Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

New Zealand Prime Minister Jacinda Ardern talks to reporters at Parliament in Wellington, New Zealand in January 2020.
Nick Perry/AP
Niñas y Mujeres

Nueva Zelanda aprueba proyecto de ley para garantizar la equidad salarial entre hombres y mujeres

Por qué es importante para los Global Citizens
Global Citizen realiza campañas para alcanzar los Objetivos Globales de las Naciones Unidas, incluido el objetivo 5 para la igualdad de género. Únete al movimiento y actúa sobre este tema y otros relacionados, aquí.


El parlamento de Nueva Zelanda aprobó por unanimidad un proyecto de ley de enmienda de igualdad salarial que garantiza que los trabajadores no reciban un salario menor debido a su género.

La legislación sobre igualdad de remuneración va más allá de garantizar que hombres y mujeres reciban el mismo salario por el mismo trabajo, que está consagrado en la legislación de Nueva Zelanda desde 1972. El proyecto de ley de enmienda se centra en la equidad de remuneración al garantizar que las mujeres en industrias históricamente mal pagadas dominadas por mujeres reciban la misma remuneración que los hombres en trabajos diferentes pero de igual valor.

El nuevo proyecto de ley facilita que los trabajadores presenten reclamos de equidad salarial porque establece pautas claras para comparar el salario entre mujeres en profesiones dominadas por mujeres y hombres, con “habilidades, responsabilidades y servicios sustancialmente similares” en ocupaciones dominadas por hombres.

La primera ministra Jacinda Ardern prometió enmendar la legislación existente cuando fue elegida en 2017.

"En 2017, dijimos que arreglaríamos la legislación destinada a abordar las desigualdades históricas en los salarios de las mujeres. Hoy lo hemos hecho", escribió Ardern en Instagram.


"El proyecto de ley cumple nuestra promesa de crear una Aotearoa (Nueva Zelanda) más equitativa" facilitando que los empleados presenten un reclamo de equidad salarial y fomentando la mediación colaborativa antes de que los problemas lleguen a los tribunales. A todos los que nos llevaron a este punto, por todos los años de arduo trabajo, gracias".

La nueva legislación estuvo fuertemente influenciada por el Consejo de Sindicatos (NZCTU) y la Business New Zealand.

El presidente de NZCTU, Richard Wagstaff, miembro del Grupo de Trabajo Conjunto de Equidad de Pago junto con varios empleadores y representantes gubernamentales, dijo que la aprobación del proyecto de ley es uno de los momentos más importantes para la igualdad de género en Nueva Zelanda en décadas.

"Las mujeres trabajadoras han estado haciendo campaña para igualar el desequilibrio salarial de género durante décadas", dijo en un comunicado de prensa. "La aprobación de una nueva ley de igualdad salarial proporciona estructura y apoyo para solucionar el problema sistémico de pagar menos a las mujeres debido a su género".

La parlamentaria laborista Anahila Kanongata'a-Suisuiki también calificó el proyecto de ley como una victoria para las mujeres del Pacífico en Nueva Zelanda, que se encuentran entre las personas con ingresos más bajos del país, según Radio New Zealand.

Nueva Zelanda ha priorizado durante mucho tiempo la igualdad entre hombres y mujeres.

La nación fue la primera a nivel mundial en otorgar a las mujeres el derecho al voto en 1893 y el segundo país del mundo en otorgar licencias pagadas a las víctimas de abuso doméstico. Ardern también fue la primera líder mundial en tomar una licencia por maternidad después del nacimiento de su hija, Neve, en 2018.

Nueva Zelanda ocupa el sexto lugar en el mundo en el Índice Global de Brecha de Género para 2020.