Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Umberto De Peppo Cocco/ Flickr
Medio Ambiente

Número récord de escaladores del Everest que dejan residuos, contaminando el agua utilizada por los lugareños

Por qué es importante para los Global Citizens
El manejo adecuado de los desechos es importante para mantener el medio ambiente limpio y asegurar que las comunidades locales puedan llevar una vida saludable. Únete a nuestro movimiento para tomar medidas para proteger el medio ambiente y promover el acceso equitativo al agua limpia aquí.

Alrededor de 700 escaladores, guías y porteadores, un número récord, subieron al Monte Everest, la cordillera más alta del mundo, este año. Pero la cantidad de desperdicios y daños que dejaron estos aventureros también alcanzó cifras altísimas.

Sus carpas abandonadas, los desechos humanos y otros artículos desechados han contaminado una fuente importante de agua potable utilizada por la comunidad nepalesa local.

Los sherpas, la comunidad étnica que vive en las montañas, encontraron numerosas tiendas de campaña en South Col, un campamento ubicado entre picos de montañas a 8,000 metros sobre el nivel del mar, mientras trabajaban en la campaña de limpieza del gobierno esta primavera.

South Col es el lugar de campamento más alto en el Monte Everest, y los tanques de oxígeno, los paquetes de alimentos y las cuerdas que quedan atrás no son infrecuentes, ya que los escaladores no pueden cargar los artículos pesados ​​en su descenso, dijo Dawan Steven Sherpa, que dirigió la limpieza independiente de Campamentos de Everest el mes pasado, publicó el Evening Standard. Sin embargo, los fuertes vientos transportan y dispersan los desechos en toda el área, por lo que Sherpa ha estado haciendo campaña para limpiar durante los últimos 12 años.

Además de dejar atrás los objetos pesados, algunos escaladores también prefieren cavar hoyos en la nieve para usarlos como baños al aire libre. Los desechos humanos de estos a menudo se desbordan y se derraman en el campamento base, lo que daña las fuentes de agua de la comunidad local.

La comunidad usa la nieve derretida para beber agua, pero ahora tienen miedo de usarla después de ver la contaminación. Para Sherpa y la comunidad nepalí local, el Monte Everest es sagrado, a menudo denominado "Sagarmatha" o "Dios del Agua", pero ahora los escaladores dejan el agua y la tierra contaminada.

"El Everest es nuestro dios y fue muy triste ver a nuestro dios tan sucio. ¿Cómo puede la gente tirar su basura en un lugar tan sagrado?", le dijo Nima Doma al Evening Standard, un escalador que recientemente regresó después de una escalada exitosa.

En el caso del Everest, no solo se trata de un terreno difícil lo que hace que las personas desechen los artículos de manera inadecuada mientras suben.

"El problema es que no hay regulaciones sobre cómo deshacerse de los desechos humanos. Algunos escaladores usan bolsas biodegradables que tienen enzimas que descomponen los desechos humanos, pero la mayoría no", le dijo Ang Dorjee al Evening Standard, quien encabeza el Comité de Control de Contaminación del Everest.

Dorjee dijo que el uso de estas bolsas biodegradables es la mejor opción para los escaladores y el medio ambiente, pero las bolsas son caras y deben ser transportadas desde los Estados Unidos.

Los voluntarios que limpiaron el Campamento 2 estiman que eliminaron aproximadamente 8,000 kilogramos de desechos humanos que quedaron atrás en la última temporada de escalada. Este año, según las estimaciones de la comunidad, se recolectaron alrededor de 30 tiendas y hasta 5,000 kilogramos de desperdicios de South Col. Pero es difícil obtener una idea precisa de la cantidad de desechos que quedaron en la cordillera dado que eso solo se revela cuando la nieve se derrite.

El Comité de Control de la Contaminación del Everest y otras asociaciones ambientales han exigido que el gobierno emita reglas que puedan ayudar a mantener el lugar limpio.

Por ahora, el gobierno está trabajando en un plan para catalogar los equipos que llevan los escaladores para hacer un seguimiento de estos artículos y hacerlos responsables de no dejarlos como basura. Las personas que decidan realizar la escalada al Everest tendrían que pagar un depósito de aproximadamente $4,000 antes de su ascenso, y corren el riesgo de perder el dinero si no devuelven los artículos.