Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Kevin Krejci/ Flickr
Medio Ambiente

Este adolescente irlandés ganó el Premio Google Science Fair por eliminar microplásticos del agua

Por qué es importante para los Global Citizens
Más de 50 mil millones de microplásticos se encuentran en los océanos del mundo. Los desechos microplásticos que flotan en la superficie del océano, incluidas las fibras, los gránulos y las partículas, pueden obstruir los sistemas digestivos de los animales marinos si se ingieren ya que son fatales. Pero personas como Fionn Ferreira están haciendo su parte para evitar que los microplásticos contaminen nuestras aguas. Puedes unirte a nuestro movimiento tomando medidas sobre este tema aquí.


Fionn Ferreira, un joven de 18 años de West Cork, Irlanda, ya cuenta con una larga lista de logros: 12 premios de la feria de ciencias, 384 conferencias de planetario y un planeta menor que lleva su nombre.

A principios de esta semana, agregó otro éxito: ganar el concurso Google Science Fair 2019 por su investigación sobre la eliminación de microplásticos del agua.

Ferreira utilizó una combinación de aceite y polvo de magnetita para crear un ferrofluido, un líquido que se magnetiza en presencia de un campo magnético. Cuando se introduce en el agua, los microplásticos se unen rápidamente al ferrofluido y luego se pueden eliminar con imanes fuertes, dejando solo agua.

Como ganador del gran premio de Google Science Fair, Ferreira recibió $50,000.

"Estamos muy impresionados con todos los finalistas de la Feria de Ciencias de Google de este año", dijo Vint Cerf, evangelista jefe de Internet de Google y juez de la competencia de este año. "Fionn y los otros finalistas mundiales seguramente serán estrellas en ascenso en el mundo STEM, ¡no podemos esperar a ver qué ocurrirá después!".


Google Science Fair, lanzado por primera vez en 2011, permite a los estudiantes de entre 13 y 18 años compartir sus experimentos y descubrimientos científicos frente a un panel de jueces. La competencia también está patrocinada por Lego, Virgin Galactic, National Geographic y Scientific American.

Ferreira realizó alrededor de 1,000 pruebas, y su método demostró ser aproximadamente 87% efectivo en la eliminación de microplásticos del agua.

Los materiales plásticos que tienen un diámetro de menos de 5 milímetros se consideran microplásticos. Se encuentran comúnmente en jabones, exfoliantes faciales y champús. También pueden desprenderse de la ropa que contiene materiales como el poliéster cuando se lava. Los microplásticos son demasiado pequeños para filtrarse durante el tratamiento de aguas residuales, y a menudo terminan en los océanos, donde son casi imposibles de eliminar.


"Vivo cerca del mar y cada vez soy más consciente de la contaminación plástica en los océanos", dijo Ferreira en su propuesta científica. “Me alarmó descubrir cuántos microplásticos ingresan a nuestro sistema de aguas residuales y, en consecuencia, a los océanos. Esto me inspiró a intentar encontrar una forma de tratar de eliminar los microplásticos de las aguas antes de que incluso llegaran al mar".

Una vez que los microplásticos ingresan a los mares y otros cuerpos de agua, los peces pequeños, incapaces de distinguir entre pequeños materiales plásticos y alimentos, ingieren las partículas. Los pequeños animales marinos son luego comidos por peces más grandes que a su vez son consumidos más tarde por los humanos.

Aunque el experimento de Ferreira es prometedor, su solución solo abordaría los síntomas del problema plástico del mundo y no su raíz.

"No hay duda de que la forma más efectiva de reducir la contaminación microplástica en los océanos es usar menos plásticos y garantizar que los que sí son utilizados puedan reciclarse y separarse para evitar que ingresen a nuestras aguas residuales, pero la realidad es que cada vez más utilizamos productos que contienen plásticos y potencialmente se degradan en microplásticos antes de ingresar a nuestras aguas residuale ”, dijo Ferreira.

El joven realizó las pruebas en los 10 plásticos más utilizados, incluidos el nylon, el poliéster y otros tejidos lavables a máquina. Descubrió que los plásticos que se eliminan más fácilmente con su método de ferrofluido eran los de los tejidos, y los más difíciles de eliminar eran los plásticos de polipropileno, como los que se usan en los envases de productos de consumo.

Aún así, Ferreira espera escalar esta tecnología para poder implementarla en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales para ayudar a evitar que la contaminación por microplásticos llegue a aguas abiertas.

"Una vez que los plásticos ingresan a nuestros océanos, son prácticamente imposibles de extraer", dijo.