Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

veeterzy / Unsplash
Salud

El 93% del aire que respiran los niños del mundo es tóxico

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse

Sin una intervención urgente y drástica para mitigar el cambio climático el aire continuará volviéndose cada vez más fino y repleto de contaminantes en los próximos años. Puedes unirte y tomar acción sobre este tema aquí.


El aire tóxico está poniendo en riesgo la vida de miles de niños alrededor del mundo.

De acuerdo a un reciente estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 90% de la gente joven el mundo, (alrededor de 1.8 mil millones de personas) respiran aire tóxico, de acuerdo a un informe publicado por The Guardian.

“El aire contaminado está envenenando a millones de niños y arruinando sus vidas”, dijo el Dr. Tedros Adhanom, Director General de la OMS en un comunicado oficial. “Es inexcusable. Cada niño debe poder ser capaz de respirar aire limpio para poder crecer sanos y alcanzar su pleno potencial”.

Los resultados de este estudio fueron publicados luego de la primera conferencia mundial de la polución del aire en Génova, donde naciones y ciudades se reunieron para acordar nuevas políticas y acuerdos para ponerle fin al aire contaminado, de acuerdo a lo publicado.

En 2016, apróximadamente 600,000 niños murieron como consecuencia de insefuciencias respiratorias e infecciones causadas por la polución del aire, informó CNN en su cobertura especial sobre el tema.

Expertos médicos identificaron que esta crisis ocurre tanto en países ricos como pobres con problemas de salud que van desde bajo peso al nacer, un desarrollo neurológico pobre, asma y enfermedades cardíacas, informaron.



Los niños son más susceptibles a tener problemas de salud, en especial porque los agentes que causan la contaminación y polución del aire suelen estar más concentrados al nivel del suelo, y los órganos y sistemas nerviosos infantiles suelen ser más vulnerables que los adultos de padecer un daño a largo plazo.

La Dra. Maria Neira, Directora de Salud Pública y Medio ambiente de la OMS, identifió varias formas básicas de reducir el impacto que el aire tóxico puede tener sobre la salud, explicando que hay muchos modos de reducir las emisiones de polutantes peligrosos. Uno de esos modos es la elección de tecnologías y combustibles fósiles limpios, la promoción del uso de transporte verde, el uso eficiente de la energía en el hogar, y planificación urbana.  

“Estamos preparando el terreno para la generación de energía de baja emisión, tecnologías industriales limpias y seguras, y un mejor modo de manejo de los desechos”, dijo.

Mark Watts, Director Ejecutivo del grupo C40 Cities que se une a distintas ciudades alrededor del mundo para luchar contra el cambio climático y la polución, explicó a través de un comunicado que “es irrefutable la urgencia de un cambio moral y práctico y el llamado a la acción para reducir las emisiones, incluyendo el fin de la era de los combustibles fósiles”.