Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Pope Francis takes part in a global live video conference at the headquarters of the Pontifical Foundation for Education "Scholas Occurrentes" in Rome, March 21, 2019.
Andreas Solaro/Pool Photo/AP
Ciudadanía

El Papa Francisco dice que construir muros no solucionará la crisis mundial de migración

Por qué es importante para los Global Citizens
La migración se ha convertido en un problema polarizador en los últimos años y muchos países han respondido tomando medidas enérgicas contra algunas de las poblaciones más vulnerables del mundo. Las Naciones Unidas y el Papa han instado a los países a adoptar un enfoque más humano para manejar la migración. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

El Papa Francisco dijo que el aumento global de la migración debería ser abordado enfocándose en resolver sus causas fundamentales, no construyendo muros, en una entrevista a bordo del avión papal el domingo, según informó Reuters.

"Los constructores de muros, ya sea que estén construidos de alambre o ladrillos, terminarán convirtiéndose en prisioneros de los muros que construyen", dijo el Papa.

El Papa explicó que los países ricos tienen la obligación de lidiar humanamente con la migración. Se refirió a esto cuando se le preguntó sobre la reciente amenaza del Presidente de los Estados Unidos Trump de cerrar la frontera entre Estados Unidos y México para desalentar la migración.

Y aunque no nombró a líderes específicos, el Papa reconoció que la migración se ha convertido en un tema preocupante en los últimos años.

"Me doy cuenta de que con este problema, un gobierno tiene una papa caliente en sus manos, pero debe resolverse de manera diferente, humanamente, no con cercos", dijo.


De acuerdo con el Informe de Migración Internacional de las Naciones Unidas, entre 2000 y 2017, la migración global aumentó en un 49%, convirtiéndose en un importante motor de ganancias económicas y también en una fuente de tensión en muchos países. Además de la migración voluntaria, actualmente hay 22 millones de personas en todo el mundo que han sido desplazadas de sus países por fuerzas como el conflicto, la persecución y los desastres naturales.

La mayoría de los migrantes terminan en países de altos ingresos donde generalmente hay más oportunidades laborales, pero los países de bajos ingresos acaparan el 84% de todos los refugiados y solicitantes de asilo, según el informe de la ONU. Aunque los migrantes y los refugiados son causados ​​por diferentes factores, a menudo se agrupan cuando los países cierran sus fronteras.

La migración se ha convertido en un problema más polarizador en algunos países que en otros.

En los Estados Unidos, por ejemplo, el presidente Donald Trump ha amenazado con cerrar la frontera con México para evitar que los solicitantes de asilo crucen y dijo que eliminará la ayuda extranjera al Triángulo del Norte, donde se originan grandes cantidades de solicitantes de asilo.

En toda Europa, la migración ha impulsado a grupos anti-inmigración de extrema derecha al poder en Italia y Alemania, y ha impulsado eventos como el Brexit en el Reino Unido. En Tailandia, una ofensiva contra los inmigrantes indocumentados también afectó a los refugiados y solicitantes de asilo, y Marruecos tiene una política de casi cero tolerancia para los migrantes del África subsahariana.

La intolerancia general hacia los migrantes en todo el mundo ha llevado a muchos a correr riesgos extremos, como ponerse en contacto con contrabandistas, atravesar paisajes peligrosos y cruzar cuerpos de agua peligrosos en busca de seguridad y oportunidades. Desde el año 2000, más de 60,000 migrantes han muerto mientras buscaban seguridad.

El Papa Francisco ha pedido a los países que adopten un enfoque más humano para manejar a los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo. Mientras tanto, la ONU insta a los países a adoptar un nuevo pacto sobre la migración que reconozca la naturaleza cambiante de la economía mundial, el papel que desempeña el cambio climático en el desplazamiento de las personas y las diversas causas fundamentales que impulsan la migración.

El Papa dijo que abordar los crecientes niveles de desigualdad contribuiría en gran medida a reducir los flujos migratorios.

"Con miedo, no avanzaremos. Con muros, permaneceremos cerrados dentro de estos muros", dijo a la prensa el domingo.