortalidad, pero esta nueva investigación es la primera prueba definitiva y puede ayudar en los esfuerzos de conservación.

"Ahora que sabemos cuánto plástico se necesita para matar a una tortuga, podemos combinar eso con el trabajo previo que hicimos que analizar la probabilidad de ingestión de plástico potencial", dijo el asistente de investigación Qamar Schuyler a ABC News.

"Podemos llegar a una estimación global de la mortalidad masiva de cuántas tortugas mueren a nivel mundial por los plásticos", dijo.

Las tortugas no son las únicas criaturas marinas afectadas por los plásticos. Los científicos han identificado más de 700 criaturas afectadas negativamente por el plástico, y es probable que todas las criaturas marinas sean dañadas por esta sustancia, especialmente después de que el plástico vierte sus toxinas en el agua, según informó National Geographic.

A principios de año, una ballena apareció en una playa de Cabo de Palos en Murcia, España, y después de que se abrió su estómago, se encontraron más de 64 libras de plástico.

Algunos animales quedan atrapados en plástico, algunos se atragantan con piezas de plástico y otros son envenenados por contaminantes plásticos. Las Naciones Unidas descubrió que la ingesta de plástico mata alrededor de 1 millón de aves marinas y 100,000 animales marinos cada año.

Incluso el coral se ve afectado por la contaminación plástica, que puede perforar su piel, infectarla con enfermedades y bloquearla para que no reciba la luz solar.

Y luego están los microplásticos, los pequeños fragmentos en los que se descompone el plástico. Un estudio de 2014 estima que hay 5,25 billones de piezas de microplástico en ambientes marinos. Para el año 2050, se espera que el plástico en general supere a los peces en los océanos del mundo. Estos microplásticos cubren los fondos marinos, sofocan a las criaturas que habitan en el fondo y son consumidos regularmente por los animales.

La nueva investigación que muestra el impacto específico del plástico en las tortugas podría acelerar los esfuerzos para evitar que el plástico llegue a los océanos del mundo. Más de 60 países ya han promulgado restricciones sobre el plástico, y ese número está aumentando rápidamente.