Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Residents of the predominantly Hispanic neighborhood of Sun Valley cast their votes at the Our Lady of The Holy Church on election day, Nov. 6, 2012 in Los Angeles, Calif.
Joe Klamar/AFP/Getty Images
Ciudadanía

Elecciones 2020: 5 datos que la comunidad Latinx debe conocer

¿Por qué es importante para los Global Citizens?
La afluencia de votantes ayuda a alcanzar el potencial total de una democracia. Naciones Unidas exhorta a los países a que garanticen que todas las personas expresen su opinión sobre la gobernabilidad. Únete a nosotros y toma acción sobre este tema aquí

La comunidad latina en Estados Unidos, una de las minorías más grandes, tiene este año un papel vital: puede convertirse en una de las voces decisivas con su voto en este año electoral. 

Se trata del grupo minoritario más grande registrado como votantes en las elecciones presidenciales de Estados Unidos 2020, y por primera vez el número de votantes latinos elegibles supera al de las personas de descendencia afroamericana.

En Estados Unidos, viven alrededor de 60 millones de latinos en Estados Unidos, de los cuales la cuarta parte son inmigrantes naturalizados. Los latinos representan el 18.5% del total de la población del país, y más de 32 millones de latinos podrán ejercer su voto en las elecciones presidenciales de este año. Alrededor del 10% de las personas elegibles para votar son inmigrantes naturalizados – unos 23 millones de personas – y de ese total la etnia más numerosa es la mexicana, que representa el 16%.

Historias relacionadas 22 de Septiembre de 2020 Por qué Telemundo cree que los votantes latinos pueden ser una voz decisiva en las elecciones de 2020

1. LOS LATINOS, EL GRUPO ÉTNICO DE MAYOR CRECIMIENTO EN ESTADOS UNIDOS

La presencia e influencia latinas están en expansión, dado que son el grupo étnico de mayor crecimiento en Estados Unidos. Según un análisis por parte del Pew Research Center basado en estadísticas de la US Census Bureau, la población de Estados Unidos creció en 18.9 millones entre 2010 y 2019, y la población latina representa el 52% de ese total.

Durante la última década, el crecimiento de la población latina estuvo por encima del promedio nacional en seis estados: Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania, Nuevo México, Rhode Island y Mississippi. Mientras tanto, en 21 estados el crecimiento de la población latina representó más del 50% del crecimiento poblacional total.

Tales cifras desmienten la creencia que la presencia latina está concentrada solamente en el sur del país y en Florida, las tradicionales zonas de llegada de inmigrantes, aunque los estados con las poblaciones latinas más grandes siguen siendo California, Texas, Arizona y Nuevo México, y que en conjunto sirven de hogar para la mitad de la población latina del país.

El crecimiento de la población latina, y su creciente participación en las elecciones, ha resultado en un número récord de legisladores de origen latino en el Congreso. Según la National Association of Latino Elected and Appointed Officials (NALEO), tras las elecciones legislativas de 2018 el número de congresistas latinos se incrementó de 34 a 38, mientras hay cuatro latinos con escaños en el Senado.

A nivel local, los dos estados con mayor presencia latina también tienen el mayor número de legisladores latinos. California tiene 28 legisladores latinos en su legislatura tras las elecciones de 2018, mientras Texas tiene 38 legisladores locales latinos.

Sin embargo, a pesar del aumento en el número de latinos elegidos como legisladores, los latinos siguen siendo insuficientemente representados a nivel local, estatal y federal, según David Kallick, director de la Immigration Research Initiative del Fiscal Policy Institute. En Texas, por ejemplo, la cuarta parte de los legisladores son latinos, mientras el 40% de la población del estado es de origen latino. Y mientras los latinos representan el 19.2% de la población del estado de Nueva York, sólo el 10% de los escaños en la legislatura local están ocupados por latinos.



2. EL APORTE DE VALOR LATINO A LA ECONOMÍA NORTEAMERICANA

La población latina en Estados Unidos hace una aportación económica importante al país. Según un informe de 2017 de New American Economy, la tasa de empleo entre latinos en el país está un 1% por arriba del promedio. La comunidad latina aporta un monto significativo de impuestos al gobierno, y los negocios en manos de latinos son una importante fuente de trabajo, al emplear a alrededor de 2.7 millones de personas.

Según el reporte anual sobre el Estado de los Emprendimientos Latinos por la Universidad de Stanford, los negocios y empresas dirigidos por la comunidad crecen más rápido que el promedio en el resto del país. En total han generado un total de $470 mil millones de dólares en ganancias en 2016. 

De acuerdo a los datos indicados en el informe anual, cuatro de cada cinco empresarios latinos comenzaron un negocio por la idea de buscar una oportunidad, en lugar de por una necesidad. Un concepto erróneo popular sobre los emprendedores latinos es que inician negocios por "necesidad", supuestamente encontrando más desafiante competir en el mercado debido a la falta de habilidades, niveles más bajos de educación u otras características asociado negativamente con los resultados laborales (por ejemplo, dominio limitado del inglés). Sin embargo, el 85% de los nuevos emprendedores latinos son lo que la Fundación Kauffman caracteriza como "emprendedores de oportunidades". 

Además, los trabajadores latinos inmigrantes en Estados Unidos hacen una aportación importante a las economías de sus países de origen al enviar dinero de regreso a casa.

En México, por ejemplo, el monto de remesas enviadas por migrantes a sus familiares llegó a una cifra récord entre enero y agosto de este año, de $26.4 mil millones, 9.3% encima de la cifra para los primeros ocho meses de 2019, según datos del Banco de México. Para el mes de agosto, el total de remesas igualó a los ingresos totales presupuestarios del gobierno federal.

Historias relacionadas 28 de Agosto de 2020 5 barreras al voto que aún persisten en Estados Unidos y cómo puedes ayudar


3. LOS TEMAS QUE MÁS PREOCUPAN A LOS LATINOS


Según una encuesta realizada el pasado diciembre por el Pew Research Center, los temas que más preocupan a la comunidad latina en las elecciones de 2020 son el aumento del salario mínimo, una mayor participación por parte del gobierno en el sistema de salud para aumentar la cobertura, y una legislación más estricta con respecto a la compra y portación de armas. 

Según una encuesta de 2016 de la Secretaría de Trabajo (US Department of Labor) , alrededor de 77% de los trabajadores agrícolas en el país son latinos, los cuales ganan un sueldo anual promedio de entre $17,500-$20,000. Solo el 47% de los trabajadores agrícolas cuentan con seguro de salud, ya sea pagado por sus patrones, del gobierno o de un plan privado.

Sin embargo, y a pesar del número de votantes y su preocupación por mejorar sus condiciones de vida y la seguridad de sus familias, el número de personas latinas que ejerce su voto suele ser baja. 

En las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 2016, por ejemplo, más de la mitad de los latinos registrados como votantes no logró ejercer su voto. La participación de los votantes latinos en el 2016 fue de 47.6%  del total de los registrados, un leve declive en comparación con el 48% del total que ejerció su voto en las elecciones de 2012.

4. DERECHOS Y BARRERAS AL VOTO

La comunidad latina ha tenido que luchar históricamente por sus derechos en los Estados Unidos. Hasta 1946 estuvieron imposibilitados de acceder a una educación igualitaria, por ejemplo, y los latinos e hispanos eran segregados y separados de los estudiantes blancos en las escuelas. 

Ganaron el derecho a votar en Estados Unidos en 1965 con la Ley de Derecho al Voto, la cual garantizó el sufragio a todo estadounidense nacido o naturalizado en el país, pero no fue sino hasta 1975, con una enmienda a dicha ley, que empezó la traducción de los materiales electorales a otros idiomas para así expandir el acceso al voto a las minorías.

No obstante, las minorías como los latinos y las personas de descendencia afroamericana siguen enfrentando barreras al momento de ejercer su voto. 

Según una encuesta realizada en 2018 en conjunto entre la Public Religion Research Institute y la revista The Atlantic, el 9% de los participantes latinos e igual porcentaje de afroamericanos respondieron que, en las elecciones presidenciales de 2016, ellos o alguien en su familia no pudo votar por no contar con un documento de identificación adecuado. 

En comparación, sólo 3% de los  votantes blancos dijeron lo mismo.

La encuesta también revela que el 14% de los votantes latinos registrados en las elecciones de 2016 tuvieron dificultades para encontrar una casilla en el día de la votación, en comparación con el 5% de los votantes blancos, mientras el 11% de los votantes latinos reportaron que fueron informados, de manera errónea, que no se encontraban registrados al momento de intentar ejercer el sufragio.

Además, los latinos y afroamericanos solían tener el doble de probabilidades de no recibir permiso para tomar tiempo libre en sus lugares de trabajo para acudir a las urnas. La encuesta estima que el número de votantes hispanos o afroamericanos que sufrieron lo que se identifica como ‘alguna barrera al voto’ en 2016 fue el doble en comparación con el número de ciudadanos blancos que reportaron una experiencia similar.

Historias relacionadas 7 de Julio de 2020 Las comunidades de latinos y afrodescendientes sufren los peores efectos del COVID-19 en Estados Unidos, confirman datos federales


5- UNA DE LAS COMUNIDADES MÁS AFECTADAS POR LA PANDEMIA DE COVID-19

Estudios recientes muestran que los latinos e hispanohablantes han sido una de las comunidades más afectadas por la crisis de salud ocasionada por el coronavirus. La mortandad ha aumentado entre la comunidad en Estados Unidos, de acuerdo a los datos aportados por el Departamento de Demografía en la Universidad de Texas en San Antonio. Las causas: la necesidad de trabajar fuera de casa, la exposición a personas que no utilizan mascarilla, falta de acceso a la atención médica, y en algunos casos, familias enteras viviendo juntas (hasta 3 generaciones) que han debido atravesar el confinamiento en una misma vivienda.


“Los latinos ahora constituyen más de una de cada cinco personas que han muerto a causa de la COVID-19 en diez estados. Texas (50,1 %) es ahora el único estado donde la mayoría de las muertes por COVID-19 son latinos. Es probable que California (46,3 %) cruce pronto este umbral. Un tercio de las personas que han sucumbido a la enfermedad son latinos en Arizona y más de una cuarta parte son latinos en Florida (28,4 %), Nueva York (26,5 %) y Nebraska (26,1 %)”, dijo el doctor Rogelio Sáenz, profesor y autor de este estudio de datos.