Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Flickr/Edinburgh Greens
Medio Ambiente

El desafío #Trashtag busca que la gente limpie sus entornos locales

Por qué es importante para los Global Citizens
La contaminación plástica está causando un daño inmenso a los ecosistemas del mundo, y los gobiernos están comenzando a frenar la producción de plástico de acuerdo con los Objetivos Globales de las Naciones Unidas. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

En la primera foto, un hombre se sienta en un bosque cubierto de plástico. En el siguiente, se encuentra en el mismo bosque, excepto que esta vez el lugar está completamente limpio. Solo hay bolsas llenas de basura como prueba del trabajo realizado por el hombre para limpiar el área.

Es un concepto simple que muestra el antes y después que se ha vuelto muy viral en algunas plataformas de redes sociales como Instagram, Reddit y Twitter, según publicó Time. Y el #trashtag está ganando seguidores en todo el mundo.

"Aquí hay un nuevo desafío para todos los adolescentes aburridos", dice el texto que acompaña la imagen. “Tómate una foto en un área que necesite limpieza o mantenimiento. Trabaja en la limpiaza. Luego toma otra foto después de haber hecho algo al respecto y publicala usando #trashtag".

Como parte del desafío muchas personas ya han limpiado bosques, playas, caminos, patios, campos y más.


Según Mashable, el desafío #trashtag se inició por primera vez en 2015 por la empresa de equipamiento para actividades al aire libre UCO. El desafío original llevó a que se recolecten 10,000 piezas de plástico para octubre de 2016.

Pero ahora el desafío #trashtag es parte de un movimiento mucho más amplio de personas que buscan comprender más sobre el problema de la contaminación plástica y luego tomar  medidas al respecto. En India, Noruega y Tailandia se llevaron a cabo limpiezas plásticas a gran escala, y de estos esfuerzos surgieron activistas locales para proteger el medio ambiente.

Desde 1950, los humanos han creado 8.3 mil millones de toneladas métricas de plástico, un peso equivalente a mil millones de elefantes. Si bien los productores de plástico a menudo afirman que sus productos son reciclables, solo alrededor del 9% del plástico se recicla debido a las disparidades en los sistemas de gestión de residuos, la falta de capacidad y las iniciativas educativas deficientes relacionadas con el reciclaje.

Por ejemplo, se supone que los productores de bolsas plásticas deben desarrollar sistemas para reciclarlos, pero solo el 5% de los mil miillones de bolsas que se usan anualmente se reciclan.

Todo el plástico que no se recicla a menudo termina contaminando los ambientes y el impacto de estos residuos está comenzando a entenderse mejor.

Los científicos han descubierto que los desechos de plástico causan un gran daño a la vida marina y determinaron que los humanos ingieren miles de partículas de plástico cada año.

Proteger los ecosistemas de la contaminación plástica requerirá que los países tomen medidas contra la producción de plástico, algo que más de 60 países ya han hecho.

Mientras tanto, los activistas ciudadanos como aquellos que se unen al desafío #trashtag ya están ayudando a limpiar un desastre global.