Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

NASA Johnson/ Flickr
Agua y Saneamiento

Científicos han descubierto una gran reserva de agua dulce escondida bajo el Océano Atlántico Norte

Por qué es importante para los Global Citizens
No hay suficiente agua para satisfacer las necesidades de la creciente población mundial. Los Objetivos Globales de las Naciones Unidas instan a los países a gestionar de manera más sostenible los suministros de agua para evitar crisis y garantizar la salud y el bienestar de todos. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre temas relacionados aquí.

Científicos han encontrado enormes reservorios subterráneos de agua dulce, frente a la costa noreste de los Estados Unidos, y su trabajo podría ayudar a resolver la crisis mundial del agua.

Investigadores de la Universidad de Columbia y del Instituto Oceanográfico Woods Hole se sorprendieron por el tamaño del acuífero gigante de agua dulce, que lograron determinar en una expedición de 10 días en 2015. Aunque se suponía que estas reservas de agua dulce eran abundantes dentro de estas plataformas continentales, sus tamaños y ubicaciones exactas eran previamente inubicables.

"Sabíamos que había agua dulce en lugares aislados, pero no sabíamos la extensión ni la geometría", dijo la autora principal, Chloe Gustafson, candidata a Ph.D. por el Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, en un comunicado de prensa.

Los investigadores utilizaron sensores electromagnéticos para mapear las piscinas de agua dulce debajo del fondo del océano entre Nueva Jersey y Massachusetts, y publicaron sus hallazgos a principios de este mes.

Debido a que el agua salada conduce las ondas electromagnéticas más fácilmente que el agua dulce, los investigadores pudieron distinguir un tipo de agua de otro y hacer un mapa de la extensión de los reservorios que alguna vez fueron misteriosos. El estudio, el primero de su tipo, reveló un sistema de acuíferos debajo del océano que se extiende por lo menos a 350 km de la costa atlántica y contiene grandes cantidades de agua subterránea de baja salinidad.

Los geólogos creen que estas piscinas subterráneas de agua se crearon durante la última Edad de Hielo, cuando vastas cantidades de agua fresca de deshielo de los glaciares quedaron atrapadas en sedimentos rocosos debajo de la superficie del océano. Descubiertas por primera vez por las compañías petroleras que perforaban combustibles fósiles en la década de 1970, estas reservas aisladas de agua dulce inicialmente despertaron curiosidad entre los investigadores, pero en ese momento había poca información disponible.

Ahora, los investigadores creen que el agua de baja salinidad que se encuentra en el Océano Atlántico Norte podría ayudar a resolver la crisis de agua dulce que el mundo está presenciando actualmente.

"Podría llegar a ser un recurso importante en otras partes del mundo", dijo Gustafson. "Si se encuentra en la superficie, crearía un lago que cubrirá unas 15,000 millas cuadradas", dijo el informe.

A nivel mundial, 2.700 millones de personas enfrentan la escasez de agua al menos un mes del año. Alrededor de 2 mil millones de personas beben de fuentes de agua contaminadas con heces que pueden causar enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea y otras enfermedades transmitidas por el agua. Según las estimaciones de las Naciones Unidas, para el año 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con estrés hídrico.


Los investigadores insinúan que este acuífero masivo de agua dulce puede extenderse más allá del Océano Atlántico Norte.

"El estudio sugiere que tales acuíferos probablemente se encuentran en muchas otras costas de todo el mundo y podrían proporcionar agua vital y necesaria para las zonas áridas que ahora están en peligro de agotarse", dice el informe.

"Si consideramos las extensiones potenciales al noreste y suroeste más allá de nuestros perfiles, puede haber varias veces más agua subterránea subyacente a la parte noreste de la plataforma continental de los Estados Unidos, lo que representa un recurso de agua dulce que rivaliza con los acuíferos en tierra más grandes".

La posibilidad de utilizar realmente los reservorios como fuentes de agua potable permanece lejana. Antes de que el agua se pueda consumir de manera segura, debería ser desalada y tratada. Aún así, la existencia de este acuífero gigante podría sugerir la existencia de sistemas similares de agua subterránea en partes más cálidas y secas del mundo como California, Australia o el Medio Oriente, que podrían necesitar fuentes alternativas de agua dulce.

"Probablemente no necesitemos hacer eso en esta región", dijo Kerry Key, coautor del informe y geofísico, refiriéndose al noreste de Estados Unidos.

"Pero si podemos demostrar que hay grandes acuíferos en otras regiones, eso podría representar un recurso".