Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

PartnerCombate la pobreza

¿Cuál es la enfermedad infecciosa más mortal del mundo?

Aunque enfermedades como el ébola y el síndrome respiratorio agudo grave (SRAG) aparecen en los titulares por causar epidemias fatales, la enfermedad infecciosa más mortal del mundo es una mucho más común, pero de la que poco se habla: la tuberculosis.

La tuberculosis o TB, mata 1.6 millones de personas al año o 4,000 personas al día. De hecho, la TB cobra más vidas al año que la malaria y el VIH juntos.

Más de una cuarta parte de la población mundial está infectada con la bacteria, aunque no todos mostrarán síntomas de la enfermedad ya que la TB puede permanecer latente en el cuerpo de las personas durante años o incluso por el resto de sus vidas. La TB latente solo puede detectarse con una prueba de sangre o de piel.

De las casi 2 mil millones de personas en el mundo que se estima que tienen la TB latente, aproximadamente 10 millones de ellas desarrollarán la TB activa cada año.

Actúa: Comparte los datos sobre la enfermedad infecciosa más mortal del mundo: la tuberculosis

La TB es causada por una bacteria aerobia que se propaga a través de gotitas diminutas liberadas en el aire cuando las personas infectadas con la TB activa tosen, hablan o estornudan. Y aunque todos pueden contagiarse de tuberculosis, las personas con sistemas inmunes afectados —incluyendo niños, mujeres embarazadas, ancianos y personas con condiciones inmunocomprometidas— están más en riesgo. La TB es la causa principal de muerte entre las personas con VIH.

La enfermedad que afecta sobre todo a los pulmones es seria y puede ser mortal. Sin embargo, tanto la TB activa como la latente pueden curarse normalmente con una combinación de medicinas en un periodo de tiempo que va de seis a nueve meses.

No obstante, las cepas de la TB resistentes a los medicamentos se están convirtiendo cada vez más en un problema. El año pasado, se reportaron cerca de 500,000 casos de tuberculosis resistente a los medicamentos en todo el mundo. Las personas con TB resistente a los medicamentos no responden a dos o más de las medicinas más comúnmente usadas para tratar la enfermedad, y es probable que tengan que tomar más de 15,000 pastillas durante el transcurso de su tratamiento. Aun así, muchas no sobreviven.

Durante casi dos décadas, Johnson & Johnson ha trabajado para luchar contra la tuberculosis resistente a los medicamentos. La empresa desarrolló la primera medicina innovadora contra la TB en más de 40 años y está desarrollando las medicinas de la próxima generación que ayudarán a acabar con la tuberculosis.

Johnson & Johnson no solo ha tomado medidas para asegurarse de que este medicamento esté disponible y asequible para las personas que lo necesitan, a su vez está trabajando para reforzar los sistemas de asistencia médica en países con incidentes altos de tuberculosis al capacitar personal de salud, al mejorar la capacidad de diagnóstico y al sensibilizar a la comunidad.

La TB —y en particular la tuberculosis resistente a los medicamentos— es una de las emergencias de salud pública más importantes que enfrenta el mundo actualmente; pero durante demasiado tiempo se ha ignorado e infrafinanciado. Para lograr la meta de acabar con la tuberculosis para 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), son esenciales los sistemas de salud sólidos, diagnósticos más precisos, mejores tratamientos y, finalmente, una vacuna efectiva. Cuando los gobiernos, empresas, organizaciones y las personas trabajen juntos para hacer de la tuberculosis una prioridad, millones de casos de TB y muertes relacionadas con esta enfermedad podrían prevenirse.


Traducción de Adam Critchley