Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Eat-Lancet Commission
Alimentos y Hambre

Científicos lanzan una nueva “dieta planetaria” para salvar vidas y proteger el medio ambiente

Por qué es importante para los Global Citizens
El sistema alimentario global se ha vuelto insostenible, causando que los recursos desaparezcan, el cambio climático se acelere y los problemas de salud aumenten. Un nuevo informe defiende la revisión de los hábitos alimentarios globales. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

Después de calcular los números y sopesar los costos, los científicos han encontrado cuál es la dieta óptima para los seres humanos y el planeta, y la llaman la "dieta de la salud planetaria", según publicó The Guardian.

La dieta exige nada menos que la revisión de los sistemas agrícolas y alimentarios. Si la dieta se adopta ampliamente, afirman los científicos, la salud futura del planeta y las personas podría mejorar dramáticamente.

Sin embargo, no llevar a cabo estas modificaciones llevaría a una catástrofe.

"La dieta de la salud planetaria se basa en pruebas epidemiológicas realmente difíciles, donde los investigadores siguieron a grandes grupos de personas durante décadas", dijo Marco Springmann, experto en alimentos y clima de la Universidad de Oxford y parte de la comisión. "Sucede que si se juntan todas las pruebas, se obtiene una dieta similar a algunas de las dietas más saludables que existen en el mundo real".

Treinta científicos se reunieron durante el año pasado para la Comisión Eat-Lancetsobre alimentos, planeta y salud, que comenzó preguntando si el planeta podría albergar a 10 mil millones de personas para el año 2050, y descubrió que los hábitos alimentarios actuales y las prácticas agrícolas hacen que ese objetivo sea sumamente difícil de cumplir.

Incluso para los niveles de población actuales, argumenta el informe, el sistema alimentario global está roto y representa una grave amenaza para el planeta.

"Si bien la producción global de alimentos generalmente ha seguido el ritmo de crecimiento de la población, más de 820 millones de personas aún carecen de alimentos suficientes, y muchos más consumen dietas de baja calidad o demasiados alimentos", dice el informe. "Las dietas poco saludables ahora representan un mayor riesgo para la morbilidad y la mortalidad que las prácticas sexuales sin protección, el consumo de alcohol, drogas y tabaco combinados".

"La producción mundial de alimentos amenaza la estabilidad del clima y la resistencia del ecosistema y constituye el principal impulsor de la degradación ambiental y la transgresión de los límites planetarios", continúa el informe. "Tomados en conjunto, el resultado es terrible".

Screen Shot 2019-01-17 at 1.34.40 PM.pngEat-Lancet Commission

El caso de alterar la relación de la humanidad con la comida para proteger el planeta se ha desarrollado continuamente durante los últimos años. Por ejemplo, debido a que la producción mundial de carne roja ha provocado una deforestación generalizada, una disminución del suministro de agua y emisiones de gases de efecto invernadero, los científicos han pedido a las personas que reduzcan enormemente su consumo de carne.

Como resultado, la Comisión Eat-Lancet no hace sugerencias dietéticas radicalmente nuevas, simplemente respalda las recomendaciones de larga data con datos extensos y ofrece una hoja de ruta a seguir para las compañías involucradas en la producción de alimentos y los gobiernos encargados de la supervisión.

No es de sorprender que el informe exija los cambios alimentarios más grandes en los Estados Unidos y Europa.

Los ciudadanos estadounidenses, por ejemplo, necesitan reducir su consumo de carne roja en un 84% en promedio para cumplir con la dieta, mientras comen seis veces más frijoles y lentejas. En Europa, las personas necesitan reducir el consumo de carne roja en un 77% y comer 15 veces más nueces y semillas.

Si bien estos pueden parecer cambios masivos, alinearían estas dietas con el promedio mundial.

En general, la “dieta de la salud planetaria” implica 2.500 calorías por día. A las personas que siguen la dieta se les pide que coman no más de una hamburguesa de carne de res, dos porciones de pescado y uno o dos huevos por semana. La gran mayoría de las proteínas provendrán de legumbres y nueces, las frutas y los vegetales representarán alrededor de la mitad de cada plato de alimentos consumidos, y los cereales entregarán la mayoría de las calorías.

Los autores subrayan que la dieta permite e incluso fomenta el consumo de gran variedad de alimentos.

Sin embargo, lo que es más importante, la dieta aprovecharía al máximo los recursos limitados del planeta, al tiempo que proporcionaría una dieta equilibrada a 10 mil millones de personas.

El informe ya ha comenzado a distribuirse a los responsables de la formulación de políticas en 40 ciudades de todo el mundo y esperan generar un gran interés.

"La dieta de salud planetaria se basa en pruebas epidemiológicas realmente duras, donde los investigadores siguieron a grandes grupos de personas durante décadas", dijo a The Guardian Marco Springmann, de la Universidad de Oxford, quien participó en la comisión. "Sucede que si se juntan todas las pruebas, se obtiene una dieta similar a algunas de las dietas más saludables que existen en el mundo real".