Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

AdvocacyFinanzas e Innovación

Por qué KitKat no puede decir 'Black Lives Matter' mientras abandona el comercio justo

Por qué es importante para los Global Citizens
El Objetivo Global 8 de la ONU para el trabajo decente tiene como meta el crecimiento económico donde todos obtienen los beneficios del espíritu empresarial y la innovación. Ese también ha sido siempre el objetivo de Fairtrade, garantizar que los productores de los países más pobres obtengan un trato justo de los poderosos conglomerados internacionales. Pero a medida que KitKat descarta su asociación con Fairtrade, esa misión está amenazada. Actúa aquí para luchar contra la pobreza extrema y defender el empoderamiento económico para todos.


La nueva decisión de KitKat de haber abandonado el sistema de Fairtrade (comercio justo) está perjudicando las vidas de miles de agricultores. 

Global Citizen informó en junio que KitKat decidió poner fin a su asociación con la Fundación Fairtrade, una organización sin fines de lucro que protege los medios de vida de los productores en los países en desarrollo. Escribimos sobre cómo este era otro ejemplo más de una toma de decisiones que dañaría las vidas de miles de africanos, una continuación del legado colonial de Occidente.

El productor de cacao típico de África Occidental vive por debajo del umbral de la pobreza extrema, ganando un promedio de 74 peniques por día, según Fairtrade, solo unos centavos más que el precio de un KitKat. Pero la decisión de deshacerse del sistema Fairtrade significa que cada año se perderán casi 2 millones de libras esterlinas en primas para los productores de cacao y azúcar.

Y es casi seguro que su impacto será mucho más amplio: las primas de Fairtrade no solo ayudan a los trabajadores, sino que también invierten en las comunidades. Anteriormente, el estipendio ha financiado proyectos como escuelas, cocinas públicas y programas de empoderamiento de la mujer. Fundamentalmente, es la comunidad local la que decide dónde se invierte el dinero, poniendo el poder en sus manos para determinar qué es lo mejor para sus propias necesidades.

En su esencia absoluta, eso es a lo que se reduce todo esto: poder. El tipo de poder que siempre ha sido difícil de encontrar para las comunidades negras marginadas. El tipo de poder que es fácil de recuperar para las corporaciones internacionales cuando les da la gana.

Irónicamente, la idea detrás de la marca KitKat provino de un empleado que, mientras el mundo se imaginaba cómo sería todo después de la Segunda Guerra Mundial, argumentó que debería ser "una barra de chocolate que un hombre podría llevar al trabajo".

Pero ahora es una barra de chocolate que no funciona para los agricultores de las comunidades negras. Tanto es así que en los últimos meses, los agricultores han expresado grandes preocupaciones sobre este cambio, y más de 300.000 personas han firmado peticiones pidiendo a KitKat que mantenga su comercio justo de cacao y azúcar.

Historias relacionadas 16 de Octubre de 2020 Esto aprendí como productor de café de comercio justo en Perú, en la lucha contra el cambio climático


La realidad es que algunas de las comunidades negras más pobres serán las que más perderán. “Detener la relación con Fairtrade es silenciar nuestras voces”, dijo Atse Ossey Francis, presidente de la Red de Comercio Justo de Costa de Marfil, en un poderoso mensaje a Nestlé. La empresa multinacional prometió "pensar, hablar y actuar" sobre la desigualdad racial en julio. ¿Entonces qué pasó?

"Esto representa un gran paso atrás: devolver el poder a los ejecutivos en las salas de juntas de Nestlé y alejarlos de algunas de las personas más pobres del mundo, a pesar de que Nestlé prometió 'ser real en la raza' en respuesta al movimiento Black Lives Matter", dijo Zoe Kelland, directora de campañas digitales de Global Citizen.


"Es fundamental que enviemos un mensaje poderoso a Nestlé y a otras grandes empresas que estamos observando", agregó Kelland. "Queremos verlos dando un trato justo a los agricultores más pobres del mundo".

Nestlé, hasta ahora, no ha escuchado. A partir de octubre, las barras de chocolate en las tiendas dejarán de llevar la marca Fairtrade. Pero la pelea no ha terminado.

Es por eso que nos unimos a otras organizaciones como CAFOD, la Unión Nacional de Estudiantes (NUS) y Tearfund para instar a Nestlé a reconsiderar, haciendo un llamado a los Global Citizens como tú para que envíen un mensaje contundente a KitKat y otras grandes marcas para obtener una trato justo para los agricultores más pobres del mundo. 

Puedes enviarle un tweet a KitKat y al director ejecutivo de Nestlé en el Reino Unido e Irlanda, Stefano Agostini aquí, y enviarle un correo electrónico a Agostini directamente, junto con Mark Schneider, su jefe, aquí.

El mundo está mirando: si Nestlé y KitKat realmente creen que “Black Lives Matter”, no abandonarán su compromiso con el sistema Fairtrade.