Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Photo by Steve Halama on Unsplash
Medio Ambiente

Muertas de hambre, enfermas, maltratadas por el ruido: esta población de orcas está muriendo

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
La biodiversidad es esencial para el funcionamiento saludable del planeta, y la pérdida de un depredador superior como la orca podría desestabilizar aún más los ecosistemas marinos. El Objetivo Global 14 de las Naciones Unidas hace un llamamiento a los países para que protejan la vida marina y tú puedes tomar medidas al respecto aquí.

Desde las calles de Seattle, a veces se puede ver el inconfundible diseño en blanco y negro de una ballena orca en el Océano Pacífico.

Es un capricho urbano querido, un signo de la proximidad vibrante de la naturaleza, pero es una experiencia que está en peligro.

Según The New York Times, la población de orcas locales en el noroeste del Pacífico parece estar entrando en un declive irreversible, una posibilidad que ha puesto en acción a los conservacionistas, científicos y líderes políticos de la región para asegurarse de que la especie no desaparezca.

Ahora hay 75 ballenas en la región, la cantidad más baja registrada en más de 30 años, cuando la caza y la captura de ballenas eran más comunes, señala el Times.

En respuesta a la disminución de la población, el gobernador de Washington, Jay Inslee, emitió una orden ejecutiva ordenando en marzo a las agencias que protejan a las ballenas, y estableció un grupo de trabajo de funcionarios estatales, tribales, locales y federales para investigar el problema.

Las ballenas, el equipo ha aprendido, están amenazadas por una serie de factores, detallados por el Times, y su situación es consecuencia de un declive ecológico mucho más grande que ocurre en todo el mundo.

La contaminación industrial de las instalaciones de aguas residuales, la agricultura, las expediciones petroleras y más están contaminando a las ballenas con sustancias químicas tóxicas e infectándolas de enfermedades.

El pesticida DDT ahora prohibido, por ejemplo, se ha encontrado en altos niveles en las ballenas. El DDT, entre otras cosas, altera las hormonas y podría estar detrás de la aparente incapacidad de las ballenas para reproducirse.

As a wildlife cinematographer I’ve been so lucky & extremely honored to have experienced some of the most unbelievable animal encounters on the planet, and for me nothing really compares to the super-surreal & phenomenal experiences I’ve had diving & interacting with the true Apex Predators of our Oceans » 🌊 Have you ever seen Orcas in the wild ? 💙 🎥 : @abc4explore . . . . . Follow @savetheoceanwildlife for more 💙. . . . . #orca #whale #killerwhale #killerwhales #whales #orcawhale #savetheoceanwildlife @savetheoceanwildlife #savetheocean #savetheplanet #saveourseas #ocean #sea #aqua #marinelife #oceanlife #wildlifeaddicts #underwaterphotography #scubadiving #scuba #padi #snorkeling #animallover #videooftheday #freediving #amazingvideo #fish #video #amazing

Una publicación compartida de Save The Ocean Wildlife (@savetheoceanwildlife) el

La contaminación acústica por el creciente tráfico marítimo y la construcción de petróleo bajo el agua, mientras tanto, está alterando la ecolocación, causando pérdida de audición y dañando los sistemas inmunes.

La principal fuente de alimento de las ballenas, el salmón real, está desapareciendo, lo que provoca que se mueran de hambre. Y la contaminación extrema del agua llena el salmón restante con contaminantes, que luego son absorbidos por las orcas. Los equipos de conservación ahora están criando salmón en los criaderos para reforzar la población marina.

En las ballenas se han encontrado enfermedades potencialmente dañinas de otras especies, como los humanos y los perros.

"He tenido sueños al respecto por la noche", dijo Joseph K. Gaydos, veterinario de la Sociedad SeaDoc en Washington, al Times. "Si hubiera un virus altamente virulento que atravesar aquí, eliminaría a una gran parte de la población y detendría por completo los esfuerzos de recuperación".

Y el calentamiento y las aguas acidificantes están cambiando la composición de sus ecosistemas.

En conjunto, las orcas ahora viven en un ambiente esencialmente hostil, experimentando a su manera las especies que se encuentran alrededor del mundo.

La población promedio de ballenas en todo el mundo está en peligro, según el World Wildlife Fund.

La vida marina en general, desde los arrecifes de coral hasta el kril, está disminuyendo ya que los mismos factores se presentan en otros lugares.

Y la vida orgánica terrestre también se está perdiendo. De hecho, los humanos han causado la aniquilación del 83% de todos los mamíferos salvajes y la mitad de todas las plantas, según indicaron los autores de uninforme reciente.

Se ha descrito que la Tierra experimenta su sexta ola de extinción masiva, con miles de millones de poblaciones de animales locales en peligro en todo el mundo.

La situación de las orcas del Pacífico Noroeste se ha convertido en una prueba para que los humanos puedan intervenir con éxito y revertir esta disminución.

"Habría una gran sensación de pérdida si los esfuerzos fallan", le dijo a The Times Linda D. Rhodes, una bióloga investigadora involucrada en el estudio. "Son parte de nuestra identidad. Sería una verdadera sensación de fracaso".