Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Women harvest lemongrass in the Chisapani Community Forest in Nepal, which will be distilled down into an essential oil.
Chandra Shekhar Karki/CIFOR/Flickr
Medio Ambiente

Permitir que trabajadores locales manejen bosques puede reducir la pobreza y el cambio climático

Por Lin Taylor
Traducción Erica Sánchez

LONDRES, 6 de mayo (Fundación Thomson Reuters) - Dar a las comunidades locales la responsabilidad de manejar los bosques, que se están reduciendo en todo el mundo, podría ayudar a aliviar la pobreza y la deforestación, dijo recientemente un grupo de científicos, en lo que describieron como uno de los estudios más grandes de su tipo.

Los investigadores examinaron más de 18,000 iniciativas forestales lideradas por la comunidad en Nepal, utilizando imágenes satelitales y datos del censo del país del sur de Asia, donde más de un tercio de los bosques son manejados por una cuarta parte de la población.

Dando a las comunidades nepalesas la oportunidad de cuidar de sus propios bosques llevó a una caída del 37% en la deforestación y una disminución del 4.3% en los niveles de pobreza entre 2000 y 2012, dijeron en un artículo publicado por la revista Nature Sustainability.

"La gestión comunitaria de bosques ha logrado un claro beneficio para todas las personas y el medio ambiente en todo el país", dijo el autor principal, Johan Oldekop, profesor de medio ambiente en la Universidad de Manchester en Gran Bretaña.

La deforestación es la segunda causa principaldel cambio climático después de los combustibles fósiles, ya que representa casi una quinta parte de las emisiones del calentamiento del planeta, dijo la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en un informe de 2018.

Los árboles absorben dióxido de carbono del aire a medida que crecen y liberan carbono almacenado cuando se queman o se pudren.

La tala de bosques también puede dañar los medios de vida y causar tensiones, ya que las personas compiten por menos recursos.

"Nepal demuestra que con un derecho seguro a la tierra, las comunidades locales pueden conservar recursos y prevenir la degradación ambiental", dijo Oldekop en un comunicado.

Sin embargo, los pueblos indígenas y las comunidades locales poseen legalmente solo alrededor del 15% de los bosques en todo el mundo, según un análisis realizado en 2018 por la Iniciativa de Derechos y Recursos, una coalición mundial de derechos sobre la tierra.

El mundo perdió 12 millones de hectáreas de cobertura de árboles tropicales en 2018, el equivalente a 30 campos de fútbol por minuto, según un informe publicado en abril por Global Forest Watch, administrado por el Instituto de Recursos Mundiales de Estados Unidos.

Los investigadores que estudiaron el caso de Nepal dijeron que otros países deberían intentar seguir su ejemplo permitiendo que las comunidades locales manejen los bosques como una forma de reducir las emisiones, mientras ayudan a la gente a salir de la pobreza.

El estudio dijo que México, Madagascar y Tanzania tienen iniciativas forestales similares lideradas por la comunidad.

"Identificar un mecanismo, la silvicultura comunitaria, que pueda reducir de manera creíble las emisiones de carbono al mismo tiempo que mejora el bienestar de los pobres es un paso importante en los esfuerzos mundiales para combatir el cambio climático y proteger a las comunidades más vulnerables", dijo el coautor del informe Arun Agrawal, de la Universidad de Michigan.


Más información en http://news.trust.org