Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Per Pettersson/ Flickr
Ciudadanía

Ecuador acaba de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo

Por Oscar López

Traducción Erica Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio (Fundación Thomson Reuters) - La decisión de Ecuador de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo ha superado una semana histórica para los derechos LGBTQ+ después de que Botswana despenalizara el sexo homosexual y Bhután diera los primeros pasos para hacerlo, dijeron los activistas del 50 aniversario de la movimiento de igualdad gay

Cinco de los nueve jueces del registro civil del Tribunal Superior de Ecuador fallaron a favor de de dos parejas homosexuales después de su solicitud de matrimonio.

La nación latinoamericana es el país número 27 en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo con este fallo que se produce durante el mes de la celebración anual del Orgullo gay y los eventos que conmemoran el año 50 de los disturbios de Stonewall en Nueva York que dieron lugar al movimiento mundial por los derechos LGBTQ+.

Un día antes, el tribunal superior de Botswana había votado para despenalizar la homosexualidad y la cámara baja de Bután hace seis días votó para derogar una ley similar que necesita la aprobación de la cámara alta. Esto conformaría un total de 68 naciones donde aún las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales.

"Las victorias que hemos presenciado en las últimas semanas mejorarán la vida de millones de personas LGBT + en todo el mundo", dijo Mathias Wasik, director de programas del grupo internacional de derechos LGBTQ + All Out.

"Estamos presenciando un momento importante en la historia, ya que estas victorias enviarán ondas de choque positivas a todo el mundo e inspirarán a más activistas a continuar su lucha por los derechos LGBT+", dijo a la Fundación Thomson Reuters por correo electrónico.

Desafíos globales

Sin embargo, a pesar de los hitos recientes, los defensores de los derechos LGBTQ+ advirtieron que aún existen importantes desafíos globales.

En mayo, el tribunal supremo de Kenia confirmó la prohibición del sexo gay en el país, por lo que las relaciones entre personas del mismo sexo siguen siendo punibles con 14 años de cárcel, y Brunei anunció, pero luego revirtió la decisión de imponer la muerte por lapidación para el sexo gay luego de una reacción global.

Las campañas en algunos países durante las elecciones parlamentarias en la Unión Europea en mayo se caracterizaron por una retórica contra los homosexuales, incluida la Ley de Polonia y el Partido de la Justicia y el Partido de extrema derecha Vox de España, que desafía la aceptación de los derechos LGBQT+.

En enero, en los Estados Unidos, la Corte Suprema levantó las sentencias de los tribunales inferiores que impidieron que la administración de Trump prohiba a ciertas personas transgénero servir en el ejército de los Estados Unidos, permitiendo que la política entre en vigor.

"Siempre que hay progreso, hay pasos hacia atrás", dijo Neela Ghoshal, investigadora principal del programa de derechos LGBT en Human Rights Watch.

Los votantes de todo el mundo han apoyado a los líderes con puntos de vista anti-gay.

El año pasado, los brasileños eligieron como presidente al líder de extrema derecha Jair Bolsonaro, un hombre que una vez dijo que preferiría que su hijo muriera en un accidente en lugar de llevar a casa a un compañero masculino.

Las campañas por los derechos LGBTQ + se han encontrado con una fuerte resistencia, particularmente en países donde la influencia de la religión conservadora influye en la política, como en países de África, Medio Oriente y América Latina.

"Los conservadores en torno a los problemas sociales, particularmente los conservadores religiosos, avanzan en contra de los derechos LGBTQ como si se tratara de una amenaza para su sistema de creencias", dijo Ghoshal.

En Ecuador, donde la iglesia es muy influyente, el movimiento de Vida y Familia, un grupo cristiano de derecha, dirigió gran parte de la oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Argumentaron que el matrimonio fue determinado por una constitución de 2008, que otorgaba uniones civiles a parejas del mismo sexo, y cualquier cambio adicional requería un referéndum o enmienda en el parlamento.

"La gran mayoría de los ecuatorianos, a través del referéndum, aprobaron una constitución en la que el matrimonio está reservado para parejas heterosexuales, hombres/mujeres", dijo Carlos Arsenio Larco, un abogado del grupo, al canal de televisión local El Comercio.

Es por eso que la comunidad LGBTQ+ de Ecuador celebró la noticia.

"Después de una pelea de casi 20 años, se ha logrado el matrimonio gay. Nos da una luz de guía para muchas otras propuestas sobre derechos humanos", dijo Diane Rodriguez, presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI y la primera mujer trans elegida para la Asamblea Nacional de Ecuador.


Más información en: http://news.trust.org