Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Ryan Gall/Global Citizen
Niñas y Mujeres

Estas artesanas mexicanas empoderan a las mujeres para salir de la pobreza

Por qué es importante para los Global Citizens
Global Citizen está trabajando para impulsar un cambio significativo y duradero en torno a la pobreza extrema, la desigualdad y la sostenibilidad. Puedes obtener más información sobre ACTIVATE: El Movimiento de Global Citizen aquí, y unirte a nosotros para tomar medidas sobre estos temas aquí.


"Vida Nueva" es el nombre de esta cooperativa indígena mexicana que ofrece exactamente eso, una nueva vida a muchas mujeres y, durante los últimos 20 años, ha brindado en sus comunidades la oportunidad de vivir una vida fuera de la pobreza y con igualdad de derechos.

Esta cooperativa, ubicada en Teotitlán del Valle, en Oaxaca, México, está completamente dirigida por mujeres. Fundada por Pastora Asunción Gutiérrez Reyes, las mujeres miembro de “Vida Nueva” tejen tapetes, un tipo de alfombra local de lana tejida a mano, y las venden para ganarse la vida.

"Vida Nueva se fundó en 1996 con un objetivo principal: ayudar a otras mujeres que vivían una situación difícil, que sufrían violencia doméstica, mujeres viudas y madres solteras", le dijo a Global Citizen Silvia Zitlaly Gutiérrez Reyes, miembro del grupo. “Algunas de esas mujeres tuvieron que pelear todos los días con la desventaja de ser mujer en una comunidad machista. Cuando comenzamos había cinco, luego 30 y ahora 15. Muchas se fueron debido a las críticas".

Este grupo de mujeres se reunió recientemente con la cantante y activista de Global Citizen Becky G como parte del primer episodio de la serie documental ACTIVATE: El Movimiento de Global Citizen, para National Geographic y Procter & Gamble, coproducida por Global Citizen y RadicalMedia. Como se muestra en el episodio, “Vida Nueva” es única por su trabajo: en una sociedad donde los recursos y la cultura están estructurados exclusivamente para hombres, donde a las mujeres no se les permite estudiar ni trabajar, estas mujeres crearon esta cooperativa para luchar por sí mismas.

I have joined @GlblCtzn to fight for a world where #SheIsEqual. I spent time in Teotitlán Del Valle. A beautiful, proud, indigenous, Mexican Pueblito. This experience connected me to my roots & was such a blessing. I had the honor of meeting the “Vida Nueva” collective. These women are VERY passionate about what they’ve created together. They work & spend countless hours everyday to create these beautiful, handmade, traditional pieces of art with such strong cultural meaning. Yet, because of government laws & discrimination their business struggles to reach its fullest potential. They continue to fight, believe, and overcome these obstacles EVERYDAY. To me they are a true testament to what can happen when women come together and when we support the women around us. (There is a link in my IG stories I would like for you to check out.)

Una publicación compartida de Becky G (@iambeckyg) el

Gutiérrez Reyes le explicó a Global Citizen que están "luchando para que las mujeres de la comunidad tengan oportunidades de estudiar, tener el poder suficiente para decidir a qué edad casarse y qué quieren hacer con sus vidas".

Ella, por ejemplo, es la primera mujer en la cooperativa que estudió en una universidad, tiene una carrera universitaria, y ha viajado fuera de su comunidad. En 2004 incluso viajó a las Naciones Unidas para hablar sobre los derechos de los niños y niñas indígenas.

Hablamos con Gutiérrez Reyes sobre “Vida Nueva”, los obstáculos que la cooperativa ha tenido que superar y el valor del trabajo que realizan.


Global Citizen: ¿Cuántos desafíos han enfrentado desde que comenzaron?

Silvia Zitlaly Gutiérrez Reyes: Durante estos 22 años, hemos visto muchos cambios. Al principio, todos nos criticaron y nos dijeron que estábamos locas. Incluso nos llamaron prostitutas, mujeres malas, nos rechazaron y nos miraron mal. Pero ahora, con todo el trabajo que hemos realizado, nos hemos ganado el respeto de las personas de la comunidad. Muchas personas dicen ahora que no creían que las mujeres pudieran aportar algo bueno a la comunidad. Gracias a todo el trabajo realizado, las mujeres ahora podemos decidir, hemos aprendido más sobre nuestros derechos y hacemos que nos respeten.

GC_RyanGall_ResponsibleSourcing_Becky G_008.jpgImage: Ryan Gall/Global Citizen

Entonces tuvieron que superar muchos obstáculos...

Nos enfrentamos a muchos obstáculos, sí. El primero y muy difícil de enfrentar fueron las críticas, porque todos dijeron que no era una buena idea que las mujeres estuvieran juntas. Nos insultaban. Decían que nos reuníamos para aprender cosas malas, para ser mujeres desobedientes o que eramos un mal ejemplo para otras mujeres de la comunidad. Es realmente triste luchar contra tu propia gente, porque no nos apoyaron.

Otro obstáculo fue la falta de recursos y el bajo nivel educativo que tenían las mujeres de la cooperativa. No sabíamos qué hacer, solo sabíamos que ya no queríamos sufrir violencia o que nuestras familias se fueran a la cama con hambre. Al principio, nos dimos cuenta de que necesitábamos orden y no sabíamos qué significa tener una cooperativa. Nos llevó tres años tener el conocimiento suficiente para estar más organizadas y 10 años, hasta 2006, para tener el lugar, las herramientas y aprender a creer en nosotras mismas para que esta organización sea lo que es hoy.

GC_RyanGall_ResponsibleSourcing_Field Shots_hero.jpgWomen weavers of the “Vida Nueva” collective in Teotitlán del Valle, Oaxaca, Mexico, sit on a bench in front of their work.
Image: Ryan Gall/Global Citizen


¿Cómo impactaron esos cambios en sus vidas?

Hoy podemos decir fuerte y claro, "NO", cuando los hombres nos dicen algo que no está bien. Aprendimos a defender nuestras ideas y lo que queremos hacer. Nuestras hijas ya están estudiando, un gran logro considerando que en el pasado no había apoyo en nuestras familias para estudiar o viajar. La mayoría de las mujeres de Vida Nueva no fueron a la escuela e incluso Pastora, su fundadora, solo terminó la educación primaria. Por esa razón, ahora Vida Nueva tenemos a quien nos apoya con más educación, y eso cambió la vida de todas. Ahora es más fácil para nosotras hacer la documentación, buscar apoyo, preparar mejor nuestros talleres, [y más].

This cooperative is fully run by women.

This cooperative is fully run by women.
Ryan Gall/Global Citizen

They work with special natural inks.

They work with special natural inks.
Ryan Gall/Global Citizen

They have their own space near Oaxaca, Mexico.

They have their own space near Oaxaca, Mexico.
RadicalMedia

Each design is unique and takes 3 months.

Each design is unique and takes 3 months.
RadicalMedia

They receive education in economy and entrepreneurship.

They receive education in economy and entrepreneurship.
RadicalMedia

¿Dónde venden principalmente sus productos?

Vendemos en los mercados locales, pero nuestro mercado más grande es América del Norte, a turistas y exportadores. Ellos son los que adquieren directamente nuestros productos, visitan nuestras instalaciones y dan valor a nuestro trabajo. Siempre nos gusta explicarles primero todo el gran trabajo involucrado en el desarrollo de cada una de las telas, el proceso de fabricación, y el tiempo dedicado. Por otro lado, les explicamos la lucha que enfrentamos como mujeres empresarias aquí todos los días, en un sistema donde los recursos son exclusivamente para hombres, en una comunidad donde a las mujeres no se les permite estudiar. Les contamos cómo a las mujeres en Teotitlán no se les permitía tejer o viajar a la ciudad, cómo nos dijeron que este trabajo era exclusivamente para hombres en el pasado.

¿Y cómo es su relación con la comunidad local ahora? ¿Ayudan de alguna manera?

Sí, desde 2006, tratamos de hacer un proyecto cada año que ayude a la comunidad. Durante todo el año recaudamos dinero para financiar estos proyectos y una vez al año una mujer hace un tapete especial. Con esa venta, contribuimos con más recursos al proyecto. Durante el año observamos cuáles son las necesidades de la comunidad y hablamos sobre las prioridades. En el pasado, ofrecimos servicios de salud gratuito a las mujeres de la comunidad, por ejemplo, o trabajamos para proteger el medio ambiente mediante la creación de botes de basura reciclados, colocados en la comunidad para darles instalaciones de tratamiento de reciclaje apropiadas.

Sus artesanías no solo son grandes piezas de arte, sino que también conservan el valor de la cultura de Oaxaca. ¿Me puede, por favor, dar más detalles sobre el valor detrás de sus productos?

Nuestro trabajo se centra en el uso de técnicas ancestrales. Cada producto que producimos tiene un proceso ancestral, creativo e innovador. Lo que definitivamente hace que nuestro trabajo sea tan especial es que aún conservamos las técnicas que se heredaron de generación en generación. Utilizamos tintes naturales que provienen de plantas, frutas o insectos como la grana cochinilla. Intentamos innovar y tenemos clases de diseño y colorimetría, y luego usamos nuevas técnicas y las fusionamos con las antiguas.

Lo que da un valor único a nuestras piezas es la calidad que tratamos de cuidar en cada producto. Todo el proceso lleva aproximadamente tres meses porque procesamos la materia prima, cosechamos las plantas o preparamos los pigmentos. Cada mujer pone no solo su talento en su alfombra, sino también su corazón y su fuerza como mujer que lucha por una nueva vida en cada pieza. Lo más importante en nuestro trabajo y para nosotras, es que cada pieza tiene un significado especial. Y en la mayoría de los casos, esos significados hablan de libertad, sueños y desafíos que nosotras como mujeres queremos hacer realidad.

Si deseas conocer más sobre la historia de “Vida Nueva”, puedes ver el primer episodio de ACTIVATE: El Movimiento de Global Citizen que se estrenará el 5 de septiembre en National Geographic o en www.globalcitizen.org/activate


Esta entrevista ha sido ligeramente editada y condensada para mayor claridad.



ACTIVATE: EL MOVIMIENTO DE GLOBAL CITIZEN es una serie documental de seis partes de National Geographic y Procter & Gamble, coproducida por Global Citizen y RadicalMedia. ACTIVATE crea conciencia sobre temas relacionados con la pobreza extrema, desigualdad y sostenibilidad para movilizar a los ciudadanos del mundo a tomar medidas e impulsar un cambio significativo y duradero. La serie se estrenará a nivel mundial en septiembre de 2019 en National Geographic en 172 países y 43 idiomas. Más información aquí.

ACTIVATE_Square_USA_NoTunein.jpg