Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Democratic presidential candidate former Vice President Joe Biden speaks on Nov. 4, 2020, in Wilmington, Delaware.
Carolyn Kaster/AP
AdvocacyExige igualdad

Biden ya es presidente. Ahora llegó el momento de volver a encaminarse para ponerle fin a la pobreza.

Joe Biden se convirtió oficialmente en presidente de los Estados Unidos el miércoles, y ahora es el momento de que todos nos pongamos a trabajar.

Nosotros, como ciudadanos del mundo, tenemos mucho que hacer. Hemos perdido mucho terreno en el logro de nuestra misión de ponerle fin a la pobreza extrema, especialmente en el último año de la pandemia de COVID-19.

El COVID-19 ha devastado el progreso que se está logrando para lograr los Objetivos Globales y ha aumentado las desigualdades existentes en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos. A nivel mundial, se estima que 150 millones de personas podrían volver a caer en la pobreza.

Ahora mismo Global Citizen se encuentra realizando una campaña por un plan de recuperación para el mundo que permitirá que las personas y el planeta se recuperen mejor juntos.

Este plan se centra en cinco áreas en las que el progreso se revirtió este año: salud, hambre, educación, medio ambiente e igualdad. Esperamos trabajar junto al presidente Biden y su administración para lograrlos.

Ponerle fin a la pandemia

Sabemos que no se puede hacer ningún otro progreso hasta que pongamos fin a la pandemia. Y eso significa que las pruebas, los tests y las vacunas están disponibles para todos, en todas partes. Para lograr esto de la manera más eficaz, los Estados Unidos deben volver a unirse a la Organización Mundial de la Salud (OMS), y tanto la OMS como la ACT-Accelerator deben estar totalmente financiados. 

La ACT-Accelerator es el plan integral del mundo para llegar a los trabajadores de primera línea y las poblaciones vulnerables con EPP, diagnósticos, tratamientos y una eventual vacuna.

Detener la crisis del hambre

Estamos trabajando para evitar que la crisis del hambre siga creciendo y acabe con décadas de progreso. Solo este año, se prevé que el número de personas que pasan hambre casi se duplique de 149 millones a 270 millones. Es por eso que Global Citizen está apoyando los esfuerzos para implementar soluciones simples como transferencias de efectivo, programas de protección social y comidas escolares, todas claves para evitar una pandemia de hambre.

Lograr que los niños se eduquen nuevamente

Todos los niños merecen una educación, y no solo aquellos que pueden permitirse el aprendizaje a distancia. Unos 1.500 millones de niños no han ido a la escuela debido al COVID-19, y casi un tercio de ellos no han podido acceder al aprendizaje a distancia y remoto. Global Citizen seguirá apoyando el pedido para que los niños más marginados accedan a materiales de aprendizaje, tecnología, conectividad y educación en los entornos más desafiantes.


Reiniciar la acción ambiental

Si no tomamos medidas urgentes sobre el clima, sabemos que gran parte del planeta no será habitable en menos de 30 años. No avanzar en el clima socavará la seguridad alimentaria, pero también la salud y otros Objetivos Mundiales. En 2021, Global Citizen quiere que Estados Unidos vuelva a ingresar al acuerdo climático de París para asegurar compromisos ambiciosos y de gran alcance para reducir significativamente las emisiones.

Garantizar la equidad en los esfuerzos de recuperación

Y finalmente, el COVID-19 ha exacerbado las desigualdades existentes: raciales, sociales, de género, económicas y de salud. Dados los desafíos que enfrentan las comunidades marginadas en todas partes del mundo, incluido Estados Unidos, alentaremos a las personas y corporaciones más ricas a contribuir a los grupos que trabajan en la primera línea, especialmente aquellos enfocados en la equidad racial y de género.

Lograr todas estas cosas requerirá nuevas formas de financiación.

Terminar con lo peor de la pandemia para todos costará $38 mil millones, mientras que abordar la crisis del hambre son otros $10 mil millones. Estas cifras son asombrosas. Pero siguen siendo menos del 1% de los 18 billones de dólares que los países ricos han gastado tratando de estimular sus economías.

Mientras tanto, los 400 estadounidenses más ricos han visto su riqueza dispararse en miles de millones.

Como puedes ver, tenemos mucho trabajo por hacer. A medida que se disparan los niveles de pobreza en los Estados Unidos y el mundo, Global Citizen espera trabajar de manera constructiva con la administración de Biden para lograr un progreso crítico en la lucha para ponerle fin a la pobreza extrema.