Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Salud

3 razones por las que dar a luz en Sierra Leona es aún tan difícil

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse

Más de 5 millones de mujeres, niños y adolescentes mueren cada año de enfermedades prevenibles en alrededor de 50 países. El programa del Global Financing Facility (GFF) fue lanzado en 2015 para ayudar a ponerle fin a estas muertes. El 6 de noviembre, Noruega será el encargado de lanzar una nueva campaña de refinanciamiento con el objetivo de recaudar $2 mil millones en nueva ayuda para el período 2018-2023. Como Global Citizens todos jugamos un rol crucial en asegurar que esta meta se cumpla. Puedes tomar acción sobre este tema aquí.



250 bebés nacen cada minuto en el planeta. E incluso así en muchas partes del mundo, el embarazo es un momento peligroso para muchas mujeres, en el que tienen que atravesar extremas dificultades.

En el 2013, aproximadamente 1,165 madres murieron por cada 100,000 nacimientos en Sierra Leona, de acuerdo a las cifras encontradas por la encuesta de Demographic and Health. El país cuenta con la tasa de mortalidad materna más alta del mundo.

Y esta tasa de mortalidad es significativamente más alta que el segundo, tercer y cuarto país con las tasas más altas globales: La República Centro Africana, Chad y Nigeria asisten a tasas de mortalidad materna que rondan en las 800, de acuerdo al Libro de Datos de la CIA.

¿Por qué? ¿Qué fue lo que condujo a que las condiciones para las mujeres embarazadas sean tan desafortunadas en este país de la Costa Oeste Africana?

El epicentro del Ébola

En el 2014 Sierra Leona fue uno de los países del Oeste africano más golpeados por el virus del Ébola, junto con Liberia y Guinea. Hubo más de 14,000 casos probables de Ébola y murieron aproximadamente 4,000 personas.

El número de personas infectadas continuó aumentando hasta el 2016. Esto debilitó el frágil sistema de salud.

En un informe publicado por el Banco Mundial los autores estiman que lo que precedió a la crisis que dejó el virus del Ébola incrementó las cifras de mortalidad maternal en Sierra Leona en un 74%. El débil sistema de salud no estaba preparado e incluso algunos trabajadores de la salud también resultaron infectados por el virus.

Recuperándose de la Guerra

Sierra Leona vivió una brutal guerra civil en los últimos 11 años, desde 1991 a 2002, que dejó como consecuencia más de 50,000 muertos, en un país compuesto por alrededor de 6 millónes de personas.

El país se vió inmerso en la pobreza. La guerra devastó al sector agrícola y destruyó a muchas instituciones como hospitales e instalaciones de agua.

La guerra también dejó al sistema de salud del país devastado. Sierra Leona sufrió de masivos problemas en sus facilidades médicas, equipamiento, medicinas y el entrenamiento del personal médico. La situación continuó por años después de terminada la guerra.

Datos recientes indican que el gobierno gasta alrededor del 11% en el sistema de salud que, de hecho, es uno de los ránkings más altos del mundo.

Ubicado en la posición número 11, Sierra Leona gasta más en el sistema de salud que Canadá, Japón y el Reino Unido. Sin embargo, debido a la falta de personal médico (solo un 0.02 disponible cada 1,000 habitantes) el acceso y la calidad del sistema médico es un problema del que resulta extremadamente difícil sobreponerse.

Muchas mujeres ni siquiera logran llegar al médico para dar a luz, de acuerdo a lo indicado por Sister Josephine Pewa, una partera en el George Brook Health Centre, en el Area Urbana del Distrito Oeste de Sierra Leona.

“La hemorragia post-parto habitualmente no se maneja del modo correcto fuera del sistema médico”, le dijo a UNICEF.

El sangrado es la principal causa de muerte materna, especialmente en regiones aisladas del país, de acuerdo a lo informado por Pewa.

Prevalencia de la Mutilación Genital


Sierra Leona es uno de los 29 países del mundo donde la mutilación genital femenina (MGF) aún es una práctica común. Habitualmente se realiza durante un rito en el que las mujeres pasan de la niñez a la adultez.

Sierra Leona tiene algunos de los níveles más altos de MGF en el mundo, de acuerdo a un reporte publicado este año en Lancet.

Los datos más recientes indican que el 89.6% de las mujeres de entre 15 y 49 años fueron sometidas a la MGF de acuerdo con una encuesta del Demographic and Health de 2013.

La MGF tiene muchos riesgos, incluyendo infecciones, dolor inmediato, shock y trauma. En el caso de la salud maternal, las mujeres que se vieron sometidas a este procedimiento siendo aún niñas, puede tener un devastador efecto a largo plazo. Algunos de los riesgos para la salud incluyen hemorragias post-parto, lasceraciones obstétricas o fistulas obstétricas.

La fístula obstétrica es una condición prevenible mediante el que se abre un agujero en el tracto genital femenino o el área del recto. Es la causa de un 6% de las muertes maternales, de acuerdo a lo informado por la Organización Mundial de la Salud.

Muchas muertes maternales en Sierra Leona pueden ser prevenidas con un incremento en la educación, el foco en la eliminación de prácticas peligrosas como el MGF y un aumento en el acceso a los sistemas de salud maternal.