Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Flickr / Daniel Chekalov
NewsDefiende el planeta

Investigadores descubren microplásticos en las placentas

Por qué es importante para los Global Citizens 
La contaminación plástica es una amenaza global urgente para el planeta. Las Naciones Unidas hacen un llamamiento a todos los países para que pongan freno a la producción de plástico y se aseguren de que el plástico existente se limpie y se recicle. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí


Se han descubierto microplásticos en muestras de tejido de las placentas de cuatro fetos, según un estudio reciente publicado en la revista Environment International.

Las mujeres embarazadas que participaron en el informe tuvieron partos saludables, pero la presencia de microplásticos en los fetos en desarrollo exige una mayor investigación, según los autores del estudio. Los microplásticos pueden causar respuestas inflamatorias y otras respuestas inmunológicas en el tejido humano, y a menudo transportan sustancias tóxicas que pueden filtrarse al torrente sanguíneo.

"Debido al papel crucial de la placenta en el apoyo al desarrollo del feto y en la actuación como interfaz entre éste y el entorno externo, la presencia de partículas exógenas y potencialmente dañinas (de plástico) es un asunto de gran preocupación", escribieron los investigadores. "Es necesario realizar más estudios para evaluar si la presencia de [microplásticos] en la placenta humana puede desencadenar respuestas inmunológicas o puede conducir a la liberación de contaminantes tóxicos, lo que resulta perjudicial para el embarazo".


Los investigadores encontraron 12 microplásticos, pero sólo encuestaron a aproximadamente el 4% del tejido de la placenta de los participantes, lo que sugiere que el número total de plásticos presentes en sus cuerpos podría ser mucho mayor. Los plásticos fueron teñidos de varios colores, como el rojo y el azul, lo que sugiere que pueden haberse originado como empaques o fibras plásticas de algún tipo, informa The Guardian

Esto encajaría con la comprensión general de los microplásticos. La mayoría de las formas de plástico, si se deja que se descompongan en el ambiente, eventualmente se desintegrarán en pedazos más pequeños hasta que se vuelvan tan pequeños que sean básicamente invisibles al ojo humano. 

Estos diminutos plásticos impregnan el planeta, transportados por corrientes de aire y de agua por igual. Los microplásticos se han encontrado en el agua del grifo, en el agua embotellada y en la sal. Han ascendido a las montañas más altas y descendido a las fosas más profundas del océano. Puede haber 125 billones de microplásticos sólo en el océano.

Historias relacionadas 21 de Mayo de 2019 Rescatan una tortuga marina con gran cantidad de basura en su estómago


Se han encontrado en el mismo aire que respiras.

La prevalencia de los microplásticos aumenta con cada año. Más de 300 millones de toneladas de plástico se producen anualmente y sólo el 9% se recicla.

Se espera que la producción de plástico aumente en un 40% en la próxima década debido a la industria de los combustibles fósiles. El New York Times informa que la industria planea inundar África, en particular, con plásticos baratos en los próximos años. 

Debido a la creciente conciencia mundial, se están realizando esfuerzos a nivel de base, subnacional, nacional e internacional para detener la contaminación por plásticos. Más de 180 países han prometido poner freno a los desechos de plástico e invertir en una infraestructura de reciclaje viable. 

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha hecho descarrilar los logros recientes al provocar un aumento de los desechos plásticos, en particular debido al uso de equipo médico.

Los impactos de los microplásticos en la salud humana aún no están claros, pero no es difícil deducir cuáles podrían ser. No te tragarías una bolsa de plástico, después de todo. En los animales marinos, el consumo de residuos plásticos ha tenido consecuencias devastadoras. Ballenas, tortugas, focas, e incluso el krill han muerto por comer desechos plásticos que confunden con comida. 

Este último estudio sugiere que los residuos plásticos pueden ser transportados en el cuerpo humano desde el principio.

"Es como tener un bebé ciborg: ya no está compuesto sólo de células humanas, sino de una mezcla de entidades biológicas e inorgánicas", dijo Antonio Ragusa, director de obstetricia y ginecología del hospital San Giovanni Calibita Fatebenefratelli de Roma, quien dirigió el estudio. "Las madres se sorprendieron mucho".