Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Flickr / Republic of Korea
Medio Ambiente

El Papa Francisco dice que la destrucción de la Amazonía es un 'crimen' y llama a la acción

Por qué es importante para los Global Citizens
La selva amazónica es uno de los lugares con mayor biodiversidad en la Tierra. El Objetivo Global 14 de las Naciones Unidas llama a los países a proteger los bosques y otros paisajes. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre temas relacionados aquí.

El Papa Francisco pidió que la selva amazónica sea rescatada de intereses industriales destructivos y que regrese a su estado natural exuberante en una "exhortación" de 94 páginas.

El líder religioso lamentó los efectos desastrosos de la minería, la tala y la agricultura en la selva amazónica y advirtió que los sistemas ecológicos frágiles están siendo muy afectados.

"Nuestro sueño es el de una región amazónica que pueda integrar y promover a todos sus habitantes, permitiéndoles disfrutar del "buen vivir", escribió.

Desde principios de 1900, el Amazonas ha perdido el 20% de su masa. En los últimos años, la destrucción de la Amazonía se ha acelerado bajo la administración del presidente Jair Bolsonaro, quien asumió el cargo prometiendo abrir el bosque a la actividad industrial.

En 2019, se perdieron 3.475 millas de bosque en la Amazonía brasileña, un aumento del 85% en comparación con el año anterior.


El Papa enfatizó que la disminución del bosque es tanto política y cultural como biológica. A medida que la selva se arrasa, las comunidades indígenas son desplazadas, atacadas, sometidas a una fuerte contaminación y asesinadas.

"Las empresas, nacionales o internacionales, que perjudican a la Amazonía y no respetan el derecho de los pueblos originarios a la tierra y sus límites, y a la autodeterminación y el consentimiento previo, deben ser llamados por lo que hacen: injusticia y crimen”, escribió el Papa Francisco.

Llamó a las personas en todo el mundo a sentir indignación por lo que está sucediendo en el Amazonas, uno de los lugares con mayor biodiversidad en la Tierra, y luego a convertir esa indignación en "redes de solidaridad y desarrollo".

Dijo que una transición sostenible más allá del statu quo debe involucrar las voces y la sabiduría indígenas que, durante siglos y milenios, han vivido en armonía con el bosque. Después de todo, los pueblos indígenas son ampliamente considerados como los mejores guardianes de la tierra en el mundo.

El Papa Francisco ha defendido durante mucho tiempo los Objetivos Globales de las Naciones Unidas. En particular, pide la erradicación de la pobreza y la acción climática. En 2015, escribió un libro influyente sobre la amenaza del cambio climático y la posibilidad de transformación social.

Otros líderes mundiales han instado a Bolsonaro a proteger el Amazonas, pero fue en vano. El presidente francés, Emmanuel Macron, por ejemplo, fue insultado por Bolsonaro después de prometer 20 millones de dólares al bosque.

Si bien el mensaje del Papa Francisco puede enfrentar una resistencia similar, su llamado a la solidaridad mundial ya ha echado raíces. A medida que el Amazonas experimentó un aumento en los incendios provocados por el hombre el año pasado, personas de todo el mundo donaron a grupos de conservación y de derechos indígenas en el área.