Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

The blood samples for the PCR testing for HIV for infants are gathered at the local clinics and hospitals in Malawi.
© Karin Schermbrucker/UNICEF
Salud

Científicos curaron el VIH en ratones. Una cura humana podría ser la siguiente.

Por qué es importante para los Global Citizens
La propagación del VIH se considera una pandemia mundial, que afecta a aproximadamente 37 millones de personas en todo el mundo y muchos no reciben tratamiento. Si bien ha habido una caída considerable en el número de muertes por VIH / SIDA desde su punto máximo en 2004, en este momento no existe una cura viable. Sin embargo, con el tratamiento y la prevención, las personas con VIH pueden llevar una vida saludable y eliminar efectivamente su riesgo de transmitir la enfermedad. Únete a nosotros para tomar medidas para apoyar la atención médica para todos aquí.

Cerca de 37 millones de personas que viven con VIH podrían verse beneficiadas con la noticia de un nuevo estudio publicado recientemente en Nature Communications.

Los científicos descubrieron que el virus del VIH se puede erradicar completamente en algunos ratones infectados mediante el uso de una tecnología de edición de genes, llamada CRISPR, y un medicamento de supresión del virus de liberación lenta. Los resultados positivos fueron logrados por dos equipos de especialistas, que incluyeron virólogos, inmunólogos, biólogos moleculares, farmacólogos y expertos farmacéuticos, liderados por Kamel Khalili de la Escuela de Medicina Lewis Katz en la Universidad de Temple y Howard Gendelman del Centro Médico de la Universidad de Nebraska.

"Creemos que este estudio es un gran avance porque, por primera vez, demuestra después de 40 años de epidemia de SIDA que la enfermedad del VIH es una enfermedad curable", dijo Khalili, presidente del departamento de neurociencia y director del Centro de Neurovirología y Centro Integral de NeuroAIDS.

El VIH, o virus de inmunodeficiencia humana, es una enfermedad que se afecta a las células T humanas, que son responsables de combatir infecciones, bacterias, parásitos y otros antígenos. El virus se transmite a través del contacto con ciertos fluidos corporales de una persona infectada y, sin tratamiento, el VIH puede convertirse en SIDA, que debilita e incluso destruye el sistema inmunitario humano hasta el punto de no poder combatir las infecciones. Esta última etapa del virus es lo que ha cobrado millones de vidas desde que se declaró la epidemia.

Sin embargo, hoy, con un tratamiento efectivo, las personas con VIH pueden llevar una vida saludable. Incluso pueden reducir los niveles del virus en su cuerpo a niveles indetectables, hasta el punto de evitar transmitir el virus a otros.

Aunque aún no se ha encontrado una cura efectiva para la infección humana por VIH, este equipo de científicos ha acercado al mundo un paso más hacia una solución.

El estudio se realizó en ratones que fueron manipulados científicamente para producir células T humanas que eran vulnerables a la infección por VIH. Antes de que comenzara el estudio conjunto, Gendelman había realizado ensayos, también conocidos como terapia antirretroviral de liberación lenta y de acción prolongada, mientras que Khalili pasó cinco años experimentando con CRISPR. El estudio se combinó con investigación independiente.

El equipo utilizó por primera vez el equipo ARTE LÁSER de Gendelman para prevenir la replicación de las células del virus, manipulando el medicamento para enfocarse en las ubicaciones del cuerpo donde es probable que se desarrollen células del VIH, como en el bazo, la médula ósea y el tejido cerebral. Luego utilizaron la herramienta de edición de genes para eliminar el cromosoma del VIH del ADN de los ratones. Después de años de examinar el tejido donde las células infectadas podrían haberse escondido en los ratones, los científicos pudieron confirmar que el proceso fue exitoso en la eliminación total del virus del VIH en nueve de los 23 ratones utilizados en el estudio.

Sin embargo, Khalili, Gendelman y su equipo tienen claro que si bien esto es solo un paso en la dirección correcta, no es una prueba de una cura completa para los humanos.

"Las cosas que funcionan en los ratones pueden no funcionar en los hombres", dijo Gendelman. "Las limitaciones de cualquier trabajo con ratones tienen que ver con la especie, cómo se administra el medicamento, la distribución, que es mucho más fácil que aplicarlo en hombres o mujeres".

El equipo ahora está buscando replicar este estudio en otras especies para llevar adelante su investigación.

"Ahora tenemos un camino claro para avanzar hacia los ensayos en primates no humanos y posiblemente ensayos clínicos en pacientes humanos dentro de un año", dijo Khalili a través de un comunicado de prensa.

Khalili también explicó que debería haber un aumento en la eficiencia y la seguridad de su método antes de que puedan avanzar. El equipo tiene la esperanza de que su método funcione en su estudio actual sobre primates. Poder corroborar la efectividad de su método en el estudio de primates podría tomar de nueve meses a un año.

Si el estudio arroja resultados positivos, la primera fase de los ensayos clínicos en humanos podría ser aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos a partir del verano de 2020. Sin embargo, otros expertos como Kevin Morris, profesor en el Centro de Terapia Genética en la Ciudad de Hope, tiene serias preocupaciones sobre los efectos secundarios de este tipo de tratamiento en humanos, a pesar de estar entusiasmado por el descubrimiento.

"Tiene el riesgo de causar cáncer", dijo. “Esto se debe a que el enfoque depende del uso de una terapia génica que se sabe que persiste durante mucho tiempo en el cuerpo. La persistencia a largo plazo podría llevar a que CRISPR, que elimina el VIH de la célula, corte otros sitios de manera incontrolada. El corte de otros sitios en la célula humana podría hacer que esa célula se vuelva cancerosa".

Existen otros métodos para curar el VIH que continúan probándose, como una vacuna que se encontró segura y vio evidencia de una respuesta inmune en humanos y monos rhesus. Los investigadores dicen que también han podido curar a dos personas VIH positivas mediante el trasplante de células madre donadas por personas con una mutación genética muy poco común que las hace resistentes al virus.

Si bien el impacto puede no ser inmediato, está claro que se está avanzando en varios frentes en el desarrollo de una cura para el VIH. Si se logra y cuando se logre, será un cambio de vida para la población humana mundial que ha luchado constantemente contra el virus desde que se declaró epidémica en los años ochenta.

"Estamos en la cúspide de una revolución científica en los genomas humanos que puede cambiar el curso, la calidad y la longevidad de la vida", dijo Gendelman.