Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Rachel Brosnahan speaks onstage during the 2018 Global Citizen Festival: Be The Generation in Central Park on September 29, 2018 in New York City.
Noam Galai/Getty Images for Global Citizen
AdvocacyEducación

Rachel Brosnahan quiere que pongamos el foco en la educación de las niñas

Por qué es importante para los Global Citizens
Las niñas que reciben una educación de calidad tienen el poder de detener el cambio climático, fortalecer la economía y promover la paz. Para ponerle fin a la pobreza extrema, cada niña debe tener la oportunidad de aprender. Puedes unirte a nosotros y tomar acción sobre este tema aquí.

La actriz, activista y embajadora de Global Citizen, Rachel Brosnahan, ha demostrado recientemente cuán comprometida está con la educación de las niñas.

La estrella ganadora del Premio Emmy por The Marvelous Mrs. Maisel instó a través de un discurso a los líderes mundiales a asegurar que las niñas y mujeres afectadas por la crisis puedan educarse, en su discurso de apertura de la celebración para la 63ª Comisión sobre el Estatus de la Mujer en la ciudad de Nueva York.

Organizado conjuntamente por el Gobierno de Irlanda, en el evento se destacaron los logros de la campaña #SheIsEqual de Global Citizen y se invitó a los líderes a comprometerse a trabajar para ponerle fin a la desigualdad de género.

Brosnahan compartió su experiencia reciente al visitar a refugiados venezolanos en Perú. En febrero, Brosnahan se unió a Global Citizen para reunirse con niños pequeños y mujeres resilientes en la ciudad fronteriza de Tumbes, cuyas vidas fueron devastadas después de un evento de El Niño en 2017, y otro grupo que huyeron de la actual crisis humanitaria de Venezuela (más de 3 millones de personas han escapado de la violencia, la pobreza y el hambre en el país desde 2015).

"Las mujeres son héroes cotidianas; hacen muchas cosas extraordinarias cada día para mejorar un poco la vida de sus familias, sus comunidades, sus países y el mundo", dijo Brosnahan.

En su discurso recordó a dos mujeres en particular: una madre y abuela de dos niños pequeños llamados Evans y Kauri, quienes están alentando a las niñas de su familia a seguir sus sueños y priorizar la educación. Education Can't Wait (ECW), un fondo mundial creado para brindar educación en situaciones de emergencia, está apoyando a la UNESCO para que reconstruya las escuelas que fueron destruidas por aludes en su comunidad.

Graham Lang, asesor senior de educación de ECW, dijo el miércoles que la organización necesita más fondos, y de manera rápida, para defender a las niñas.

Global Citizen Ambassador @rachelbrosnahan & CEO @hughcevans are in #Peru, visiting students affected by the El Niño storms and mudslides that devastated the region in 2017. Thanks to the advocacy of thousands of Global Citizens, @educannotwait can continue to get children like these a quality education. You can find out more about education in emergencies — and how YOU can take action — in @glblctzn’s six-part series #Activate, in partnership w/ @proctergamble and airing on @natgeo this September ⭕️ (📷: @ryangall/Global Citizen) #ActivateNatGeo #EducationCannotWait #nationalgeographic #natgeo #natgeochannel #docuseries #documentary #comingsoon @radicalmedia

Una publicación compartida de Global Citizen (@glblctzn) el

Brosnahan presentó un video de Simon Coveney, Viceprimer Ministro de Irlanda, y le pidió al gobierno irlandés que cumpla con el compromiso de € 250 millones para la educación de las niñas que se realizó en el escenario en el Festival Global Citizen de 2018. En el video, Coveney señaló la política de desarrollo internacional del país "Un mundo mejor", lanzada en febrero. La igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres constituyen una de sus cuatro prioridades principales, "porque, como todos saben en esta sala, cuando las mujeres tienen éxito, todas tenemos éxito", dijo Coveney.

Esther Ngemba, ex refugiada de la República Democrática del Congo, también subió al escenario para pronunciar un discurso sobre cómo ha aprendido por experiencia que la educación es la única solución para ponerle fin a la guerra. Brenda Madumise-Pajibo, quien ayudó a lanzar el movimiento de ciudadanos más grande de Sudáfrica para luchar contra la violencia de género #Total Shutdown en 2018, recordó a los asistentes lo importante que es proteger a las mujeres y las niñas.

Hay 420 millones de niños que viven en áreas afectadas por conflictos en todo el mundo, según datos de Save the Children, y 130 millones de ellos son niñas. Las niñas que viven en áreas afectadas por el conflicto son las que más sufren: son 90% más propensas a faltar a la escuela secundaria y pierden la oportunidad de alcanzar su máximo potencial. Las jóvenes refugiadas son especialmente vulnerables cuando carecen de oportunidades para aprender. Abandonar la escuela conduce a tasas más altas de matrimonio infantil, explotación y tráfico.

"Dado que las mujeres están limitadas solo por la posibilidad de lo que pueden lograr, es fundamental que las empoderemos tanto como podamos", dijo Brosnahan.

"Y para esto es fundamental la necesidad de educar a todas las niñas, en todas partes, y asegurarse de que cada mujer tenga el pleno apoyo de su gobierno, de las grandes empresas y de las instituciones, además del apoyo de la comunidad para alcanzar su máximo potencial".