Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Child receives vaccine in Burkina Faso.
WHO / Flickr
Salud

20 millones de niños perdieron la posibilidad de vacunarse en 2018, según un informe

Por qué es importante para los Global Citizens
Los esfuerzos de inmunización global son una de las iniciativas más importantes que se necesitan para alcanzar el Objetivo Global 3 sobre buena salud y bienestar para todos. Las vacunas seguras y eficientes como las MMR o HPV son la mejor manera de evitar los brotes de enfermedades terribles prevenibles por vacunación. Únete a Global Citizen y toma acción ahora.

De acuerdo con datos publicados recientemente, más de 20 millones de niños perdieron la posibilidad de inmunizarse con vacunas vitales como las que previenen el sarampión, la difteria y el tétanos.

Los datos, producidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF, proporcionan una actualización anual sobre las estimaciones de la cobertura de inmunización a nivel mundial. Las cifras muestran que las tasas de vacunación se han estancado debido al conflicto, la desigualdad y la complacencia.

El informe indica que la cobertura de vacunación global de tres dosis de difteria, tétanos y tos ferina (DTP3) y una dosis de la vacuna contra el sarampión se ha estancado en aproximadamente el 86% desde 2010.

"Las vacunas son una de nuestras herramientas más importantes para prevenir los brotes y mantener el mundo seguro", dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, en un comunicado. “Si bien la mayoría de los niños de hoy están siendo vacunados, demasiados se quedan atrás. De manera inaceptable, a menudo son los que corren más riesgo, los más pobres, los más marginados, los afectados por conflictos o son forzados a abandonar sus hogares, los que de forma persistente se quedan fuera".

El informe señala que casi la mitad de los niños que no fueron vacunados vivían en solo 16 países: Afganistán, República Centroafricana, Chad, República Democrática del Congo, Etiopía, Haití, Irak, Mali, Níger, Nigeria, Pakistán, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria y Yemen.

Si bien la disponibilidad de vacunas para las poblaciones en las que es de difícil acceso sigue siendo un obstáculo anticipado, 2018 estuvo marcado por una preocupación diferente, particularmente en los países desarrollados.

Han aparecido brotes de sarampión en todo el mundo, en gran parte debido al movimiento anti-vacunas.


"El sarampión es un indicador en tiempo real de dónde tenemos más trabajo que hacer para combatir las enfermedades prevenibles", dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF, a través de un comunicado. “Debido a que el sarampión es tan contagioso, un brote apunta a comunidades que están perdiendo vacunas debido al acceso, los costos o, en algunos lugares, la falta de complacencia. Tenemos que agotar todos los esfuerzos para inmunizar a todos los niños".

Según el informe, se reportaron casi 350,000 casos de sarampión en todo el mundo en 2018, más del doble que en 2017.

La vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR) está disponible desde 1963, y la vacunación de los niños es la mejor manera de prevenir futuros brotes. Antes de su introducción, el sarampión era la principal causa de muerte entre los niños de todo el mundo.

La actualización de la inmunización de este año también incluyó estadísticas sobre la cobertura de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH): 90 países agregaron la vacuna contra el VPH a sus programas nacionales de vacunas a partir de 2018.

El VPH es un virus extremadamente común que no presenta síntomas dañinos, pero también puede provocar cáncer cervical. El 99% de los casos de cáncer cervical son causados por el VPH.

Hubo más de 500,000 nuevos casos de cáncer cervical en 2018 y en algunos países del África subsahariana, y es la principal causa de muertes relacionadas con el cáncer en las mujeres.

De los 90 países en los que se introdujo a nivel nacional, solo 13 son países de bajos ingresos, lo que indica que las niñas con mayor riesgo todavía no tienen acceso a esta vacuna vital.

La OMS se esfuerza por lograr una cobertura de inmunización global del 95%, ya que protegería suficientemente a todas las comunidades contra los brotes de enfermedades prevenibles por vacunación, lo que en última instancia conduciría al progreso hacia el logro del Objetivo Global 3 que tiene como finalidad la buena salud y el bienestar para todos.