Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Salud

Así es el “beso” de este insecto que puede conducir a una grave enfermedad

Por qué es importante para los Global Citizens
Es habitual relacionar la pobreza a ciertas enfermedades como el VIH/SIDA, el cólera y la malaria, sin embargo aún existen en el mundo enfermedades menos conocidas pero igualmente amenazadoras, muchas de las cuales pueden causas graves desfiguraciones, discapacidades y estigma social. Puedes tomar acción sobre este tema aquí.

La enfermedad de Chagas, también conocido como el mal de Chagas, es una enfermedad infecciosa causada por un parásito (Trypanosoma cruzi) transmitido por un tipo de insecto llamado triatomino, que generalmente se oculta durante el día y se activa durante la noche. Estos insectos pican a las víctimas desprevenidas en la piel expuesta cuando están dormidos, generalmente en la cara alrededor de los labios, por lo que es frecuente que su picadura se asocie a la de un beso.

Esta enfermedad es muy común en América Central y del Sur, y también se ha propagado a otras partes del mundo donde puede transmitirse a través de una transfusión de sangre. Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que entre 6 y 7 millones de personas en todo el mundo tienen Chagas.

El insecto que transmite la enfermedad muerde a la víctima y al mismo tiempo defeca en el sitio de la picadura. Si en ese momento el insecto lleva el parásito, entra al cuerpo humano a través de la piel de las heces del insecto.

Las fases de la enfermedad son dos: la aguda y la crónica.

La primera fase aguda a menudo pasa desapercibida porque no presenta síntomas, o solo es leve, y presenta síntomas como fiebre, fatiga, dolores corporales y dolores de cabeza.

Cuando los síntomas graves no aparecen, muchas personas no se preocupan por la enfermedad, incluso después de recibir un diagnóstico. 30 de 63 personas que participaron en un estudio de PLoS Neglected Tropical Diseases de 2017 dijeron no estar preocupados por el diagnóstico. De hecho dijeron sentirse “tranquilos”.


Pero desafortunadamente, la fase aguda trae aparejada la aparición de una enfermedad crónica después de décadas. Esto puede conducir a una enfermedad cardíaca crónica mucho más grave. Los síntomas pueden ser un corazón agrandado (cardiomiopatía), una frecuencia cardíaca irregular o incluso un paro cardíaco, que puede conducir a la muerte súbita.

Las complicaciones intestinales también son comunes y pueden incluir un esófago o intestinos agrandados, lo que ocasiona dificultades para comer o evacuar las heces.

El riesgo es de que las personas que tienen la enfermedad de Chagas desarrollen complicaciones el del 30%, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Aún así, las personas que viven en áreas endémicas pueden tomar medidas para prevenir la infección.

Aquellos que viven en casas de adobe o paja (los tipos de viviendas que tienen más probabilidades de albergar insectos triatominos) deben usar redes impregnadas de insecticida sobre sus camas. Rociar las paredes de las casas con insecticida y usar repelente de insectos en la piel expuesta también puede ayudar a prevenir la enfermedad.

Hasta el momento el tratamiento se realiza en base a dos medicamentos, el benznidazol y el nifurtimox, que pueden usarse de manera efectiva para tratar la enfermedad, pero no existe una vacuna preventiva.