Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Pope Francis speaks in a video message during VAX LIVE: The Concert To Reunite The World at SoFi Stadium in Inglewood, Calif on May 2, 2021.
Rozette Rago for Global Citizen
NewsCombate la pobreza

El Papa Francisco pide el acceso universal a las vacunas contra el COVID-19 y el levantamiento de las restricciones de las patentes

Por qué es importante para los Global Citizens
El nacionalismo de vacunas amenaza con socavar los esfuerzos para contener y detener la pandemia, y los derechos de propiedad intelectual en torno a las vacunas han sofocado el esfuerzo para superar a la COVID-19. El mensaje del Papa Francisco se alinea con el llamamiento de la Organización Mundial de la Salud para que los países compartan abiertamente los conocimientos sobre la producción de vacunas. Puedes unirte a nosotros para actuar sobre este tema y otros más aquí.  


Su Santidad el Papa Francisco hizo un llamamiento a los países para que suspendan los derechos de propiedad intelectual que rodean a las vacunas COVID-19 en un video durante la emisión mundial de VAX LIVE: The Concert To Reunite The World.

En un mensaje en video presentado en la grabación en directo de VAX LIVE el 2 de mayo y publicado el sábado por la mañana por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Papa sugirió que la suspensión temporal de las restricciones de las patentes, que permitiría una mayor producción de vacunas para apoyar a las poblaciones más vulnerables, podría ayudar a "garantizar un verdadero acceso universal a las vacunas."


El Papa Francisco describió cómo la pandemia ya ha empeorado la desigualdad mundial. 

"El coronavirus ha provocado mucha muerte y sufrimiento, afectando a la vida de muchos, especialmente a los más vulnerables", dijo en su español nativo. "Les ruego que no se olviden de los más vulnerables. En medio de tanta oscuridad e incertidumbre, nos falta luz y esperanza. Necesitamos un espíritu de justicia que nos movilice para garantizar un verdadero acceso universal a la vacuna, y una suspensión temporal de los derechos de propiedad intelectual".

Desde hace más de un año, importantes organizaciones humanitarias, defensores de la salud y científicos han pedido a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que elimine las normas que permiten a las empresas y a los países acaparar información sobre las vacunas. Los defensores sostienen que la supresión de la norma de la OMC sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) aumentaría el suministro mundial de vacunas, haría bajar los precios de las mismas y, en última instancia, permitiría una recuperación más rápida de la pandemia.

El modelo actual, por el contrario, otorga a ciertas empresas derechos exclusivos sobre la producción y distribución de vacunas y ha ahogado la equidad de las mismas. Si se mantiene este modelo, muchos países pobres no podrán vacunar completamente a su población hasta 2024.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció recientemente su apoyo a la renuncia a las restricciones de las patentes de COVID-19 para permitir que muchas de las principales vacunas del mercado sean de dominio público. 

Además de suspender las protecciones de las patentes, se ha pedido a las empresas farmacéuticas que compartan los conocimientos técnicos de producción con los países en desarrollo que actualmente carecen de capacidad de fabricación.

Historias relacionadas 6 de Mayo de 2021 COVID-19 en América Latina: Aumentan hospitalizaciones y muertes de jóvenes


No hacerlo equivale a un "fracaso moral catastrófico", según la Organización Mundial de la Salud. Cuanto más tiempo se tarde en vacunar a la gente, más arraigada estará la pandemia de COVID-19, dicen los defensores. 

"En una pandemia global en la que todos los países están afectados, necesitamos una solución global", escribió un consorcio de cientos de grupos de la sociedad civil en una carta abierta. "La adopción de una exención a nivel de la OMC (...) permite una solución global acelerada, abierta y automática para permitir la colaboración ininterrumpida en el desarrollo, la producción y el suministro, y para abordar colectivamente el desafío global al que se enfrentan todos los países. Es hora de que los gobiernos asuman una responsabilidad colectiva y antepongan la vida de las personas a los monopolios corporativos".

Transcurridos varios meses de la campaña mundial de vacunación, casi todas las vacunas se han administrado en los países ricos, dejando a los países pobres vulnerables a nuevos brotes y a las variantes emergentes de COVID-19. Mientras la India se enfrenta a un aumento sin precedentes de las infecciones, los costes de la inacción se han hecho aún más evidentes. 

El Papa Francisco ha sido un defensor constante de las comunidades marginadas afectadas por el COVID-19. Al principio de la pandemia, pidió el acceso universal a los tratamientos y las vacunas. 

"De hecho, es importante unir las capacidades científicas, de forma transparente e imparcial para encontrar vacunas y tratamientos", dijo en mayo de 2020, según publicó Reuters.

El Papa dijo en su mensaje del sábado que los esfuerzos para promover el bien común también protegen el medio ambiente y conducen al florecimiento universal. 

"Necesitamos un espíritu de comunión que nos permita generar un modelo económico diferente que sea inclusivo, justo y sostenible", dijo. "Cada injusticia social, cada marginación que lleva a la pobreza o a la miseria repercute también en el medio ambiente. La naturaleza y las personas están unidas".

Como parte de la campaña de Global Citizen "Recovery Plan for the World", VAX LIVE: The Concert to Reunite the World reunirá a artistas, músicos, líderes mundiales y otros para garantizar una distribución equitativa de las vacunas en todo el mundo, hacer frente a las dudas sobre la vacuna contra el COVID-19 y celebrar un futuro esperanzador.

Únete a nosotros para tomar acción, acabar con la pandemia y garantizar que todo el mundo, en todas partes, tenga acceso a las vacunas contra el COVID-19.