Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Granting the reef citizenship would ensure it receives the rights to freedom from inhuman treatment, the highest standard of physical health, the right to maintain subsistence, and the right to life.
Kyle Taylor / Flickr
Medio Ambiente

La campaña que quiere convertir a la Gran Barrera de Coral en ciudadana australiana

Por qué es importante para los Global Citizens
Global Citizen realiza campañas para alcanzar los Objetivos Globales de las Naciones Unidas. que hacen un llamado a los países para proteger la biodiversidad y la vida debajo del mar. Puedes tomar medidas aquí para garantizar la protección de la contaminación y los efectos del cambio climático de algunas de las entidades de vida natural más magníficas del mundo.

Una campaña lanzada recientemente apela a que se le otorgue la ciudadanía australiana a la Gran Barrera de Coral.

Titulada Citizen Reef, busca proteger al organismo vivo más grande del mundo de daños futuros asegurándose de que reciba los derechos a no sufrir un trato inhumano, el más alto nivel de salud física, el derecho a mantener la subsistencia y el derecho a la vida, como cualquier otro australiano.

"A pesar de la contribución masiva del arrecife a Australia, todavía se le niegan los mismos derechos básicos de todos los ciudadanos australianos: el derecho a vivir", escribió LADbible, el editor de noticias y entretenimiento detrás de la campaña, en la petición Change.org.

La petición destaca la contribución insustituible del arrecife a Australia. Dirigida al primer ministro Scott Morrison y a los ministros de medio ambiente, ciudadanía y asuntos internos, establece que el arrecife evita que las mareas y las tormentas tropicales arrasen con las ciudades, regula los niveles de dióxido de carbono, mantiene el aire limpio y proporciona un hogar a más del 10% de los peces del planeta.

También contribuye $6.4 mil millones cada año a la economía de Australia y apoya 64,000 empleos.

La campaña ha sido respaldada por una serie de celebridades y personas influyentes australianas bien conocidas, entre ellas, la superestrella olímpica Ian Thorpe, el actor de Stranger Things Dacre Montgomery y el presentador de televisión Osher Günsberg.


Günsberg le dijo al sitio de noticias australiano Mumbrella que apoyar la campaña es vital para todos los australianos.

"La Gran Barrera de Coral es nuestro ícono australiano más popular, sin embargo, le permitimos que se muera de hambre. Ella merece ser reconocida por su contribución a Australia, pero lo más importante, merece estar protegida de cualquier daño y recibir los derechos que necesita para sobrevivir ", afirmó.

Si bien muchos la apoyan, la petición ha recibido una buena cantidad de críticas.

Chris Smith, un presentador de radio australiano, respondió a la campaña, calificándola de "locura máxima" y "aburrida".

La Gran Barrera de Coral, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1981, es particularmente vulnerable a los efectos del cambio climático.

En las últimas décadas, el arrecife ha estado sujeto a temperaturas del océano en aumento, contaminación industrial y plástica, y grandes cantidades de pesticidas debido a las aguas de inundación contaminadas. En 2016 y 2017, el calentamiento de las aguas oceánicas, relacionadas con el cambio climático inducido por el hombre, causó la decoloración masiva de los corales.

"El cambio climático es, con mucho, la mayor amenaza para la salud de la Gran Barrera de Coral", dijo Kate O'Callaghan, representante de Ciudadanos de la Gran Barrera de Coral, representante de la organización sin fines de lucro.

"Pero los arrecifes de coral también son resistentes y pueden recuperarse cuando se elimina el estrés, algo que estamos empezando a ver aquí dos años después de los eventos de blanqueamiento consecutivos de 2016 y 2017", agregó O'Callaghan. "La preocupación es que la trayectoria actual de las emisiones de Australia hará que estos eventos se vuelvan más frecuentes, lo que reduce la capacidad del arrecife para recuperarse de los daños".

No es la primera vez que se hace un llamamiento a la ciudadanía para cuidar el arrecife, apelando para que la naturaleza tenga derechos.

En 2017, el gobierno de Nueva Zelanda logró una causa única a nivel mundial al otorgar la personería jurídica al río Whanganui. El nuevo estatus del río le fue otorgado después de siglos de negociaciones de las tribus de Whanganui, que creen que el río es un antepasado y posee una fuerza vital.

Para O'Callaghan, lo más importante es, en última instancia, que nosotros, como nación y comunidad global, lidiemos con el cambio climático.

"La Gran Barrera de Coral sigue siendo un ecosistema increíblemente vibrante y, para mantenerlo así, no puede funcionar como siempre", le dijo a Global Citizen. "Esto significa que los gobiernos, las comunidades, las empresas y los individuos deben colaborar, innovar y tomar medidas para alcanzar las emisiones cero".