Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

The construction of the still-standing Glen Canyon Dam in Coconino County, Arizona created one of the largest man-made reservoirs in the US.
John Gibbons/ Unsplash
Medio Ambiente

Sólo un tercio de los ríos del mundo fluyen libremente

Por qué es importante para los Global Citizens
Los ríos proporcionan funciones clave necesarias para la sostenibilidad de los ecosistemas a nivel mundial. Sin los ríos del mundo, la alimentación humana, el agua y los suministros de energía disminuirán considerablemente y podrían causar el desplazamiento de muchas comunidades costeras. Únete a nosotros para tomar acción aquí.

Un grupo de investigadores descubrió recientemente que solo 90 ríos, aproximadamente un tercio de los ríos largos del mundo, fluyen libres sin ninguna obstrucción realizada por el hombre. El estudio, publicado en la revista científica Nature, es especialmente importante porque es el primero en explorar el flujo libre de los ríos a nivel global.

"Esta es la evaluación más completa realizada sobre la conectividad fluvial, y muestra que estamos perdiendo nuestros ríos más largos y que fluyen libremente", dijo Michele Thieme a National Geographic, científica líder en agua dulce del World Wildlife Fund y una de las investigadoras del análisis.

Los ríos restantes que fluyen libremente se encuentran en las regiones del Congo, el Amazonas y el Ártico, áreas con poca actividad humana o desarrollo.

Los ríos son cruciales para el medio ambiente y la vida silvestre. También ayudan a mantener la vida humana al proporcionar alimentos, agua, irrigación agrícola y energía, pero para hacer esto, necesitan poder fluir sin obstrucciones.

Dado que el cambio climático es una de las mayores preocupaciones mundiales en la actualidad, la energía hidroeléctrica ha sido una de las principales alternativas de cero emisiones al uso de combustibles fósiles. Sin embargo, las presas y diques se han convertido en herramientas necesarias y ampliamente utilizadas para controlar y regular este tipo de energía, y esto evita que los ríos fluyan libremente.


Los científicos estiman que hay 2.8 millones de represas construidas en todo el mundo, que obstruyen la conectividad y redirigen el flujo de los ríos.

El informe destacó los efectos negativos que esta fragmentación puede tener en estos ríos y sus ecosistemas circundantes. La vida silvestre encontrada cerca de los ríos sigue siendo la más afectada.

"Si bien la energía hidroeléctrica inevitablemente tiene un papel que desempeñar en el panorama de las energías renovables, la energía eólica y solar bien planificadas pueden ser opciones más viables para los ríos, la biodiversidad y las comunidades que dependen de ellos", dijo Thieme a The Guardian.

Según National Geographic, ha habido reducciones masivas en las poblaciones de peces debido a la construcción de represas en, por ejemplo, el río Yangtze en China, el río Columbia en los Estados Unidos, o la cuenca del río Murray-Darling en Australia.

El investigador principal, Günther Grill, le dijo a The Guardian que la necesidad, la ubicación y el diseño deben considerarse al planificar la construcción de la presa. El informe también alienta a los planificadores a tener en cuenta el mantenimiento de la conectividad de los ríos y los posibles cambios ambientales posteriores en las decisiones relevantes.

Para abordar los problemas ambientales causados ​​por las represas, países como China se han vuelto menos dependientes de la energía hidroeléctrica, mientras que otros, como los Estados Unidos, han intentado restaurar sus ríos mediante la eliminación de represas.

En 2014, National Geographic informó que tales esfuerzos tuvieron éxito para el río Elwha en el noroeste del Pacífico, que hizo que sus poblaciones de peces regresaran a sus hogares naturales, beneficiando a todo el ecosistema.

Otras áreas del mundo todavía están muy afectadas por la fragmentación de los ríos y la pérdida de conectividad.

“El estudio global subestima en gran medida el alcance de la fragmentación de los ríos, ya que solo considera represas muy grandes. Creemos que los ríos que fluyen libremente simplemente ya no existen, al menos en Europa", le dijo a The Guardian Carlos García de Leaniz, profesor de la Universidad de Swansea que dirigió un estudio similar sobre  el Reino Unido.

Hay varios proyectos que trabajan para cambiar esta realidad en toda Europa, informó Nat Geo, como por ejemplo Dam Removal Europe, cuyo objetivo es eliminar 30,000 represas antiguas u obsoletas que obstruyen los ríos del continente.

Los científicos involucrados en la evaluación global de ríos indicaron en el informe que los datos que han recopilado pueden ayudar a los gobiernos dedicados a la conservación y restauración a gestionar y monitorear los grandes ríos de sus países, además de hacer hincapié en la necesidad de acción.