Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Chris Lawton/ Unsplash
Medio Ambiente

El aumento del estrés por calor podría costar 80 millones de empleos para 2030, dice la ONU

Por Lin Taylor

Traducción Erica Sánchez


LONDRES, 1 de julio - El aumento del calor debido al cambio climático podría llevar a la pérdida de 80 millones de empleos para el 2030, y los países pobres serán los más afectados, dijo recientemente Naciones Unidas, mientras en Europa crecen las temperaturas récord.

Un aumento de la temperatura de 1,5 grados centígrados para finales de siglo podría llevar a una caída del 2,2% en las horas de trabajo, lo que equivale a 80 millones de empleos a tiempo completo, lo que costará a la economía mundial 2,4 billones de dólares, según proyecciones de la Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas.

La OIT dijo que las personas no podrían trabajar debido a los riesgos para la salud que plantean las temperaturas más altas.

"El impacto del estrés por calor en la productividad laboral es una consecuencia grave del cambio climático, que se suma a otros impactos adversos, como los cambios en los patrones de lluvia, el aumento del nivel del mar y la pérdida de biodiversidad", dijo Catherine Saget de la OIT.

La Organización Mundial de la Salud ha dicho que el estrés por calor relacionado con el cambio climático probablemente causará 38,000 muertes adicionales al año en todo el mundo entre 2030 y 2050.

El estrés por calor ocurre cuando el cuerpo absorbe más calor del que es tolerable. El calor extremo puede causar enfermedades relacionadas con el calor, como el golpe de calor y el agotamiento, aumentar la mortalidad y exacerbar las condiciones de salud existentes.

Los trabajadores agrícolas, especialmente las mujeres, que constituyen la mayor parte de los 940 millones de trabajadores en el sector, serán las más afectadas, dijo la OIT, lo que representa aproximadamente el 60% de todas las horas de trabajo perdidas debido al estrés por calor en 2030.

Si las temperaturas globales aumentan según lo previsto, la industria de la construcción representará aproximadamente el 19% de las horas de trabajo perdidas, y los países más pobres del sudeste asiático y África occidental serán los más afectados, agregó la OIT.

Los sectores del transporte, el turismo, el deporte y la industria se encuentran entre los que también se verán afectados por el aumento del calor, dijo la OIT.


"Además de los costos económicos masivos del estrés por calor, podemos esperar ver más desigualdad entre los países de ingresos bajos y altos y el empeoramiento de las condiciones de trabajo para las personas más vulnerables, así como el desplazamiento de personas", dijo Saget.

En 2015, los países que firmaron el Acuerdo de París establecieron el objetivo de limitar el aumento de la temperatura media de la superficie mundial a "muy por debajo" de 2 grados centígrados (3,6 grados Fahrenheit) por encima de los tiempos preindustriales, mientras que se "persiguen esfuerzos" para limitar el aumento de las temperaturas a 1,5. grados Celsius (2,7 grados Fahrenheit).

Las temperaturas ya han aumentado alrededor de un grado centígrado desde tiempos preindustriales. Los científicos dicen que el riesgo de que aumente más es que también aumentará el punto de inflexión que podrían hacer que algunas partes del mundo sean inhabitables, devasten la agricultura y ahoguen las ciudades costeras.

La Organización Meteorológica Mundial dijo la semana pasada que 2019 iba a estar entre los años más calurosos del mundo, lo que haría de 2015-2019 el período más caluroso de cinco años.

Europa ha estado recientemente atrapada por olas de calor que batieron récords, con incendios forestales que azotaron partes de Francia y España, y temperaturas abrasadoras en todo el continente matando a al menos siete personas.


Más información: http://news.trust.org