Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Flickr / Bo Eide
Medio Ambiente

La descomposición del plástico podría ser una fuente oculta de emisiones de gases de efecto invernadero

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
La contaminación plástica es una amenaza a largo plazo para el medio ambiente y la salud pública. Por ello las Naciones Unidas están haciendo campaña para reducirla. Puedes tomar medidas sobre este tema aquí.

Hace tiempo que se conoce que los desechos plásticos liberan sustancias químicas tóxicas en el medio ambiente, pueden dañar y matar la vida marina y se descomponen en microplásticos que contaminan el agua y los suministros de alimentos.

Ahora un nuevo estudio publicado en la revista científica Plos One demuestra que también generan emisiones de gases de efecto invernadero a medida que se degrada.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Hawai estudió la descomposición de diversos tipos de plástico y determinó que el metano y el etileno, dos emisiones de gases de efecto invernadero, se liberan en el proceso.

El metano calienta el planeta hasta 86 veces la tasa de carbono, mientras que el etileno es otra emisión líder.

El plástico está compuesto de combustibles fósiles, por lo que el hallazgo no es exactamente sorprendente, pero es la primera vez que se mide específicamente este fenómeno.

Además, esta fuente de emisiones de gases de efecto invernadero ha quedado en gran parte fuera de los modelos de pronóstico del cambio climático, según el informe, y su incorporación futura podría alterar la tasa proyectada a la que el planeta se calienta.

Otra razón para prestar atención a estos datos, sostienen los investigadores, es que se espera que la producción de plástico aumente dramáticamente durante la próxima década, y la cantidad de desperdicios plásticos que se descomponen en el ambiente también aumentará.

Por supuesto que un vaso de plástico en descomposición no libera la misma cantidad de emisiones que un automóvil en viaje, pero cuando esto sucede miles de millones de veces aumentan mucho la emisión, indican los investigadores.

"Teniendo en cuenta la cantidad de plástico presente en nuestras costas y la cantidad de plástico expuesto a las condiciones ambientales, nuestro hallazgo proporciona más evidencia de que debemos detener la producción de plástico", dijo la autora principal, la Dra. Sarah-Jeanne Royer al Daily Mail

Algunos de los tipos de plástico que estudiaron los investigadores incluyen policarbonato, acrílico, polipropileno, tereftalato de polietileno (PET), poliestireno, polietileno de alta densidad (HDPE) y polietileno de baja densidad (LDPE).

Estos plásticos se encuentran en artículos comunes como envases de alimentos, telas y juguetes.

También se descubrió que el polietileno emitía la mayor cantidad de metano y etileno, y es un plástico que se usa para hacer bolsas de un solo uso. A nivel mundial, muchos países y ciudades ya han prohibido las bolsas de plástico debido a la frecuencia con que contaminan los ecosistemas marinos.

Además, se están diseñando otras restricciones sobre los plásticos de un solo uso, y esta nueva información podría proporcionar a quienes regulan su uso, más evidencia al diseñar políticas.