Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Flickr: Kurman Communications, Inc.
Alimentos y Hambre

3 cambios que debes hacer en tu dieta para comer de forma más sostenible

Sí, es verdad, todos necesitamos comer. Pero la forma en que estamos produciendo nuestra comida en este momento está teniendo un impacto bastante devastador en el mundo que nos rodea.

De la deforestación en todo el mundo, la agricultura es responsable del 75% de ella. La agricultura es también el principal contribuyente de las emisiones de gases de efecto invernadero distintos del CO2, que son el motor más importante del cambio climático.

Por eso para que ocurra un cambio real, debemos asumir la responsabilidad del impacto ambiental del consumo de alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria. Y si bien eso incluye el cultivo, el procesamiento y el transporte, también nos incluye a nosotros, los consumidores.

Tom Hunt, quien "hizo ese cambio importante" para poder llamarse eco-chef en 2011, es escritor y activista gastronómico. Ahora es director del galardonado restaurante sostenible Poco en la ciudad de Bristol. También es el fundador de Forgotten Feast, una campaña de caridad que aumenta la conciencia sobre los problemas del desperdicio de alimentos organizando banquetes elaborados con ingredientes que de otro modo se habrían desperdiciado.

Este mes, brindó una charla en un evento de sostenibilidad alimentaria organizado por la Fundación Thomson Reuters y el Centro Barilla para la Alimentación y la Nutrición (BCFN) en Londres, con motivo de los Premios a la Sostenibilidad de los Alimentos.


Entonces, para hacer que este desafío global se sienta un poco más alcanzable a nivel individual, le pedimos a Hunt sus tres mejores consejos para hacer que nuestras dietas sean más sostenibles.

1. Reduce el plástico.

Todos hemos visto de primera mano cómo a los supermercados les encanta envolver productos de plástico. Desde cocos hasta "filetes de coliflor", es prácticamente imposible visitar una tienda y liberarse del plástico.

Los principales supermercados en el Reino Unido crean más de 800,000 toneladas de envases de plástico cada año, según The Guardian: eso es más de la mitad de los desechos plásticos creados por todas las casas en el Reino Unido, que es de aproximadamente 1,5 millones de toneladas al año.

Pero hay formas de evitar el plástico, particularmente cuando se trata de comprar fruta y verdura, según Hunt.

Hunt comenzó trabajando con Hugh Fearnley-Whittingstall como cocinero y estilista de alimentos, por lo que es un especialista sobre productos de temporada, y reconoce que todos debemos centrarnos en comprar fruta y verdura de temporada a nivel local y comprar en los mercados locales, para reducir el desperdicio de plástico.

2. Compra en tiendas saludables

De acuerdo con Hunt, la comida que compras en tiendas de alimentos saludables es generalmente mucho más sostenible.

"Deberíamos comer por placer y disfrutar nuestra comida", dijo en el evento de sostenibilidad alimentaria. "Una gran parte de eso es saber de dónde viene tu comida. Luego comemos alimentos integrales y cocinamos alimentos de verdad. Ese es un gran primer paso”.

"El tiempo y el dinero son problemas reales y no siempre es fácil tomar la decisión correcta en nuestras compras", agregó. "Pero comer por placer, comer alimentos integrales, comer los mejores alimentos que podemos, reconectarnos con el origen de nuestra comida y comprender de dónde proviene es un verdadero paso hacia eso".

3. Reduce las porciones de carne.

Actualmente, un tercio de la cosecha mundial de cereales se usa para alimentar a los 70 mil millones de animales de granja que producen nuestra carne, huevos y productos lácteos, según un informe de la organización de bienestar animal Compassion in World Farming.

Como modelo, muchos creen que la cantidad de energía y recursos que se dedican a la cría de animales -para una producción relativamente pequeña- es insostenible.

Una solución, según Hunt, es dejar de consumir carne por completo, o reducir la cantidad de carne que comemos. Si bien la mayoría comemos más proteínas de las que necesitamos, también es fácil obtener la cantidad correcta de proteínas con una dieta vegana. De acuerdo con el Vegetarian Resource Group, casi todos los vegetales, frijoles, granos, nueces y semillas contienen algo o muchas proteínas.

Si no puedes dejar por completo la carne, Hunt tiene otra sugerencia: compra solo lo que vas a consumir. Y, teniendo en cuenta que un tercio de toda la comida producida va a la basura, esta es una misión importante.


Global Citizen realiza campañas para alcanzar los Objetivos Globales de la ONU, que incluyen acciones para lograr el hambre cero y crear ciudades y comunidades sostenibles. Puedes unirte y participar aquí.