Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Francisco Antunes / Flickr
Finanzas e Innovación

Este servicio de taxi hace que el transporte sea accesible para los más pobres de São Paulo

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
El acceso al transporte es crucial para escapar de la pobreza. La ampliación de las opciones de transporte significa que las personas tendrán un mejor acceso a servicios de salud, empleos y servicios cruciales. Esta empresa de taxis atiende a las comunidades más vulnerables de São Paulo. Únete a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

Los conductores que ofrecen sus servicios en aplicaciones de viaje compartido a menudo se alejan de los barrios periféricos de São Paulo haciendo mención a su reputación violenta. Sin embargo, una empresa de taxis local, Ubra, ahora está brindando el muy necesario servicio de transporte a quienes viven en las regiones más pobres de la ciudad más grande de Brasil.

Brasilândia, un distrito fuera de São Paul, es una de las áreas más pobres de la ciudad, y la mayoría de los residentes viven en barrios marginales conocidos como favelas. El transporte público apenas atiende a estas favelas. Con el metro más cercano a 5 millas de distancia, los lugareños dependen de los autobuses siempre llenos e inconsistentes para llegar al centro de la ciudad.

El residente promedio de Brasilândia vive con alrededor de $100 al mes, menos de un tercio de lo que vive el residente promedio de São Paulo. E incluso si los conductores no tienen miedo de ir a Brasilândia, la mayoría de los residentes tienen dificultades para pagar ese tipo de alternativas al transporte público, como los automóviles y los servicios de viaje compartido.

Pero Ubra está transformando la forma en que los lugareños se mueven por sus barrios. Alvimar da Silva, que anteriormente conducía para otra aplicación, creó Ubra con la ayuda de sus hijos y amigos cuando se dio cuenta de que podía obtener mejores ingresos manejando para sus vecinos que conduciendo para las principales aplicaciones de viaje compartido, informó The Guardian. Ubra también ofrece la posibilidad de realizar reservas a través de teléfonos inteligentes o llamadas telefónicas y acepta pagos en efectivo o gasolina, lo que hace que sea más accesible e inclusivo que otras aplicaciones para viajar, según informó The Guardian.

El acceso al transporte es crucial para escapar de la pobreza, de acuerdo con un estudio en curso sobre tendencias de movilidad social, realizado en Harvard, que encontró que "el tiempo de viaje se ha convertido en el único factor más fuerte en las probabilidades de escapar de la pobreza". Un mejor transporte significa un mejor acceso a muchas otras oportunidades y servicios que pueden ayudar a romper el ciclo de la pobreza, incluida la educación, la atención médica y el empleo.

Ubra también está ayudando directamente a enfrentar la pobreza mediante el empleo de conductores locales que conocen el área y necesitan trabajo. La tasa de desempleo de Brasil ha fluctuado entre 12% y 13% durante el año pasado y las perspectivas de empleo son aún más inciertas para los residentes de las favelas, que deben encontrar formas creativas de llegar a fin de mes.

Uber, 99 y Cabify han admitido que los viajes que terminan en áreas "riesgosas" están marcados y los conductores finalmente deciden si proporcionan servicio a ciertos pasajeros y vecindarios, informó The Guardian. Mediante la contratación de conductores locales, Ubra también evita que los conductores tengan miedo a esas áreas.

"Hay un mito acerca de que la periferia es peligrosa", dijo Da Silva, el fundador de Ubra, al Guardian. “Digo que la violencia está en todas partes, probablemente aún más en el área central que en la periferia. Nuestro modus operandi fue contratar conductores locales, nacidos y residentes de Brasilândia, que no tienen prejuicios en su contra y no tienen miedo de trabajar aquí".

Más de 50 millones de personas en Brasil, casi el 25% de la población, viven bajo la línea de pobreza. Las estadísticas de São Paulo son igualmente evidentes: 11 de 20 millones de personas viven en barrios marginales con acceso limitado al transporte y es en esta gente que Ubra se está concentrando por ahora.

"Nuestro foco está en las áreas que están siendo excluidas de las otras aplicaciones, pero eventualmente trabajaremos en todo São Paulo", dijo la hija de Da Silva a The Guardian. "Existe una gran demanda por parte de los conductores de trabajar cerca de sus vecindarios. Quieren evitar el tráfico y los gastos de gasolina, mientras se encuentran cerca de sus hogares y familias".

Actualmente, Ubra estima que realiza entre 5,000 y 6,000 viajes cada mes, y solo atiende entre el 2% y el 3% de la población de Brasilândia. Sin embargo, planean escalar para satisfacer las necesidades del 15% al ​​20% del vecindario y extender su modelo a otras comunidades que no cuentan con el transporte adecuado, según informó The Guardian.