Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Photo by kazuend on Unsplash
Medio Ambiente

El mundo perdió 40 campos de fútbol de bosque tropical por minuto en 2017

Cuando los rebeldes entregaron sus armas en Colombia el año pasado, una guerra civil de cinco décadas llegó a su fin. Pero a medida que las batallas militares cesaron, una forma de violencia ecológica tomó lugar.

La deforestación en Colombia creció un 46% en 2017 en comparación con 2016, ya que los intereses de la minería, la tala y la agricultura explotaron como consecuencia de que los rebeldes armados no estaban acampando en los bosques del país. Fue el mayor aumento en la pérdida de bosques tropicales en el mundo, según un nuevo informe de Global Forest Watch, una iniciativa del World Resources Institute (WRI) sin fines de lucro.

Y esta crisis creciente es parte de un patrón global más grande.

Los investigadores encontraron que 2017 fue el segundo peor año de pérdida de la cubierta forestal tropical en la historia registrada. En general, los trópicos perdieron 15,8 millones de hectáreas (39 millones de acres) de cobertura arbórea en 2017, lo que equivale a perder 40 campos de fútbol por minuto.

"Lo más importante es que, a pesar de los esfuerzos internacionales y nacionales, la pérdida de la cobertura arbórea está aumentando en los trópicos, lo cual es bastante alarmante", dijo a Global Citizen Mikaela Weisse, analista de investigación de WRI. "En lugar de ver esto como una señal de que deberíamos abandonar nuestros esfuerzos, tenemos que doblar los esfuerzos para aumentar el financiamiento nacional e internacional para conservar los bosques".

La selva amazónica en Brasil también sufrió enormes pérdidas, a pesar de la enorme campaña realizada para conservar los árboles.

alan-godfrey-509414-unsplash.jpgPhoto by Alan Godfrey on Unsplash

Los investigadores atribuyeron esta pérdida a la mala gestión de las tierras y a una sequía severa. Mientras los granjeros trataban de expandir sus territorios para el pastoreo de ganado, se desataron una serie de incendios fuera de control en tierras secas, que quemaron cerca de 3 millones de acres de bosque,según informó The New York Times.

Indonesia, por otro lado, experimentó una disminución del 60% en la pérdida de la cubierta tropical, en gran parte debido al patrón climático de El Niño, aunque en 2017 fue menos severo en comparación con 2016. La presión internacional, sin embargo, también ayudó a mitigar la pérdida de bosques, en parte mediante el financiamiento de esfuerzos para conservar las turberas, que son fundamentales para mantener la humedad en los bosques.

Al otro lado del Caribe, mientras tanto, fuertes huracanes derribaron grandes secciones de árboles.

Hurricane-Irma-Puerto-Rico-Emergency-Workers.jpgImage: Carlos Giusti/AP

En todo el mundo, los efectos perturbadores del cambio climático -especialmente el aumento de las temperaturas y los cambios en los patrones de precipitación- provocaron la mayor parte de la pérdida de bosques, aunque Weisse enfatizó que la acción humana voluntaria era el principal culpable.

"Estamos viendo algunas señales del impacto que el cambio climático está teniendo en los bosques en términos de desastres naturales, pero en el fondo, gran parte de esto se debe a la actividad humana, por lo que podríamos estar haciendo mucho más para detener el aumento en la pérdida de la cobertura de árboles", dijo.

Weisse también dijo que la conservación forestal tiene muchos beneficios.

Por ejemplo, un plan global para conservar los bosques podría lograr que el mundo alcance el 30% de los objetivos para lograr el acuerdo climático de París, según un informe de 2017 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

Además, según Weisse, los bosques son esenciales para la calidad del agua, la seguridad alimentaria, la regulación de las temperaturas locales y mucho más.

No es sorprendente que las poblaciones indígenas hayan estado a la vanguardia de la protección ambiental.

El informe encontró que en 20 áreas controladas por pueblos indígenas en todo el mundo, la pérdida de árboles era la mitad en comparación con el bosque circundante. Sin embargo, estas áreas circundantes están creciendo en todo el mundo a medida que se violan los derechos de las tierras indígenas.

indigenous amazon rainforest ecuador.pngImage: Caroline Bennett / Rainforest Action Network

Actualmente existe una enorme brecha de financiamiento para la conservación de los bosques entre los países.

Este es, en última instancia, el mayor obstáculo, según el informe.

"La tendencia general en los trópicos es que la cantidad de fondos recibidos no coincide con la magnitud del problema", dijo Weisse.

Global Citizen realiza campañas para proteger la biodiversidad en todo el mundo. Puedes tomar medidas al respecto aquí.